Ministros de Salud suscriben compromiso para fortalecer lucha regional contra las enfermedades crónicas y sus factores de riesgo

Imprimir Correo electrónico
Washington DC, Estados Unidos - 28 de septiembre de 2006
Las enfermedades crónicas son la principal causa de muerte y discapacidad prematuras en la gran mayoría de los países de América Latina y el Caribe. Ministros aprueban también resolución conjunta en materia de nutrición saludable y de promoción de la actividad física en el continente.

"Si se tiene en cuenta su carga de morbilidad en esta Región, las enfermedades crónicas no han recibido la atención prioritaria que merecen en las políticas y los programas de salud pública", aseguraron hoy en la Organización Panamericana de la Salud (OPS) funcionarios y expertos de los programas de prevención y control de las enfermedades crónicas de la entidad hemisférica.

En un documento presentado ante los delegados ministeriales de las Américas que atienden esta semana las deliberaciones y debates del 47 Consejo Directivo de la OPS, se urge a los países a que fortalezcan su lucha en la prevención y control de estas enfermedades, incluyendo las relativas a regímenes alimentarios y de promoción de la actividad física porque "todos los países, independientemente del nivel de sus recursos, pueden lograr mejoras considerables".

Enfoque integrado

Los ministros y ministras de Salud de la Región aprobaron hoy dos resoluciones que suscriben y se adhieren a una nueva estrategia regional y plan de acción de la OPS para un enfoque integrado en respuesta al reto que las enfermedades crónicas y las carencias y deficiencias en la nutrición plantean a los sistemas de salud y a los pueblos de las Américas.

La estrategia de salud pública contra las enfermedades crónicas contempla y fija cuatro principales líneas de acción consistentes en dar prioridad a estas enfermedades en los programas políticos y de salud pública, considerar la vigilancia como un componente clave, aceptar la necesidad de reorientar los sistemas de salud para que estos respondan a las necesidades de las personas que sufren afecciones crónicas y dar relevancia de la función esencial de la promoción de la salud y de la prevención de las enfermedades.

Factores de riesgo

En el documento de trabajo que precede la propuesta de resolución presentada y aprobada por las delegaciones ministeriales se afirma que las causas principales que conducen a la aparición de estas enfermedades son sobradamente conocidas y si se eliminaran esos factores de riesgo, se prevendrían al menos un 80% de las cardiopatías, los accidentes cerebro-vasculares y la diabetes del tipo 2, y se evitarían más del 40% de los casos de cáncer.

"La meta de esta Estrategia Regional es prevenir y reducir la carga de las enfermedades crónicas y los factores de riesgo conexos en las Américas", señala el documento de la OPS. "Expone la necesidad de medidas urgentes y tiene por objeto orientar la cooperación técnica de la OPS en la esfera de las enfermedades crónicas y a los Estados Miembros en el desarrollo o el fortalecimiento de los planes y los programas nacionales de lucha contra las enfermedades crónicas". La OPS, además, afirmó que "la epidemia de las enfermedades crónicas amenaza el desarrollo económico y social y la vida y la salud de millones de personas".

Magnitud de la problemática

Las enfermedades crónicas son la principal causa de muerte y discapacidad prematuras en la gran mayoría de los países de América Latina y el Caribe, señala el documento de la OPS. "La carga de morbilidad crónica puede ser aún mayor de lo que indican las estadísticas habida cuenta de que el número de notificaciones de fallecimientos en la Región es considerablemente inferior al real".

Las enfermedades crónicas más frecuentes y con una mayor importancia desde el prisma de la salud pública en la Región de las Américas son las enfermedades cardio-vasculares (incluida la hipertensión), el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas, y la diabetes. A modo de ejemplo, se calcula que en el primer decenio del siglo 21 habrán fallecido aproximadamente 20 millones de personas víctimas de las enfermedades cardio-vasculares.

Datos de interés

Sobre la hipertensión

La hipertensión es uno de los factores de riesgo más importantes para las cardiopatías y afecta a entre el 8% y el 30% de los habitantes de la región. México, uno de los pocos países que han realizado más de una encuesta de factores de riesgo de enfermedades crónicas, determinó que la prevalencia de la hipertensión había aumentado del 26% en 1993 a un 30% en el 2000.

Sobre el cáncer

El cáncer es causante del 20% de la mortalidad por enfermedades crónicas y en 2002 había causado unas 459.000 defunciones, lo que representa un aumento del 33% en la Región desde 1990. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que para 2020, en América Latina y el Caribe se producirán 833.800 defunciones causadas por el cáncer.

Sobre la diabetes

Actualmente, 35 millones de personas en la Región sufren de diabetes. La OMS estima que para el año 2025, esta cifra aumentará a 64 millones. Se calcula que en el 2003 la diabetes estuvo vinculada con unas 300.000 defunciones en América Latina y el Caribe. Sin embargo, se ha subrayado que las estadísticas oficiales sólo la relacionan con unas 70.000 defunciones al año. Además, los costos sociales de la diabetes se calcularon en el 2000 en $65.000 millones.

Sobre nutrición

La Región se caracteriza por un escaso consumo de frutas, verduras, granos integrales, cereales y legumbres. A esto se suma un consumo relativamente alto de alimentos ricos en grasas saturadas, azúcares y sal, como la leche, las carnes, los cereales refinados y los alimentos procesados. Todo ello constituye un factor clave que genera un aumento en los índices del sobrepeso y la obesidad. Las encuestas de población de América Latina y el Caribe indican que en el 2002, entre un 50% y un 60% de los adultos -y entre el 7% y el 12% de los niños menores de 5 años de edad- exhibían sobrepeso o eran obesos.

Sobre actividad física

Del 30% al 60% de la población de la Región no logra practicar el mínimo de actividad física recomendado. Para los adolescentes, esta falta de actividad física es especialmente preocupante.

Sobre el tabaquismo

El consumo de tabaco es la principal causa de muertes prevenibles en la Región de las Américas y provoca anualmente más de un millón de defunciones. Aproximadamente la tercera parte de todas las defunciones por cardiopatías y cáncer en las Américas pueden ser atribuidas al consumo de tabaco. En la mayoría de países de la Región, más de 70% de los fumadores comienza a fumar antes de los 18 años de edad.

Mediante las resoluciones aprobadas por los Estados Miembros, la OPS se compromete a alentar a los países para la formulación de políticas públicas firmes y explícitas que favorezcan una mejora de la salud y fomenten una vida libre de las repercusiones generadas por los principales factores de riesgo de estas enfermedades, proporcionando para ello toda la capacidad técnica posible para la consecución de estas metas y objetivos.


Agenda y documentos de trabajo HTM