Tabaco

PDF Imprimir Correo electrónico
Los productos derivados del tabaco son productos hechos totalmente o en parte de la hoja de tabaco  como materia prima, que tienen por objeto fumarse, chuparse, masticarse o aspirarse.   Contienen un ingrediente psicoactivo sumamente adictivo, la nicotina.   El consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo de varias enfermedades crónicas, incluidos el cáncer, las enfermedades del pulmón y las enfermedades cardiovasculares.   A pesar de esto, su consumo es común en todo el mundo.   Varios países tienen  legislación que restringe la publicidad de tabaco, y reglamentan quién puede comprar y consumir productos de tabaco y los lugares donde las personas pueden fumar.  

Fuente: OMS

Tabaco en Chile

 

Según la Encuesta Nacional de Salud, Chile 2006, la prevalencia de tabaquismo (consumo actual de cigarrillos) en población de 15 o más años de edad es de  43.6% en hombres y de 31.8% en mujeres, siendo una de las más altas en Latino América.  

El 13 de junio del 2005 Chile ratificó el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control de Tabaco uniéndose al grupo de más de 100 países del mundo que forman parte de él.  El objetivo del Convenio es “proteger a las generaciones presentes y futuras contra las devastadoras consecuencias sanitarias sociales, ambientales y económicas del consumo de tabaco y de la exposición al humo de tabaco proporcionando un marco para las medidas de control del tabaco que habrán de aplicar las Partes a nivel nacional, regional e internacional a fin de reducir de manera continua y sustancial la prevalencia del consumo de tabaco y a exposición al humo de tabaco” (OMS, 2003: Art.3).
El Ministerio de Salud propuso los objetivos sanitarios que deben ser logrados al 2010 con respecto a tabaco:
•    Disminuir la prevalencia de fumadores en población general de 40% a 30% (25%)
•    Disminuir la prevalencia de fumadores entre escolares de 8 básico de 27% a 20% (26%)
•    Disminuir la prevalencia en mujeres en edad fértil de 45% a 40% (11%)

 

Sin duda el consumo de tabaco guarda relación con el logro de estos objetivos. Existe consenso mundial y suficiente evidencia científica para afirmar que el consumo de tabaco representa la principal causa única prevenible de enfermedad, discapacidad y muerte en el mundo actual. El consumo de tabaco y la exposición al humo que se genera al fumar (Humo de Tabaco Ambiental) esta causalmente asociado con el desarrollo de numerosos canceres, enfermedades cardiovasculares, respiratorias, materno infantiles etc. Entre las Metas que el Sector Salud se ha propuesto alcanzar hacia el año 2010 está la disminución de los índices de prevalencia de consumo de tabaco en la población del país.

Fuente:
OMS: Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control de Tabaco
MINSAL:  Los Objetivos Sanitarios para la Década 2000-2010


Tabaco en la Región de las Américas

El hábito de fumar está relacionado con varias enfermedades, entre las más conocidas están el cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer, las enfermedades del corazón y las cerebrovasculares, el enfisema, la enfermedad vascular periférica y otras (226,227).  Además repercute negativamente en el embarazo.  La Organización Mundial de la Salud ha estimado que la mitad de los fumadores actuales (650 millones de personas) morirán entre los 35 y los 69 años de edad.  Se estima que el tabaco produjo 100 millones de muertes en el sigo XX y se ha proyectado que llegará a 1.000 millones de muertes en el siglo XXI.  En los Estados Unidos, el cigarrillo es responsable de más de 440.000 muertes por año, o 1 de cada defunciones; de estas, cerca de 10% son resultado de la exposición pasiva al humo.  Todos los casos de cáncer causados por tabaquismo podrían prevenirse.  Al menos 30% de todas las muertes por cáncer en los Estados Unidos son debidas a tabaquismo; asimismo, se estima que ese hábito causa 8 de cada 10 casos de cáncer de pulmón.  Alrededor de 8,6 millones de personas tienen al menos una enfermedad grave causada por el cigarrillo.  En el mismo país, los costos directos e  indirectos de las enfermedades relacionadas con el cigarrillo suman mas de US $ 157 mil millones anualmente.

Fumar también constituye una seria amenaza para la salud  de los adultos y niños no fumadores que están expuestos al humo del cigarrillo, ya que solo en los Estados Unidos produce la muerte por cáncer de pulmón de aproximadamente 3.000 no fumadores por año.  Entre los adultos, los países con mayor proporción de hombres fumadores en la Región de las América son Cuba (48%), Ecuador (45,5%), Trinidad y Tobago (42,1%) y Perú (41,5%).  Entre las mujeres adultas, la prevalencia de uso de tabaco es mayor en Venezuela (39,2%), Argentina (34%), Brasil (29,3%) y Cuba (26,3%).    Entre los adolescentes (13 a 15 años), la prevalencia de tabaquismo en el sexo masculino es mayor en Chile (34%), Bolivia (31%) y Perú (22%), mientras que en el sexo femenino las prevalencias mayores se reportaron en Chile (43%), Argentina (30%) y Uruguay (24%).
 
Fuente:
OPS: Salud en las Américas 2007


Tabaco en el Mundo


El consumo de tabaco es una de las mayores amenazas a la salud pública que le haya tocado
enfrentar al mundo en toda su historia. Algunos datos importantes sobre el tabaco:

  • Hay más de mil millones de fumadores en el mundo.  
  • A nivel mundial, está aumentando el uso de productos de tabaco, aunque está disminuyendo   en  los países de ingresos altos.
  • Casi la mitad de los niños del mundo  respiran  aire contaminado por el humo del tabaco. 
  • La epidemia está desplazándose al mundo en desarrollo.  
  • Más del 80% de los fumadores del mundo viven en los países de ingresos bajos y medianos.  
  • El consumo de tabaco mata a 5,4 millones de personas por año -  un promedio de uno persona cada seis segundo -  y es atribuible a una en 10 muertes en adultos en todo el mundo.  
  • El tabaco mata  hasta la mitad de todos los consumidores de tabaco.  
  • Es un factor de riesgo para seis de las ocho  causas principales de muerte en el mundo. 

Dado que hay un retraso de varios años entre  el inicio  del consumo de tabaco y las manifestaciones en la salud, se puede decir que la epidemia de enfermedad y muerte acaba de empezar.  Cien millones de defunciones fueron causadas por el tabaco en el siglo XX.   Si continúan  las tendencias actuales, habrá más de mil millones de defunciones en el siglo XXI.   Las defunciones no registradas relacionadas con el tabaco aumentarán a más de ocho millones por año para el 2030, y un 80% de esas defunciones ocurrirán en el mundo en desarrollo. 



Fuente:
OMS: Fact Sheet

Publicaciones

WHO Tabaco related publications
http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_joomlabook&Itemid=259&task=display&id=202