Skip to content

La Ley de Salud Mental en Argentina Cumple un Año

El Subsecretario de Protección de Derechos Humanos, Luis H. Alén; la Defensora General de la Nación, Stella Maris Martínez; la Secretaria de la Comisión Nacional Coordinadora de Políticas Públicas en Materia de Prevención y Control del Tráfico Ilícito de Estupefacientes, la Delincuencia Organizada Trasnacional y la Corrupción, Mónica Cuñarro; la representante de la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones, Graciela Natella; y el  Asesor Subregional en Salud Mental para Sudamérica de la Organización Panamericana de la Salud, Hugo Cohen; encabezaron hoy en la sede del Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, el acto de celebración por el primer aniversario de la sanción de la Ley de Salud Mental.

“Este es un día de celebración porque se cumple un año de una ley que sintetiza el espíritu que desde el gobierno venimos impulsando  desde 2003; este es un proyecto que vino a reparar los graves daños que venía sufriendo nuestra sociedad, a incluir a los que fueron marginados durante años y años, a reconocer y a restituir los derechos que habían sido vulnerados durante tanto tiempo”, expresó Luis Alén. Asimismo, destacó que esta ley fue posible gracias al “trabajo colectivo”. Y agregó: “Esta ley es además un ejemplo de cómo se puede trabajar en estos campos, en el campo de los derechos humanos…... Esta ley no se trabajó desde un despacho, no se trabajó en soledad, sino que se trabajó en el campo y colaborando con todos, con las organizaciones de la sociedad civil, con los familiares, con otros poderes, con los representantes de la Defensoría General de la Nación, con representantes del poder legislativo y del ejecutivo. Los tres poderes impulsando una Política de Estado que busca reparar e incluir, que busca reconocer los derechos de todos, que busca terminar con un sistema injusto, de exclusión, de marginación, que condenaba a los pacientes a verse privados de sus derechos fundamentales y a no ser considerados como personas y con la dignidad que ello conlleva”.

Finalmente, convocó a seguir trabajando desde la Mesa Federal de Salud Mental, Justicia y Derechos Humanos, para que la Ley tenga “plena vigencia en todo el territorio del país”.

Por su parte, Stella Maris Martínez destacó “el doble efecto” que tiene la norma. “Esta ley va a cambiarle la vida a muchas personas, pero básicamente no sólo va a poner en plena crisis un comportamiento antiguo e inhumano en el tratamiento de las personas con padecimiento de salud mental,  sino que también –esperemos- va a airear la obsoleta justicia de familia que lejos de  proteger, en una inmensa mayoría de los casos, se limitaba con guardar a la gente para no verlas”. Finalmente la ley nos da un instrumento para poder luchar “.

En representación de la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones, Graciela Natella leyó unas palabras de su Director, Yago Di Nella, quien expresó que la ley establece un “cambio de paradigma” y es una “herramienta transformadora”.

Cuñarro y Cohen mencionaron los compromisos internacionales en la materia asumidos por la Argentina y coincidieron en destacar que la Ley es un ejemplo a nivel regional y global.

Convocada por la Mesa Federal de Salud Mental, Justicia y Derechos Humanos, el acto tuvo como objetivo compartir los avances y las experiencias en relación a la aplicación de ley.  

Disertaron también otros representantes de diferentes organizaciones. El encuentro fue transmitido en vivo por radio La Colifata.

Esta nota fue publicada el 7 de diciembre  de 2011 (Comunicación y Prensa de la Secretaría de Derechos Humanos, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

 

Regional Office of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: (202) 974-3000 Fax: 974-3663