Iniciativa de El Banco Interamericano de Desarrollo, la Organización de Estados Americanos y UNICEF para Conceder Identidades Oficiales

Bogotá, Colombia - 08 de agosto de 2006
Alianza busca el Registro Civil Universal en América Latina y el Caribe

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización de Estados Americanos (OEA) anunciaron hoy una nueva alianza que trabajará para garantizar el registro civil de nacimiento gratuito, oportuno y universal en América Latina y el Caribe para el año 2015, con un avance del 50 por ciento hacia esa meta para el año 2010.

Acompañados por la Primera Dama de la Nación, Doña Lina Moreno de Uribe, los líderes de las tres organizaciones se reunieron en Bogotá para apoyar la iniciativa que busca garantizar la identidad oficial a millones de los niños y niñas cuyos nacimientos no se registran en la región y quienes por lo tanto permanecen invisibles en sus propios países.

"Esta alianza busca poner fin a la exclusión económica, política y social de ciudadanos indocumentados", comentó la directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman. "Cuando los niños no son registrados, no se cuentan ni se incluyen en las estadísticas. Sin estadísticas confiables no podemos tener programas confiables y servicios para la infancia que más los necesita."

La alianza fortalecerá los actuales esfuerzos del BID y de UNICEF para eliminar las barreras que impiden el registro civil en América Latina y el Caribe y se enfocará en las iniciativas regionales y subregionales para:

Mejorar la recopilación y divulgación de datos relacionados con el registro civil de nacimientos

Apoyar la modernización de sistemas de registro civil

Vincular el registro civil de nacimientos con otros servicios sociales, incluyendo la salud, la educación y la participación ciudadana, esencial para garantizar la gobernabilidad.

"La carencia de certificado de nacimiento, conduce básicamente a una vida de invisibilidad y exclusión para quienes trabajan y viven en la base de la pirámide social," afirmó Luís Alberto Moreno, Presidente del BID. "Son de importancia crítica los documentos básicos de identidad, tales como el certificado de nacimiento y los carnés nacionales de identidad, para poder participar en actividades económicas y productivas y para ejercer los derechos a la ciudadanía."

No obstante el hecho de que la región sobrepasa los promedios globales en registro civil de nacimientos, existen importantes disparidades entre países y dentro de ellos. Por ejemplo, mientras Cuba (99%) y Chile (95%) tienen un registro civil casi universal, Haití (70%) y la República Dominicana (75%) todavía distan mucho de alcanzar la meta. En la región se estima que anualmente más de uno de cada seis niños que nacen, queda sin registrarse. Además, las poblaciones pobres, rurales e indígenas son las menos propensas a ser registradas.

En Colombia, donde la tasa global de registro civil de nacimientos está por encima del 91 por ciento, las tendencias nacionales reflejan las de la región. Por ejemplo, en las ciudades la tasa de registro es del 95 por ciento, mientras en las zonas rurales es del 84 por ciento. Los niños y las niñas pertenecientes a minorías étnicas que residen en áreas afectadas por el conflicto armado, los desplazados internos y los refugiados están entre quienes no tienen el registro civil de su nacimiento.

Se estima que cerca de 2 de los 11 millones de nacimientos anuales en América Latina y El Caribe, permanecen sin registrarse.

El Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, observó que este problema llega al meollo de la participación en una sociedad democrática. "El derecho a una identidad es un requisito esencial para que los ciudadanos tengan voz y un voto en las decisiones que afectan sus vidas", comentó. "Una buena forma de gobierno sólo será posible cuando todos los ciudadanos puedan participar de los beneficios de la democracia."

Los ciudadanos que carecen de documento de identidad tienen dificultades en obtener empleo, acceder a créditos, abrir cuentas de ahorro y heredar finca raíz. Igualmente tendrán restricciones en su derecho a votar y a ser elegidos para cargos públicos. A los niños y niñas la falta de un registro civil puede sentenciarlos a una vida de exclusión e invisibilidad al crear una barrera entre ellos y el acceso a la salud, educación y a los servicios sociales y los pone en mayor riesgo de abuso y explotación.