Artículo 9 - Número 14 - Febrero 2009

 DRA. JOSEFINA COEN (Dec. 5, 1930 – Jul. 9, 2008)

Madre de la Lactancia Materna Dominicana
           Maestra de la Pediatría Dominicana             

La Dra. Josefina Coen se invistió como doctora en Medicina, con los más altos honores el 28 de octubre de 1955 y al año siguiente luego de contraer nupcias con el naviero Oscar Coen, partió a especializarse a la ciudad de Nueva York, Estados Unidos.  

La Dra. Coen realizó su primer internamiento rotatorio en el Hospital Misericordia y luego se desempeñó como asistente residente en medicina en el Internal Beth Davis. Durante siete años laboró en el Albert Einstein Hospital, donde realizó su entrenamiento en el área de pediatría, con un alto desempeño, lo cual la promovió para ocupar la posición de profesora de pediatría clínica; asimismo ocupó en esta institución la dirección de la clínica de enfermedades renales y de endocrinología, fungiendo a la vez como consultante en el servicio de prematuros y recién nacidos. En el año de 1964 fue diplomada con el American Board of Pediatrics. 

Ya en la República Dominicana, la Dra. Coen de inmediato empezó su labor como pediatra en el hospital infantil Dr. Robert Reid Cabral, donde descubrió su llamado de servir a los niños pobres y madres necesitadas. Jamás hizo práctica privada de la medicina, porque no alcanzaba el tiempo para otros que no fuesen los pacientes del hospital pediátrico público. Siempre ofreció sus servicios de forma honorífica, donando su salario a una institución benéfica para comprar medicinas y recibió un peso (RD$1.00) de sueldo por más de cuarenta años ya que profesaba que “la sonrisa de agradecimiento de  una madre pobre, no tiene precio”.

En el hospital infantil ocupó los cargos de Encargada de la Clínica Renal y Diabetes, y fue jefa de Clínica Pediátrica, Jefa de Consulta de Metabolismo y Endocrinología y en 1966 inicia el programa de ayuda a Niños Nefríticos para adquirir medicinas a bajo costo (luego se conocerán como “Boticas Populares”).

Igualmente, la Dra. Coen regresó a su labor docente a su Alma Mater como Coordinadora de la Cátedra de Pediatría, y profesora de post-grado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), y también inició como profesora invitada de endocrinología pediátrica de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), conviviéndose en maestra de generaciones de médicos y enfermeras por más de 30 años.

Con la fuerza que da la sed de descubrir y ayudar, se dejó sentir con mucha notoriedad en el Campo de las Investigaciones Pediátricas, siendo autora de unos 45 trabajos de investigaciones relativos al área de Endocrinología y Nefrología. Igualmente, fue co-editora de la Revista Archivos Dominicanos de Pediatría y de la Revista del Instituto Nacional de la Diabetes.

Foto: Dra. Coen, tercera a la izquierda, al lado de su inseparable colega, Hugo Mendoza.  Dra. Tharsis Hernandez a la izquierda

 Dra. Coen, tercera a la izquierda

En los años setenta, de manera voluntaria, cooperó y participó en la fundación del Instituto Nacional de Diabetes (INDEN) y también ocupó los cargos de Jefa de Consulta Externa y Jefa de Endocrinología Pediátrica (clínica de Diabetes en Niños y Adolescentes) en el hospital Robert Reid.  Allí creó los “Padrinos y Madrinas de los niños diabéticos”, registrando a amistades personales a contribuir mensualmente para comprar insulina a los niños del hospital publico. Religiosamente enviaba a su chofer personal a cobrar a sus amistades cada mes y los amonestaba cada vez que el cheque llegaba tarde.

Igualmente, durante este periodo fue socia activa y presidenta de las “Ladies Guild”, un grupo de damas, muchas de ellas diplomáticas, interesadas en promover el bienestar social y ayudar a la clase marginada.  

En los años ochenta decidió vivir intensamente el resto de su vida y se postuló para la Vice-Presidencia, y un año mas tarde la Presidencia, de la Sociedad Dominicana de Pediatría. Visionaria y emprendedora, dentro de la Sociedad de Pediatría, inició y desarrolló la estrategia de la Promoción de los Programas de Supervivencia Infantil, iniciativa incluida en la Inmunización Universal, Seguimiento al Desarrollo y Crecimiento del Niño, Manejo Apropiado de las Infecciones Respiratorias Aguda, Control de Enfermedades Diarreicas y la Re-hidratación Oral, Reducción de Bajo Peso al Nacer y Lactancia Materna. 

Allí también inició y logró el entrenamiento y capacitación de mas de 10,000 personas en diferentes centros de salud, logrando que el numero de médicos, enfermeras y estudiantes en diarrea fuera mas de 8, 365, y en lactancia 8,046.  Igualmente logró la creación de 14 unidades de Re-hidratación oral. Al término de su presidencia de la Sociedad de Pediatría, solicitó permanecer como Coordinadora honorífica del programa de supervivencia infantil para poder continuar su labor preventiva, y allí permaneció durante seis años. 

Posteriormente, la Dra. Coen decidió fundar, junto con otras amigas, el Centro de Integración Familiar (CIF), un lugar que brindaría educación vocacional y entrenamiento a mujeres de escasos recursos para permitirles competir por una mejor calidad de vida, proveer sustento para su familia y elevar su autoestima.

La Dra. Coen presidió el CIF por más de 12 años y en ese periodo se graduaron más de 23,000 mujeres y se organizaron ferias artesanales para vender las manualidades del centro. Actualmente, más de 100,000 se han graduado del centro, incluyendo hombres y niños.

En 1986 recibió la Medalla de Condecoración con la Orden de Duarte, Sánchez y Mella, por su labor social (1986) por el Presidente Joaquin Balaguer. Luego de ser reconocida y nombrada “Maestra de la Medicina” por la Asociación Medica Dominicana, fue nombrada Asesora y Supervisora del Departamento Materno Infantil y del Departamento de Nutrición de la Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia Social (SESPAS). También fue nombrada Subsecretaria de Estado de Salud Pública, cargo que ejerció durante ocho años (1992-2000). Ejerció su cargo sin disfrute de sueldo o vehículo oficial, operando bajo su gran y característico concepto de rectitud y ética. 

Coordinó durante 16 años, de manera honorífica, la Comisión Nacional de Lactancia Materna, siendo asesora de la misma hasta el 2008. Algunos de sus logros en esa posición incluyen el impulso a la aprobación de la ley 8-95, que declara la lactancia materna como prioridad nacional y regula la comercialización de sucedáneos de la leche materna; la creación de 18 hospitales certificados como “Hospitales amigos de la madre y el niño”; 300 grupos de apoyo formados para guía a las madres comunitarias en los barrios marginados; creación de más de 20 bancos de leche y más de 3,000 individuos entrenados en el área del sector salud (excluyendo médicos). Muchas veces, en los hospitales docentes organizaban cursos de Lactancia Materna usando sus propios recursos económicos para cubrir los gastos de los mismos.

La Dra. Coen fue una permanente aliada de las iniciativas impulsadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y los representantes de la UNICEF. Fue nombrada “Maestra de la Pediatría Dominicana” por la Sociedad Dominicana de Pediatría en 1997.

En  el año 2002 la OPS/OMS, en reconocimiento a su defensa incondicional por la salud de la niñez y en la celebración de los 100 años de trabajar en los países de Las Américas, le puso el nombre de Josefina García Coen a la sala de lactario para personal de la oficina de la Representación de la OPS/OMS en la República Dominicana.

Nunca ha aceptado participar en cualquier congreso patrocinados por empresas productoras o distribuidoras de leche o sus sucedáneos ya que dichas empresas violaban continuamente la ley de protección a la lactancia materna que con tanto afán y trabajo logró que se aprobara en el congreso nacional y luego fuera promulgada por el Presidente.  

La Dra. Josefina Coen falleció en julio del 2008, siendo una perdida lamentable para toda la pediatría, la medicina y la sociedad dominicana. Algunos meses después, recibió un homenaje del Hospital Robert Reid Cabral, que ha dedicado la Biblioteca y Centro de documentación del hospital en su honor.