El acceso al tratamiento del VIH aumentó significativamente en 2006 pero persisten obstáculos importantes al acceso universal a los servicios de VIH

Imprimir Correo electrónico
Ginebra, Suecia - 17 de abril de 2007
Más de dos millones de personas en países de ingresos bajos y medianos reciben tratamiento para el VIH, pero es necesario aumentar en gran medida los esfuerzos para incrementar el acceso al tratamiento y la prevención del VIH

El acceso al tratamiento antirretroviral para el VIH en países de ingresos bajos y medianos continuó aumentando a lo largo de 2006: más de dos millones de personas viviendo con VIH/sida recibían tratamiento en diciembre de 2006, lo cual representa un aumento de 54% respecto de los 1,3 millones de personas que lo estaban recibiendo el año anterior en esos países. Estos resultados alentadores se publicaron hoy en un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) y el UNICEF, titulado “Hacia el acceso universal: expansión de las intervenciones prioritarias contra el VIH/SIDA en el sector de la salud” Informe sobre los progresos realizados, abril de 2007.

Al mismo tiempo, en el informe se detallan varias áreas clave en las cuales los esfuerzos orientados a ampliar los servicios son insuficientes para alcanzar la meta mundial de encaminarse hacia el “acceso universal en los programas integrales de prevención, tratamiento, atención y apoyo” del VIH en 2010. Por ejemplo, sólo 11% de las embarazadas VIH-positivas que necesitan antirretrovirales para prevenir la transmisión madre al niño del VIH en países de ingreso bajo y mediano están recibiéndolos. La cobertura mundial de servicios de asesoría y prueba del VIH sigue siendo demasiado baja, igual que la cobertura de las intervenciones de prevención y tratamiento para usuarios de drogas inyectables. Aunque los países se comprometieron a establecer metas para el acceso universal para fines de 2006, sólo 90 de ellos proporcionaron datos al respecto para esa fecha.

“Los esfuerzos combinados de los donantes, las naciones afectadas, las agencias de las Naciones Unidas y las autoridades de salud pública están posibilitando un progreso considerable y continuo en el acceso a los servicios del VIH”, dijo la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS. “No obstante, en muchos aspectos estamos todavía al comienzo de este compromiso. Necesitamos programas nacionales de gran alcance, una movilización mundial mucho mayor y una mayor responsabilidad para tener éxito.”

El acceso al tratamiento del VIH

El informe revela que en los países de todas las regiones del mundo están lográndose avances considerables en el aumento del acceso al tratamiento del VIH. Más de 1,3 millones de personas en África meridional estaban recibiendo tratamiento en diciembre de 2006, cifra que representa una cobertura de aproximadamente 28% de las personas que necesitan tratamiento, en comparación con sólo 2% en 2003. La cobertura en otras regiones varió de 6% en el norte de África y el Medio Oriente a 15% en Europa oriental y Asia central, y 72% en América Latina y el Caribe. En términos generales, aunque subsisten tendencias alentadoras, sólo 28% de los 7,1 millones de personas que se calcula que necesitan tratamiento en todos los países de ingresos bajos y medianos estaban recibiéndolo en diciembre de 2006.

Con los fondos proporcionados por el Plan de Emergencia para el Alivio del sida, del Presidente de Estados Unidos, y el Fondo Mundial de Lucha contra el sida, la Tuberculosis y la Malaria se estaba costeando el tratamiento de 1.265.000 personas para fines de 2006. Los precios de la mayoría de los antirretrovirales de primera línea bajaron entre 37 y 53% en los países de ingreso bajo y mediano de 2003 a 2006, y entre 10 y 20% de 2005 a 2006.

“El gran progreso descrito en este informe sobre el aumento del acceso al tratamiento es un paso adelante positivo para que muchos países puedan lograr sus metas de gran alcance en lo que se refiere al acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención del VIH y el apoyo a las personas”, dijo el Dr. Peter Piot, Director Ejecutivo de ONUSIDA. “Sin embargo, hay datos nuevos en el informe que muestran también que todavía queda un largo camino por recorrer, en particular en la administración generalizada del tratamiento para prevenir la transmisión de la madre al niño del VIH, que sigue siendo uno de los métodos de prevención de eficacia comprobada más sencillos y económicos que se dispone”, agregó.

El número de niños que reciben tratamiento aumentó 50% en el último año, pero se partió de una base muy reducida. En diciembre de 2006, sólo unos 115.500 niños (15%) de los 780.000 que se calcula que necesitaban tratamiento del VIH tuvieron acceso al tratamiento. Según el Dr. Kevin De Cock, Director de VIH/sida en la OMS, “las prioridades urgentes están mejorando el acceso al tratamiento del VIH para los niños, especialmente en África meridional, así como para los usuarios de drogas inyectables en todas partes”. “El acceso a servicios de asesoría y prueba del VIH, un punto de acceso fundamental para los servicios tanto de prevención como de tratamiento, también debe ampliarse considerablemente a fin de acercarnos a la consecución de las metas de acceso universal para 2010”, agregó.

“Los niños y niñas siguen siendo el rostro oculto de la pandemia del SIDA”, dijo la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, “debido a que muchos niños y niñas siguen sin recibir tratamientos que salvan vidas y carecen de acceso a servicios esenciales”. En 2005, UNICEF, ONUSIDA y otros asociados iniciaron la campaña Únete por la Niñez, Únete con la juventud, Únete para vencer al SIDA, que se centra en cuatro esferas clave: la prevención de la transmisión de la madre al niño; el tratamiento pediátrico del SIDA; los programas educativos para fomentar la prevención; y el apoyo a huérfanos y a los niños y niñas en situación de vulenrabilidad.

Retos y recomendaciones

Entre las recomendaciones del informe para mejorar la respuesta mundial contra el sida se encuentran las siguientes:



ONUSIDA - en inglés HTM
UNICEF HTM