La FAO responde ante la emergencia H1N1Los gobiernos y la comunidad internacional deben aumentar la vigilancia sobre el ganado porcino
Roma, Italia - 30 de abril de 2009
El Centro de Gestión de Crisis – Sanidad Animal de la FAO/OIE (CMC-AH, por sus siglas en inglés) está movilizando a un equipo de expertos para ayudar al Gobierno en sus esfuerzos para proteger al sector porcino del nuevo virus H1N1, confirmar que no existe una relación directa con los cerdos, incrementar la vigilancia sobre la enfermedad y estar preparados para responder si el nuevo virus se introduce en la cabaña porcina.

La Organización de la ONU ha solicitado igualmente a su personal técnico en todo el mundo que esté en máxima alerta y que informe de forma inmediata de cualquiera caso similar a la gripe en la cabaña porcina. Deben enviar muestras a los laboratorios de referencia de la FAO/OIE.

En el momento actual parece que la transmisión se produce únicamente entre humanos, y no existe hasta ahora evidencia de que la nueva cepa del virus A haya llegado a los seres humanos desde los cerdos. Está previsto realizar más análisis para un mejor conocimiento de la situación.

"No hay evidencia de una amenaza para la cadena alimentaria, en el estado actual se trata de una emergencia a nivel humano y no de los animales, pero tenemos que estar alerta y preparados", afirmó el Veterinario Jefe de la FAO, Joseph Domenech.

"La primera medida -añadió- que la FAO y los demás deben tomar es asegurarse si la nueva cepa circula entre los cerdos, establecer si existe una conexión directa entre la enfermedad en la población humana y los animales, y explicar cómo el nuevo virus ha podido obtener material genético de cepas de gripe humana, aviar y porcina".

La FAO trabaja en estrecha colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la OIE y otros actores a nivel nacional e internacional en todas las fases de sus operaciones para asegurar la máxima eficacia ante una situación que se ha hecho preocupante.

La FAO urge a los gobiernos y la comunidad internacional a que aumentan la vigilancia sobre la cabaña porcina.