Japón participa activamente en la lucha contra el Mal de Chagas

Washington, D.C., Estados Unidos - 05 de abril de 2003

Washington, 3 de marzo de 2003 (OPS) û En la batalla por terminar con el mal de Chagas en las Américas, Japón tiene una participación crucial, a través de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA). Esta entidad, junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS)

Los gobiernos de Honduras, El Salvador y Guatemala, en la meta de interrumpir la transmisión del vector que causa la enfermedad para 2010 y cumplir con distintas etapas de este objetivo en los próximos tres años.

Para actualizar la información sobre los programas que se llevan adelante en Centroamérica y discutir los pasos a seguir, la Dra. Mirta Roses Periago, directora de la OPS, se reunió con el Dr. Yoichi Yamagata, de la JICA. Ambos acordaron una estrategia conjunta para buscar el apoyo de organismos internacionales, agencias, redes católicas y grupos comunitarios que están trabajando en la región.

La Dra. Roses destacó el avance de los trabajos en los países y el enorme aporte de la JICA. También enfatizó la necesidad de comprometer a los gobiernos y de tejer alianzas con otros organismos para trabajar en los países y en las fronteras. Y remarcó que, aunque el trabajo sea tripartito, es importante que cada país elabore sus metas de acción y sus compromisos. "Es fundamental tener un abordaje organizado e involucrar a todos los sectores. También lograr que un grupo de operadores de campo trabajen exclusivamente en el Chagas por los próximos cinco años para alcanzar la meta de erradicación deseada".

"Japón está trabajando en Centroamérica desde comienzos de la década del "70, cuando se inició una cooperación técnica entre mi país y Guatemala y se diseñaron programas para erradicar al vector que causa la oncocercosis (ceguera de los ríos). Hacia 1997 creímos que los lazos ya existentes se podían utilizar para trabajar en Chagas", contó Yagamata. En su exposición, explicó las líneas de acción: enfocar aún más en el trabajo directo con la comunidad para reforzar la vigilancia, rociamiento de las viviendas con insecticidas, actividades de seguimiento, investigación y control, y la participación de voluntarios japoneses, entre otros proyectos. Por un período de cinco años, que comienza en 2003, la JICA ofrecerá un apoyo financiero para esta meta de 2,7 millones de dólares.

En este momento, el personal de JICA está trabajando en El Salvador, en los departamentos de Ahuachapán, Sonsonete y Santa Ana; en 9 áreas de salud de Guatemala y en la Región de Salud 5, especialmente en el municipio de Intibucá, en Honduras. Sin embargo, en los tres países es necesario movilizar recursos para cubrir el costo de las operaciones de control en las áreas que no cubre JICA y para lograr alcance nacional en la eliminación doméstica del vector, la reducción del riesgo de transmisión a través de transfusiones de donantes infectados, investigación y capacitación.

La enfermedad de Chagas es considerada un problema central de salud pública en toda Latinoamérica, en donde se estima que hay de 16 a 18 millones de personas afectadas y otras 100 millones en alto riesgo. Al no haber todavía una vacuna disponible, los métodos de control y erradicación del vector siguen siendo el camino para desterrar la enfermedad. Hoy, en Centroamérica, la erradicación es considerada una prioridad, considerando los altos costos sociales y económicos de la enfermedad. Además, los exitosos programas de erradicación en Sudamérica demostraron que era factible la interrupción de la transmisión del T. Cruzi, el agente vector de la enfermedad.

La OPS fue establecida oficialmente en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Trabaja con los países de las Américas para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes. Funciona como la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud.

Para mayor información, bûroll y fotografías por favor comunicarse con Paula Andaló, tel (202) 974û3699, fax (202) 974û3143, Oficina de Información Pública, eûmail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .