La Iniciativa ProVac, un proyecto innovador de oferta de cooperación técnica en materia de introducción de vacunas nuevas Print E-mail

Por Apoorva Srivastava

Se calcula que cada año el rotavirus causa cerca de 440 000 muertes en todo el mundo por gastroenteritis en los niños menores de 5 años, y en la región de América Latina y el Caribe ocurren anualmente alrededor de 16 000 defunciones por diarrea causadas por este virus. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las enfermedades neumocócicas invasoras causan cerca de 20.200 muertes infantiles cada año en América Latina y el Caribe. Además de estas dos enfermedades, que son responsables de gran morbilidad y mortalidad en los niños de la región, se presentan muchas defunciones por cáncer cervicouterino inducido por el virus del papiloma humano. Se calcula que las tasas de mortalidad por cáncer cervicouterino, ajustadas por edad, son de 16,0 por 100 000 personas en el Caribe, 15,0 por 100 00 en Centroamérica y 12,9 por 100 000 en América del Sur.  

Con el propósito de combatir estos retos de salud pública, se ha puesto a disposición en los últimos años una serie de vacunas, nuevas o subutilizadas, como las vacunas contra el neumococo, el rotavirus y el virus de los papilomas humanos. Sin embargo, dado que los costos de estas vacunas son notablemente superiores a los de vacunas anteriores, es preciso esperar que finalice la asignación de recursos del presupuesto del sector de la salud antes de considerar las opciones que están en competencia. En consecuencia, además de los datos epidemiológicos, logísticos y económicos, los programas nacionales de vacunación precisan ahora un análisis económico que respalde el proceso de toma de decisiones sobre las nuevas vacunas. La Iniciativa ProVac, lanzada en septiembre del 2006, ofrece la cooperación técnica necesaria a los encargados de tomar las decisiones. Además, la iniciativa fortalece la capacidad nacional de tomar decisiones basadas en datos científicos en la deliberación sobre la introducción de nuevas vacunas.

La Iniciativa ProVac funciona de una manera innovadora, pues recurre a un equipo multidisciplinario de expertos en economía, salud y epidemiología. Estos expertos ayudan a la toma de decisiones basada en datos científicos durante el proceso de introducción de nuevas vacunas. Este aspecto de la iniciativa es único no solo porque se vale de datos probatorios recogidos desde una perspectiva bien definida, sino también porque no presiona a los países o las organizaciones a introducir vacunas nuevas. El equipo de expertos sencillamente deja que los países y las organizaciones interesadas tomen la decisión final, basados en los resultados de los análisis específicos realizados con los modelos e instrumentos de la iniciativa.

Además, como el equipo de ProVac está interesado en colaborar con otras organizaciones, busca activamente organismos con intereses similares (es decir, la promoción de nuevas vacunas y la disminución de la mortalidad y la morbilidad en la niñez). Desde su creación en el 2006, este enfoque ha ampliado el programa de la Iniciativa ProVac a muchos países. Como resultado de esta expansión, la iniciativa completó la construcción de un modelo integral rentable para las vacunas antirrotavírica y antineumocócica, y ha realizado talleres de prueba para la optimización del modelo en diferentes países. La finalización del centro de apoyo electrónico y de cursos de ciberaprendizaje sobre el rotavirus y las enfermedades neumocócicas contribuirá a ampliar el alcance de la Iniciativa ProVac y reforzará la ayuda a los gerentes de políticas de vacunación. Esta abundancia reciente de información de fácil acceso será más eficaz que las sesiones y los talleres presenciales.

Objetivos de la Iniciativa ProVac

Las características distintivas de la iniciativa ProVac se fortalecen con el cumplimiento de sus objetivos. ProVac se esfuerza por mejorar la capacidad de acción y fortalecer las infraestructuras que se encargan de la introducción de las vacunas. ProVac alcanza su meta mediante el estímulo a los países a establecer comités asesores funcionales, conformados por expertos nacionales en vacunación e introducción de vacunas.  ProVac también se ocupa de elaborar marcos de trabajo y modelos metodológicamente sólidos y regulados destinados a calcular la carga de morbilidad, los costos de los programas y su rentabilidad, además de crear los materiales didácticos y ofrecer las competencias técnicas especializadas necesarias. En la actualidad, este modelo ya existe para las enfermedades por neumococo y rotavirus y está en curso de ensayo en Argentina.

ProVac respalda el establecimiento de las estrategias subregionales encaminadas a mejorar la eficacia de la investigación y la producción de datos integrales para todos los países. Esto evita a los países la necesidad de probar todas las vacunas. El resultado es que los países pueden escoger los datos nacionales o subregionales que proporcionan el cálculo de la carga de morbilidad, los costos del programa y los análisis de rentabilidad usando métodos normalizados. Al hacerlo, los países pueden tomar sus propias decisiones mediante una consideración cuidadosa de criterios técnicos, programáticos, operativos y sociales que son los componentes que constituyen el marco de introducción de vacunas y toma de decisiones.
Un amplio programa de investigación procura además a los países planes integrales de análisis de costos de las nuevas vacunas, que incorporan el análisis del presupuesto y las repercusiones. Asimismo, los planes incluyen métodos de financiamiento con fondos continuos que apoyen la introducción de vacunas y la sostenibilidad a largo plazo. En consecuencia, después de la introducción de un programa de vacunas duradero y viable en sus programas nacionales de vacunación, los países pueden crear asociaciones sólidas a escala nacional, subregional e internacional, que presten apoyo constante a los países mucho tiempo después de la finalización del proyecto inicial. 

Respuesta innovadora a los retos futuros

Una intervención de salud pública requiere una evaluación integral y multidisciplinaria que respalde la decisión nacional. La iniciativa ProVac fortalece la capacidad técnica a escala nacional, con el uso de datos fidedignos más amplios sobre la rentabilidad y la sostenibilidad económica, antes de introducir las vacunas nuevas y más costosas en América Latina y el Caribe. Como parte de la iniciativa, ProVac está estableciendo una red de centros de excelencia, especializados en el análisis de los costos de la salud y la toma de decisiones con base en datos científicos a nivel nacional y subregional. Esta red estará compuesta por instituciones académicas y de investigación de la región, que respaldarán el fortalecimiento de la capacidad de llevar a cabo las evaluaciones económicas de la política de vacunación en los países.

Los datos fidedignos exhaustivos que se generarán en los centros fomentarán la toma fundamentada de decisiones durante el proceso de introducción de vacunas. Puesto que resultaría poco práctico proseguir las evaluaciones económicas de las cuatro vacunas en cada país de la región, ProVac dará prioridad al análisis económico en determinados países. Se aprovecharán las reuniones subregionales con el fin de apoyar este proceso y catalizar el intercambio de experiencias y datos probatorios que beneficien a los países vecinos.

Mediante una colaboración continua con expertos destacados en vacunación y economía de la salud, la Iniciativa ProVac sigue creando un conjunto de instrumentos de análisis económico de las vacunas contra el rotavirus, el neumococo, el virus de los papilomas humanos y la gripe. Además, ProVac sigue estudiando el costo adicional de los programas de las nuevas vacunas. Estos modelos serán rigurosos, evaluados por expertos externos y normalizados. Por ejemplo, el análisis de rentabilidad del modelo de TRIVAC que se está generando para las vacunas antineumocócica, antirrotavírica y contra el virus de los papilomas humanos, fue examinado por un grupo de expertos en diciembre del 2009. Se plantearon varias sugerencias de modificaciones en las perspectivas de las evaluaciones económicas inherentes al modelo, que ahora se están teniendo en cuenta.

Provocar un impacto determinante en la salud pública es un proceso calculado y gradual que exige la consideración y evaluación de muchos aspectos. Es preciso analizar las perspectivas y los conocimientos de diversos campos con el fin de realizar proyectos como ProVac. Con metas claras y concisas, las redes de personal de asistencia y de asociados en la región, la comunicación elocuente de sus estrategias y los modelos e instrumentos construidos con gran cuidado, no cabe duda que la Iniciativa ProVac alcanzará progresos importantes y tangibles al final de su plan de cinco años en el 2012. Los resultados y las evaluaciones de la iniciativa se publicarán en su informe en ese año. Entretanto, a fin de obtener información actualizada sobre el avance y las actividades del programa, se puede visitar el sitio http://www.paho.org/provac .

 

 

Referencias

[1] Pan American Health Organization. Estimating vaccine-preventable child mortality in the Americas. Immunization Newsletter. 2006;28:5-6.

[2] Ferlay J, Bray F, Pisani P, Parkin DM. IARC CancerBase no. 5, version 2.0. Lyon (France): IARC Press; 2004. Globocan 2002: cancer incidence, mortality, and prevalence worldwide.

[3] Andrus, J. K., Toscano, C. M., et al. A model for enhancing evidence-based capacity to make informed policy decisions on the introduction of new vaccines in the Americas: PAHO’s Pro-Vac Initiative. Public Health Reports. 2007 Nov-Dec; 122(6): 811-816.

[4] Ibid.