Skip to content

Salud mental

PDF Imprimir Correo electrónico

Descripción: 

La salud mental es un área de la salud pública compuesta de múltiples dominios. En el ámbito de la salud, incluye la promoción y prevención primaria y,desde el punto de vista de la enfermedad,la recuperación de la salud mental y la disminución de las discapacidades que genera el trastorno. Dado que la mayoría de los países dedican sus esfuerzos al cuidado de los trastornos psiquiátricos, este informe se refiere, en gran medida,a este último aspecto.

Fuente: Salud en las Américas 2007

América:

Carga y magnitud de los trastornos mentales

Los estudios epidemiológicos realizados en la década de los noventa hacen patente un llamado a la acción. En 1990 se estimó que las afecciones psiquiátricas y neurológicas explicaban 8,8% de las años de vida ajustados en función de la discapacidad en América Latina y el Caribe; en 2002 esa carga había ascendido a más del doble, 22,2% (240,241). A pesar de la magnitud de la carga de los trastornos mentales, la respuesta de los países es por lo general limitada o inadecuada. La resultante es una paradójica situación de una gran carga y una respuesta insuficiente, que se hace evidente en las actuales brechas de tratamiento de los trastornos mentales y las deficiencias de los modelos de servicios en salud mental (241). En una revisión de los estudios epidemiológicos más relevantes realizados en la Región sobre los trastornos mentales, la prevalencia media estimada en el año precedente fue de 1% para las psicosis no afectivas (entre ellas la esquizofrenia), 4,9% para la depresión mayor y 5,7% para el abuso o dependencia del alcohol. Sin embargo, no habían recibido tratamiento psiquiátrico alguno (ya sea en un servicio especializado o en uno de tipo general) más de la tercera parte de las personas afectadas por psicosis no afectivas, más de la mitad de las afectadas por trastornos de la ansiedad y cerca de las tres cuartas partes de las que dependían o abusaban del alcohol (241). Estudios realizados en algunos países expresan claramente estas brechas en términos del porcentaje de personas que requerían tratamiento y no lo recibieron. Por ejemplo, en las psicosis no afectivas se notificó una brecha de 58% en Brasil (mes precedente a la encuesta) (242) y 44,4% en Chile (6 meses precedentes) (243) (cuadro 21); en Belice, la brecha para la esquizofrenia se estimó en 63% (244). En conclusión, solo una minoría de las personas que requieren atención relacionada con la salud mental la reciben, no obstante el sufrimiento que los trastornos producen, la discapacidad que generan y el impacto emocional y económico que tienen en la familia y la comunidad. A esta situación debe agregarse el hecho de que los trastornos mentales afectan en mayor grado a los estratos socioeconómicos más bajos, para los cuales los servicios son más escasos.

Perspectivas de cambio

Desde 1990, cuando se adoptó la Declaración de Caracas, los países de América Latina y el Caribe han hecho de la reestructuración de la atención psiquiátrica un eje clave de sus estrategias, con el fin de superar la asistencia proporcionada en manicomios y en su lugar promover la transferencia de la atención a la comunidad. Esta estrategia de transformación fue ratificada en Brasilia en noviembre de 2005 durante la Conferencia Regional para la Reforma de los Servicios de Salud Mental: 15 años después de Caracas, donde se evaluó el progreso de ese proceso, con la participación de casi todos los países de la Región.No obstante, todavía en 4 de 5 países la mayor proporción de camas psiquiátricas está ubicada en los hospitales psiquiátricos —en lugar de los hospitales generales— y a un cuarto de los países aún le falta desarrollar la atención psiquiátrica en la comunidad. Sin embargo, se han dado transformaciones importantes que permiten suponer que el movimiento de reforma se extenderá (248). La declaración final de la Conferencia de Brasilia advierte que los servicios de salud mental deben afrontar nuevos desafíos técnicos y culturales que se han hecho más evidentes en estos últimos 15 años. Algunos desafíos son la vulnerabilidad psicosocial, que incluye la problemática de las poblaciones indígenas y las consecuencias adversas de la urbanización desorganizada de las grandes metrópolis; el aumento de la morbilidad y la problemática psicosocial de la niñez; el aumento de la demanda, por parte de la sociedad,de servicios que faciliten la adopción de medidas efectivas de prevención y abordaje precoz de la conducta suicida y del abuso de alcohol; y el aumento creciente de las diferentes modalidades de violencia, que exige una participación activa de los servicios de salud mental, en especial con referencia a la atención de las víctimas.
Es indudable que la salud mental ha venido escalando su posición en la agenda de las sociedades y los países, de lo cual algunos ejemplos son la Resolución de los Cuerpos Directivos de la Organización Panamericana de la Salud en materia de salud mental de 2001, la existencia de experiencias locales y nacionales exitosas, la emergencia de nuevas asociaciones de usuarios y familiares y el incremento de la promoción de la causa. Se abren posibilidades cada vez mayores de intervenciones costoeficientes (249), lo que permite suponer que la respuesta, todavía limitada, será más satisfactoria con el transcurso del tiempo.


Chile:
Aunque la importancia de los problemas de salud mental se ha relevado desde la década de 1990, no existen estudios específicos que exploren en detalle la situación en el último quinquenio. Se estima que la prevalencia poblacional de trastornos depresivos oscila entre 13% y 17% para el último quinquenio. En 2004, el programa nacional de diagnóstico y tratamiento de la depresión atendió a 103.166 pacientes en el nivel primario de atención y a 7.500 pacientes en el nivel especializado. La incidencia anual de la esquizofrenia en la población mayor de 15 años es de 12 por 100.000. Entre 2000 y 2003, la tasa de suicidios ajustada por edad aumentó de 9,7 a 10,4 por 100.000. La depresión es un problema importante; sin embargo, los trastornos de angustia sumados a los relacionados al consumo de sustancias (incluido el alcohol) tuvieron en conjunto un mayor peso relativo en los estudios realizados en la década de 1990.

Adicciones
Concordando con la ENS 2003 y la ECV 2000, CONACE informa que las tasas de prevalencia de tabaquismo en el período 2000–2004 se han estabilizado en 42% (16). Sin embargo, al igual que en los escolares, las mujeres siguen aumentando su consumo, especialmente aquellas en edad fértil (de 19 a 34 años). En 2004, 55% de las mujeres entre 19 y 25 años fumaba. Por su asociación con la mortalidad por cirrosis, accidentes y violencia, el consumo de alcohol es un tema muy relevante pero
muchas veces subvalorado. En 2000, según la ECV, 15% de los adultos era bebedor problema, siendo mayor la prevalencia en hombres, poblaciones rurales y personas de nivel educacional bajo. El consumo de alcohol en la población general supera el 50% en todos los niveles de ingreso según declaraciones de consumo en los últimos 30 días previos a la encuesta (2004). Los consumos son ascendentes en la medida que aumentan los ingresos familiares; sin embargo, los mayores problemas y dependencia asociada al alcohol se presentan en personas de más bajos ingresos. Estudios de hogares realizados por CONACE desde 1994 muestran un ascenso sostenido del consumo de todas las drogas ilícitas hasta 2000 (tanto en las tasas de consumo anuales, como en las del último año y del último mes). La tendencia en el período 2000–2004 fue a la estabilización.

Fuente: Salud en las Américas 2007

Sitios Conexos:

Proyecto de Salud Mental, Discapacidad y Rehabilitación

Mental health
Mental health (Eastern Mediterranean Region)
Mental health (African region)
Community mental health and substance dependence (South-East Asia Region)
Salud mental (Región del Pacífico Occidental) - en inglés

Notas descriptivas:

 Mental and neurological disorders 

 Mental health: strengthening mental health promotion

Mental health problems: the undefined and hidden burden

The Essential Package for Mental Health Policy, Plan and Services 

Call for 'Serious Commitment to Improve Mental Health'

 

Publicaciones:

 

Publications: mental health 

PAHO hosts The Lancet Global Mental Health Series America's Launch  

Mental Health Bulletin  

La Salud Mental en las Américas: Una reforma de mentalidad  

Guía práctica de salud mental  

Organización Panamericana de la Salud. Protección de la salud mental en situaciones de desastres y emergencias.

Enlaces conexos:

 

Tsunami and mental health

Project Atlas: Resources for Mental Health and Neurological Disorders

Día Mundial de la Salud Mental. 10 de octubre del 2008

mpGAP Programa de Acción para Superar las Brechas en Salud Mental 

Reportaje

Denied citizens: mental health and human rights


Av. Dag Hammarskjold 3269, Vitacura, Santiago de Chile. Casilla N° 177 / Vitacura,  CP 7630412.
Teléfono: +56 2 2437 4600      Fax: +56 2 2207 4717   
e-mail@chi.ops-oms.org