Oficiales de Salud de 16 países piden programas sostenibles para vacunas nuevas y viejas

México D.F., Mexico - 09 de julio de 2004
Oficiales de salud de 16 países pidieron hoy apoyo presupuestario "a fin de garantizar la sostenibilidad de programas de vacunación existentes y la introducción de vacunas nuevas", al concluir un simposio internacional sobre rotavirus, la enfermedad diarreica que mata a 608.000 niños en el mundo cada año.

"Nuestros países han realizado esfuerzos importantes, incrementando el presupuesto de los programas de inmunización", dijo la Dra. Rosario Quiroga, viceministra de Salud de Bolivia. "El tema es la responsabilidad del estado hacia la población. Tenemos retos para reducir la mortalidad infantil. Sí se puede, y también se debe", agregó.

En su declaración, al cierre del simposio, representantes de ministerios de Salud de los 16 países dijeron que "las vacunas contra el rotavirus podrán reducir en un 60% la mortalidad por rotavirus, a través de su inclusión en los programas nacionales de inmunización de nuestra región". Los países son: Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Paraguay, Saint Vincent, Surinam, Trinidad y Tobago, y Venezuela.

Los oficiales acordaron "instar a la OPS y a su Fondo Rotatorio para la Adquisición de Vacunas a que trabajen junto a organizaciones bilaterales y multilaterales, la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización, y con los fabricantes de vacunas, con el propósito de facilitar la introducción de la vacuna contra el rotavirus, tan pronto como esté disponible, con precios asequibles para todos los países de la región".

También acordaron "continuar respaldando a las inmunizaciones como un bien público de la región como primera prioridad política, demostrar los logros en la salud pública como resultado de la vacunación universal, y buscar mecanismos dentro de los procesos presupuestarios nacionales para la negociación con los funcionarios de más alto nivel a fin de garantizar la sostenibilidad de programas de vacunación existentes y la introducción de vacunas nuevas".

Los oficiales destacaron que "el tratamiento del rotavirus implica un costo alto y tiene una repercusión económica importante en América Latina, donde produce aproximadamente 15.000 muertes y 75.000 hospitalizaciones por año".

También dijeron que "dos vacunas con buenas perspectivas están próximas a ingresar al mercado", y que "es necesario poner esta tecnología nueva al alcance de los lactantes a fin de evitar enfermedades prevenibles por vacunación".

El Dr. Jon Andrus, jefe del programa de inmunización de la OPS, dijo que "el compromiso, la experiencia y el liderazgo en vacunación de los países de las Américas es algo increíble. Con 19 países que tienen leyes de vacunación obligatoria, tenemos el liderazgo en el mundo".

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.




Última actualización el Jueves 03 de Febrero de 2011 06:39