Skip to content

Artículo No.5 - Vol.28, No.3 - septiembre 2009

El impacto del nuevo virus Influenza A (H1N1) en la donación de sangre

Ciudad de México, México - 2009

   A partir de fines de marzo de 2009 se observó un incremento de las infecciones respiratorias agudas (IRAG) en México. Durante la semana del 17 al 23 de abril se reportaron 854 casos probables de influenza con neumonía grave y 59 defunciones. Los casos se registraron en 19 de los 32 estados del país, con mayor concentración en el Distrito Federal, el Estado de México y San Luís Potosí y, en términos de edad, en adultos jóvenes previamente sanos. Durante las etapas iniciales del brote solo un número muy reducido de pacientes con IRAG eran menores de 3 años o mayores de 59. Análisis de 18 muestras de pacientes remitidas al laboratorio de Winnipeg, Canadá, confirmaron la infección por influenza, resultando ocho de ellas positivas para el virus influenza A(H1N1), genéticamente semejante a los virus aislados en Estados Unidos.

 

   En la ciudad de México, la alerta epidemiológica sobre el nuevo virus Influenza A(H1N1) cobró más fuerza durante los meses de abril y mayo de 2009, siendo afectados, entre otros, los servicios de donación de sangre que dejaron de recibir un promedio de 13% de la donación. (Cuadro 1).

Cuadro 1. Captación mensual de donantes de sangre
México, Distrito Federal 2008 - 2009

Fuente: Informe de ingresos y egresos de sangre y sus componentes. Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS).

   Los principales Bancos de Sangre del sector registraron bajas del 6% en la donación, comparada con meses anteriores, mientras otros tuvieron incrementos del 25% en la donación altruista. Los reportes mensuales de los Bancos de Sangre de este periodo, indican que se contaba con existencia suficiente para cubrir las necesidades de los hospitales. No obstante, hubo una notoria disminución en la transfusión de componentes sanguíneos comparado con el año anterior, como lo muestra el cuadro 2.

Cuadro 2. Comparación de componentes transfundidos
Mayo 2008-Mayo 2009

Fuente: Informe de ingresos y egresos de sangre y sus componentes. CNTS.

   En los países desarrollados, prácticamente todo el suministro de sangre hoy en día se obtiene de donantes voluntarios (donantes de sangre que donan porque así lo desean, su motivación es ayudar a los pacientes sin obtener beneficios personales). Sin embargo, los países en desarrollo todavía dependen principalmente de donantes que acuden cuando un familiar o amigo les solicita su ayuda (donante de reposición) o los que donan su sangre a cambio de dinero u otra forma de retribución (donante remunerado) estas ultimas pueden ser peligrosas ya que las personas que donan sangre por obligación o por dinero podrían ocultar situaciones de riesgo que los descalifican como donantes. Entre las diferencias más notorias entre la donación de reposición y la donación voluntaria encontramos las siguientes:

   Donación de reposición:

• Responde a una necesidad personal

• Puede ocultar conductas de riesgo

• Puede donar porque necesita exámenes de sangre

• Remuneración "encubierta: el familiar presionado puede ofrecer pago a un donante

• No identifica al donante como un individuo sano

  

   Donación voluntaria:

• Responde a una necesidad de la comunidad

• Donante no tiene razón para querer ocultar información

• Donante altruista sabe que su sangre es sana

• Acto voluntario, libre y gratuito

• Promueve el concepto de vida saludable

   En América sólo Aruba, Canadá, Curazao, Cuba, los Estados Unidos, Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas y Surinam reportan 100% de donaciones de sangre voluntarias. La gran mayoría de los países de Latinoamérica reporta que las unidades de sangre obtenidas provienen de donantes de reposición y algunos países reconocen la existencia de hasta 24% de donantes remunerados.

   La donación en México es básicamente de donantes de reposición, por lo tanto se buscaron los mecanismos para evitar la concentración de personas y establecer cercos para la detección de portadores.

   A pesar de la contingencia, durante el mes de mayo, hubo un incremento en la donación voluntaria del 2,4% con respecto al mismo periodo en 2008. En algunos hospitales, las cirugías se reprogramaron y se buscó la optimización de los recursos disponibles.

   El Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea, envío un comunicado a los responsables de los bancos de sangre, servicios de transfusión y puestos de sangrado sobre las recomendaciones, relativas a la disposición de sangre y la epidemia de influenza por el virus A(H1N1).

   Estas recomendaciones fueron:

1. Con relación al abasto de sangre, es recomendable que el Banco de Sangre realice un llamado a sus donantes voluntarios u otras organizaciones, a fin de citarlos a donar en grupos pequeños y evitar aglomeraciones.

2. Tener especial atención en la selección del donante, a fin de identificar cualquier síntoma sugerente de infección respiratoria.

3. Excluir candidatos que hubiesen tenido contacto con una persona que hubiese desarrollado un cuadro respiratorio con síntomas y signos que sugieran infección con el virus Influenza A (H1N1).

4. Indicar al donante que deberá notificar inmediatamente al banco de sangre cualquier evento respiratorio acompañado de fiebre, que hubiese aparecido posterior a la donación y que pudiera representar un riesgo para la salud del receptor.

5. Evaluar de acuerdo a las recomendaciones clínicas, todas las solicitudes de transfusión, a fin de verificar que está justificado el uso de la sangre y sus componentes.

   Las personas con la gripe pueden infectar a otras hasta 24 horas antes de saber que están enfermas y pueden seguir propagando la influenza siete o más días después de haberse recuperado de la gripe. Las personas no deben donar sangre hasta por lo menos 14 días después de haberse recuperado de la gripe.

   La estrecha colaboración del sector salud que componen la Red de Sangre en México, logró que los impactos de la epidemia fueran mínimos, sin descartar que se sigan tomando las medidas para nuevos posibles brotes, que puedan incidir en el quehacer de los servicios de sangre del país.

Alguna experiencias del Banco Central de Sangre, Centro Médico Nacional Siglo XXI y del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS). Meses de abril y mayo de 2009.

1. El número de donantes de sangre disminuyó 17% durante el mes comprendido entre el 24 de abril y el 23 de mayo de 2009.

2. El número de donantes diferidos por sintomatología de infección respiratoria aguda (IRA) disminuyó en 48% -el promedio mensual de diferidos por IRA es 120, mientras que durante el período del 24 de abril al 23 de mayo de 2009, el número fue 60. Esto sugiere que los donantes con síntomas de IRA se autodifirieron.

3. Los donantes con síntomas de IRA fueron diferidos por dos semanas.

4. El Centro Médico Nacional Siglo XXI consta de cuatro hospitales de alta especialidad: Especialidades, Cardiología, Oncología y Pediatría. Los dos primeros suspendieron cirugías electivas por dos semanas, del 27 de abril al 8 de mayo de 2009. Los otros dos hospitales continuaron con el nivel normal de actividades.

5. La afluencia de pacientes disminuyó en forma brusca durante las semanas comprendidas entre el 27 de abril y el 8 de mayo, por temor de la población a exponerse al contagio del virus Influenza A(H1N1) en el ambiente hospitalario.

6. El Banco de Sangre cubrió el 100% de las solicitudes de hemocomponentes, las cuales se duplicaron durante las dos primeras semanas de la contingencia.

Fuente: Registros del Banco Central de Sangre del Centro Médico Nacional Siglo XXI, IMSS.

   Donar sangre salva vidas, no sólo en tiempos como estos, sino todos los días. El atender las campañas de donación debe mantenerse una prioridad para aquellos donantes que se mantienen bien y saludables, o para los donantes que están completamente recuperados de la gripe.

Para mayor información dirigirse a: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

Fuente: Tecnologías de Salud para la Calidad de la Atención (HT)/Tecnología, Atención de la Salud e Investigación (THR).OPS.

Referencias

1. AABB Interorganizational Task Force on Pandemic Influenza and the Blood Supply. Pandemic Influenza Planning. Efforts to Ensure a Safe, Available Blood Supply. Planning Document Version 1.0 - October 3, 2006. http://www.state.nj.us/health/flu/documents/plan/hlth_app_4_2.pdf

2. AABB Interorganizational Task Force on Pandemic Influenza and the Blood Supply. Blood Collection Facility and Transfusion Service Pandemic Influenza Planning Checklist. http://www.state.nj.us/health/flu/documents/plan/hlth_app_4_4.pdf

3. AABB Interorganizational Task Force on Pandemic Influenza and the Blood Supply* Pandemic Influenza Planning Efforts to Ensure a Safe, Available Blood Supply http://www.state.nj.us/health/flu/documents/plan/hlth_app_4_2.pdf

4. Disaster Operations Handbook. Coordinating the Nation’s Blood Supply during Disasters and Biological Events. http://www.aabb.org/Documents/Programs_and_Services/Disaster_Response/disastophndbkv2.pdf

5. Revista de Salud Pública y Nutrición (RESPYN). Volumen 8 No. 4. Octubre-Diciembre 2007. Promoción de la donación voluntaria de sangre en la frontera México-Estados Unidos. Ing. Ana María Licón.

6. Organización Panamericana de la Salud. Documentos Técnicos. Acceso a Productos de Calidad. Suministro de Sangre para transfusiones en los países del Caribe y Latinoamérica en 2005. Datos basales para el plan regional de acción para seguridad transfusional 2006-2010. Área de Tecnología y Prestación de Servicios de Salud, Medicamentos Esenciales, Vacunas y Tecnologías de Salud. Washington DC, 2007.

Regional Office of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: (202) 974-3000 Fax: 974-3663