Buscan reforzar alianzas para prevenir la creciente violencia social

Washington, D.C., Estados Unidos - 19 de marzo de 2003

Washington, 13 de marzo de 2003 (OPS). En las Américas, cada año más de 300.000 personas mueren por violencia, suicidios o daños por accidentes. La violencia interpersonal es la tercera causa de muerte entre los 15 y los 44 años. Algunos estudios indican que el 33% de las mujeres de entre 16 y 49 años, en algún momento de su vida, han sido víctimas de abuso sexual. Durante la última década aumentó la violencia urbana armada y el número de pandillas juveniles. Según el informe La Salud en las Américas, publicado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la violencia social creciente es un enemigo de la salud y el desarrollo.

Para luchar contra este escenario, se creó en junio de 2000 la Coalición Interamericana para la Prevención de la Violencia, integrada por la OPS, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la UNESCO, la Organización de Estados Americanos (OEA), los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y el Banco Mundial. Luego se unió la USAID.

Recientemente, miembros de la coalición se reunieron en la sede de la OPS para reforzar este compromiso y dialogar con la Dra. Mirta Roses Periago, directora de la Organización, con el fin de analizar nuevos caminos y buscar mecanismos de financiación de proyectos y programas. También se presentaron los resultados de un taller realizado en El Salvador sobre sistemas de información sobre lesionados que acuden a las salas de emergencia de los hospitales de ese país, Nicaragua, Honduras y Colombia. Esta experiencia demostró la importancia de la recolección de datos: saber qué porcentaje de casos que llegan a las emergencias son producto de la violencia ayudará a diseñar estrategias preventivas más eficaces.

Otro de los focos de la reunión fue la Conferencia Internacional sobre Violencia y Prevención del Crimen que tendrá lugar en Bogotá, el 22 y 23 de mayo próximo. Allí, se mostrarán los avances de un programa sostenido por más de 8 años que aborda la prevención de la violencia en forma integral. Los expertos consideraron clave promover la participación de autoridades y tomadores de decisión en esta Conferencia.

"Debemos integrar esfuerzos de los sectores público y privado, y de la sociedad en su conjunto, para lograr éxito en estrategias de prevención de la violencia", sintetiza el Dr. Alberto ConchaûEastman, asesor regional en Prevención de Violencia y Lesiones de la OPS. La OPS y la coalición promueven un nuevo paradigma para la reducción de la violencia basado especialmente en la prevención, que incluye capacitación y desarrollo de vigilancia epidemiológica, para contar con información más profunda sobre los caminos que recorre la violencia social.

"Cuando se involucran todos los sectores hay buenos resultados, como ocurrió en Bogotá con la ley zanahoria, con la que se logró bajar el porcentaje de criminalidad en más de un 60%", cuenta Concha-Eastman.

Por esta ley, que se llama así porque en Colombia un "zanahorio" es alguien que no es muy divertido, las discotecas comenzaron a cerrar más temprano y se prohibió vender alcohol después de determinada hora de la noche. "Se controlaron aquellas cosas que suelen ser factor de riesgo de la violencia y se realizó una acción preventiva", agrega. Lo interesante es que, para diseñar esta ley, primero se elaboró un mapa de la violencia, que detectó aquellos lugares en donde había más episodios violentos y con el que se comprobó que coincidían con los centros de vida nocturna.

La coalición entiende a la violencia como un problema integral que conjuga factores sociales, económicos y políticos. Por eso, enfatizan la importancia de elaborar acciones conjuntas. Porque, aseguran, la violencia es prevenible si todos los sectores se unen para luchar contra ella.

La OPS fue establecida oficialmente en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Trabaja con los países de las Américas para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes. Funciona como la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud.

Para mayor información y fotografías por favor comunicarse con Paula Andaló, tel (202) 974-3699, fax (202) 974-3143, Oficina de Información Pública, email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .




Última actualización el Jueves 03 de Febrero de 2011 06:32