Lee Jong-Wook (OMS) - "Serán catastróficos los efectos y costos de una pandemia de gripe"
Washington DC, Estados Unidos - 27 de septiembre de 2005
Director General de la Organización Mundial de la Salud en la OPS en Washington urge a los países del hemisferio americano a que avancen sin demora en rigurosos planes de preparación y comunicación pública.

No tomarse en serio la amenaza (de la pandemia de la gripe aviar) y no prepararse apropiadamente, tendrá consecuencias catastróficas". Con estas palabras, pronunciadas por el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Dr. Lee Jong-wook, el dirigente advirtió a todos los ministros de Salud de las Américas, reunidos en Washington, D.C. con motivo de la 46 Reunión anual del Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), de una amenaza de consecuencias sanitarias, sociales y económicas incalculables.

El Dr. Lee definió como "momento crítico" la posibilidad cierta de una pandemia mundial por gripe aviar, un evento de enormes consecuencias que "no puede encontrar a ningún gobierno, dirigente nacional o ministro de Salud desprevenido", afirmó la máxima autoridad de la Salud Pública mundial.

El líder de la OMS apoyó la iniciativa de colaboración internacional contra la pandemia de la gripe aviar lanzada hace dos semanas por el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, en el transcurso de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, y solicitó a todos los gobiernos del hemisferio americano, representados ante el 46 Consejo Directivo de la OPS por todos los ministros de Salud de las Américas, que se suscriban a esta iniciativa y le ofrezcan asistencia activamente.

"Este es un momento crítico para ustedes, los líderes de la Salud en sus países, para que interactúen decisivamente con sus homólogos de Agricultura, Finanzas, Educación e Industria, para compartir su conocimiento y planear estratégicamente. Su capacidad para hacerlo será vital", afirmó el Dr. Lee. "Todos los países deben tener un plan nacional de control pandémico. Y todos los países también deben tener una estrategia comunicacional, estando preparados para informar al público sobre la pandemia, sobre qué está pasando y qué hacer".

"Los humanos no tendrán la posibilidad de desarrollar una inmunización natural contra un nuevo virus de la gripe", afirmó el Dr. Lee en referencia al altamente patológico virus de la gripe H5N1 que ya activado muchas alarmas en el continente asiático y está pasando velozmente hacia Europa por la Federación Rusa y Kazakhstan.

"Es por ello que necesitamos excelentes sistemas de alerta temprana; mecanismos capaces de detectar casos relacionados entre sí en tiempo y lugar, de manera que se pueda identificar la transmisión de persona a persona en su etapa más temprana posible".

En el transcurso de la segunda jornada de la 46 Reunión anual del Consejo Directivo de la OPS en su sede, el Director General de la OMS saludó también los esfuerzos realizados en América Latina y el Caribe en materia de vacunaciones liderados por la OPS y sus estados miembros ya que, dijo, esta actividad enfocada en llegar a los más desfavorecidos "es un paso vital para asegurarse que la atención sanitaria va a aquellos que tienen más necesidades".

Hace dos semanas, durante la Cumbre del Milenio celebrada en Nueva York gracias a los auspicios de las Naciones Unidas, el Dr. Lee dijo que dadas las actuales tasas de progreso, los objetivos sanitarios de Desarrollo del Milenio en salud infantil, mortalidad materna, VIH/sida, tuberculosis y malaria no podrán cumplirse en las naciones más pobres. Por eso, dijo el Dr. Lee dos semanas después, ante los todos los delegados presentes en las deliberaciones anuales del Consejo Directivo de la OPS en Washington, D.C. "necesitamos objetivos tamizados y de corto-plazo para generar una acción intensa. Necesitamos pasos adelante seguros y visibles". En tal sentido, el dirigente de la OMS se refirió al logro cosechado en las Américas en materia de tratamiento con antirretrovirales a más de 600.000 personas afectadas por el VIH/sida.

"Gracias a que los tratamientos son cada vez más accesibles, más personas ahora están motivadas para dar un paso adelante y hacerse los exámenes", aseguró, citando al sector público de la Sanidad en Brasil como uno de los ejemplos de buen hacer en esta materia.

Aunque su discurso estuvo fuertemente centrado en las necesidades de preparación y la amenaza que implica la posible y catastrófica pandemia de la gripe aviar, el Dr. Lee destacó también otros aspectos fundamentales que hacen prioridad en las agendas y directrices que emanan de la OPS/OMS. Entre ellos, el máximo dirigente de la sanidad mundial reiteró la necesidad de abordar todos los desafíos en manera mancomunada, la obligación de aplicar los máximos estándares profesionales que de las organizaciones internacionales demandan y esperan sus estados miembros, con integridad y transparencia en todos los niveles.

"Debemos saber qué es lo que nuestros estados miembro esperan de nosotros para moldearnos consecuentemente", dijo.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes. El Consejo Directivo reunido en la sede regional hasta el 30 de septiembre es uno de los órganos de gobierno de la institución panamericana y integran todos los ministros de Salud de las Américas.