Skip to content

De regreso a los fundamentos

Por Elsy M Dumit

A pesar de los recientes progresos tecnológicos y del creciente potencial económico, especialmente en el campo de la atención de salud, ha continuado el deterioro del estado de la salud en muchos países, en espacial en Haití. Tras el catastrófico terremoto del 12 de enero del 2010, la situación sanitaria en Haití ha empeorado. Las innovaciones en salud incluyen la introducción de nuevas técnicas, tecnologías e información a un país, pero el caso de Haití plantea en cierta forma una paradoja: se precisa un retorno a los fundamentos.

El retorno a los fundamentos en Haití implica recuperar todos los conocimientos perdidos a fin de combatir las actuales amenazas sanitarias y prevenir la aparición de otras nuevas y de su diseminación. La doctora Cristina Schneider, veterinaria, M.Sc, Sc.D, asesora sobre la interfase entre la sanidad humana y animal del equipo de Prevención y Control de las Enfermedades Transmisibles que forma parte del Área de la Vigilancia Sanitaria y Prevención y Control de Enfermedades de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), ha emprendido la tarea de recuperar todos los conocimientos e información perdidos como su propia manera de contribuir a la recuperación de ese país. Este proyecto de alguna manera contribuirá a reactivar la estructura de la atención de salud en Haití, lo cual constituye en sí mismo una innovación.

Actualmente, el proyecto de Haití abarca exclusivamente el tema de la rabia transmitida por los perros. Haití es un país en el que siempre ha estado presente la rabia en la población humana y la población canina, y ahora padece la carga adicional de la propagación de la rabia, al mismo tiempo que reconstruye su infraestructura y reanima el espíritu de su población. Con tantos desplazados y fallecidos (incluidos los animales domésticos), es difícil determinar cuáles son los animales callejeros. Por la misma razón, es todavía más complicado ejecutar de inmediato cualquier campaña colectiva de vacunación.

El proyecto de Haití implica recabar de nuevo los datos perdidos sobre la rabia en el país y analizar la nueva información generada desde el terremoto. Estos datos incluyen: las presentaciones del Día Mundial de la Rabia en años anteriores; las ponencias de médicos y expertos prominentes en rabia; las guías de la OPS y la OMS sobre la detección y el tratamiento de la rabia en perros y seres humanos; las normas técnicas; los informes sobre la situación epidemiológica; las reuniones y los planes del grupo de cooperación técnica entre países; los materiales didácticos; las publicaciones, los comunicados de prensa, etc.

La gran cantidad de información recuperada y nueva, sumada a la continua ayuda internacional y de las organizaciones, llevará a la adopción de prácticas tecnológicas innovadoras en Haití. Proyectos como el que la doctora Schneider dirige en la OPS constituyen un componente extremadamente importante en el progreso y crecimiento sostenidos en Haití.

La rabia es solo el comienzo. Muchos esperan que la labor emprendida por la doctora Schneider estimule el intercambio de conocimientos sobre las diferentes enfermedades endémicas transmisibles y crónicas en Haití.

En Haití, el camino de la recuperación será largo y difícil. Sin embargo, en el proceso de la reconstrucción el país, su población y quienes aportan las ayudas no deben olvidar que todo los esfuerzos valen la pena y son esenciales a fin de transformar Haití en una nación que prospera.

Regional Office of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: (202) 974-3000 Fax: 974-3663