Informe anual de la Dirección: un año de logros y nuevos desafíos en salud

Imprimir Correo electrónico
Washington, Estados Unidos - 27 de septiembre de 2004
En una sesión especial ante los ministros de Salud de las Américas, la Dra. Mirta Roses Periago, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) presentó hoy el informe anual de la Dirección, que resume el trabajo sanitario realizado en la región.

"Como sabemos, hay una sinergia entre la salud y el desarrollo. La salud es la llave que contribuye al desarrollo, pero también está influenciada por otros factores del desarrollo, como los determinantes sociales y ambientales", destacó Roses.

Entre los logros alcanzados, el informe cita las negociaciones colectivas de los países para abaratar los costos de los tratamientos contra el VIH/sida, la declaración de Centroamérica como zona libre de cólera y la campaña de vacunación continental que alcanzó a 40 millones de niños y adultos en 19 países.

Este año, por primera vez se incorporó a esta campaña a la frontera mexicano-estadounidense, logrando un impacto binacional en la cobertura de vacunación.

"El síndrome agudo respiratorio severo (SARS), primera epidemia del siglo XXI, demostró que el trabajo solidario, coordinado, transparente y conjunto de instituciones y países puede mitigar el daño que provocan las nuevas enfermedades en las poblaciones", dice Roses al comienzo del informe.

Roses explica que los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) -un compromiso mundial para mejorar la calidad de vida de las poblaciones- han asignado a la inversión en salud de las personas un lugar preponderante en el programa de desarrollo del siglo XXI.

Tres de estos objetivos se refieren explícitamente a temas de salud: reducción de la mortalidad infantil, mejora de la salud materna y control de la infección por VIH, malaria y otras enfermedades infecciosas. También forman parte de estas metas el acceso al agua potable y a los medicamentos esenciales.

Dice Roses en el informe que habrá que hacer un esfuerzo enorme para alcanzar las metas planteadas para 2015. El panorama general de esta tarea abarcaría:

"Detrás de cada punto de la agenda inconclusa en salud hay personas, hay familias, hay comunidades que tienen necesidades urgentes. Nuestros esfuerzos deben realizarse ya para abordar estos problemas", culminó Roses.

La OPS está trabajando con los gobiernos de toda la región, enfocando especialmente a las necesidades urgentes de cinco países prioritarios: Bolivia, Guyana, Nicaragua, Honduras y Haití.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.