Salud de la Mujer

Debido a las diferencias biológicas y sociales, el hecho de pertenecer a uno u otro sexo tiene gran impacto en la salud. La salud de la mujer y la niña es especialmente preocupante porque en muchas sociedades se encuentran en una situación de desventaja por la discriminación condicionada por factores socioculturales. Así, por ejemplo, las mujeres y niñas son más vulnerables al VIH/SIDA.

Algunos de los factores socioculturales que impiden que las mujeres y niñas se beneficien de servicios de salud de calidad y alcancen el máximo nivel posible de salud son: las desigualdades en las relaciones de poder entre hombres y mujeres; las normas sociales que reducen las posibilidades de recibir educación y encontrar oportunidades de empleo; la atención exclusiva a las funciones reproductoras de la mujer, y el padecimiento potencial o real de violencia física, sexual y emocional.

La pobreza es un importante obstáculo a la obtención de buenos resultados sanitarios en ambos sexos, pero tiende a constituir una carga más pesada para las mujeres y niñas debido, por ejemplo, a las prácticas alimentarias (malnutrición) y al uso en la cocina de combustibles que pueden causar neumopatía obstructiva crónica.

Fuente: OMS: http://www.who.int/topics/womens_health/es/ 

En Chile y en las Americas.

En Chile, entre 1990 y 2003 se incorporaron 720.000 mujeres al mercado laboral, lo que constituye una tasa de participación del 38%. Un 60% de las mujeres ocupadas está en edad reproductiva y de crianza (menores de 40 años). Ha aumentado la proporción de hogares con jefatura femenina desde 25% 1992 a 32% en 2002 y también las familias en que ambos miembros trabajan (de 27% 1990 a 39% en 2000). Las familias extendidas representan sólo cerca del 10%. Persisten patrones de división del trabajo en el hogar tradicional, lo que sobrecarga el trabajo femenino. Las mujeres suelen trabajar en promedio 41,5 horas en la semana, y los hombres 44,5. Más de 30.000 niños, niñas y adolescentes hijos de jefas de hogar entran al mercado del trabajo en busca de ingresos.

De estos, 2000 tienen entre 5 y 8 años. Cerca de 42.000 niñas y adolescentes se dedican al cuidado de hermanos o hijos en desmedro de su propio desarrollo. Entre los objetivos sanitarios para la década 2000 a 2010 se consigna la necesidad de implementar un programa integrado de prevención y tratamiento de la violencia intrafamiliar (VIF) que incluya evaluación y monitoreo del maltrato infantil. Las evaluaciones hasta la fecha han mostrado que más del 50% de las mujeres ingresadas a Programas de Depresión presentaban situaciones de VIF.

Dada la magnitud del problema estimado y el subregistro existente, entre 2002 y 2003 se incorporó en el sistema de registro institucional del nivel primario de atención en salud el diagnóstico de atención por VIF, maltrato infantil y abuso sexual. Durante el 2004, se implementó el programa VIF en 30 comunas brindando atención a cerca de 4.500 mujeres, lo que significó que las atenciones por estos problemas aumentaran a casi el doble en 2005 respecto a 2004.

 

Publicaciones

- Estudio multipais de la OMS sobre salud de la mujer y violencia doméstica
- Publications: gender, women and health

Sitios Conexos

- Gender, women and health
-
Family and community health
-
Salud Reproductiva e Investigaciones Conexas - en inglés
-
Gender and Women's Health (African Region)
-
Gender and health (Region of the Americas)
-
Women's health (South-East Asian Region)
-
Women's health (European Region)
-
Women in health and development (Eastern Mediterranean Region)
-
Women's health (Western Pacific Region)

Notas Descriptivas

- Emergency contraception

Enlaces Conexos

- Emergencies: women's health
-
Gender and reproductive rights
-
Gender sensitive interventions (Special Programme for Research and Training in Tropical Diseases, TDR)
-
Gender and women's mental health
-
Women and tobacco
-
Tuberculosis and gender
-
Women and physical activity