Inicio - Desastres arrow Centroamérica


Equipo Regional de la OPS/OMS para Respuesta a Emergencias de Salud

Muchos países en las Américas pueden enfrentar, con sus propios recursos y personal local, el impacto sobre la salud que causan situaciones de emergencia de nivel bajo o mediano--y la mayoría ya ha tenido la experiencia. Sin embargo, los desastres de gran magnitud con frecuencia abruman la capacidad de respuesta del país. Lo que es peor, cuando un desastre afecta simultáneamente a varios países, ninguno de ellos puede responder a sus propias necesidades, ni mucho menos las de sus vecinos. El problema no es exclusivo en esta Región. Aún países grandes pueden requerir ayuda externa de expertos especializados en salud pública, como fue el caso después del terremoto y tsunami en Asia Oriental.

Con el propósito de responder de manera efectiva en estas circunstancias, la OPS/OMS cuenta con los servicios de cientos de expertos en salud pública, en diferentes países miembros. Cuando ocurre una emergencia o crísis, la OPS moviliza un equipo regional de respuesta a emergencias para ayudar en las necesidades de salud de la población afectada.

Los expertos, que incluyen especialistas en:

  • epidemiología
  • agua y saneamiento
  • información y comunicaciones
  • laboratorios y servicios de salud
  • inmunizaciones

pueden desplazarse en corto plazo para realizar diagnósticos fidedignos de las necesidades de salud para ser usados por la ayuda externa, brindar asesorías técnicas sobre temas de salud posdesastre, establecer centros de operaciones de emergencia, y trabajar con las autoridades de salud para coordinar la respuesta de salud en general.

Un poco de historia

Durante más de dos décadas, la OPS trabajó con un pequeño equipo de profesionales de salud, originalmente con base en los países del Caribe, para responder a los desastres que excedían la capacidad de esos país para enfrentar las consecuencias de salud. Sin embargo, en 2004, el impacto y la frecuencia de los huracanes que golpearon a la región fueron demasiado para la limitada capacidad de respuesta de este equipo. Además, la falta de equipo apropiado para la logística y las comunicaciones contribuyeron a la falta de efectividad. El huracán Mitch también fue un desastre de proporciones abrumantes para Centroamérica. En esa ocasión, la OPS movilizó a 50 expertos internacionales, de países que no habían sido afectados, para ofrecer su ayuda en temas de salud.

Estas circunstancias pusieron en evidencia que el número de profesionales y la diversidad de disciplinas que conformaran el equipo debía incrementarse, se debía ofrecer capacitación para los miembros, y los procedimientos debían ser revisados para asegura una mejor movilización para responder a las necesidades regionales.

En 2006, la OPS/OMS empezó a expandir la capacidad y flexibilidad de su Equipo de Respuesta a Desastres. Personal de la OPS y expertos de diferentes países de la región fueron seleccionados para ser parte del equipo. Muchos de estos expertos han brindado la ayuda apropiada en áreas tales como evaluación de daños y necesidades, vigilancia de la calidad del agua, vigilancia epidemiológica y control de vectores.

Una vez seleccionados, los miembros del equipo:

  • participan en talleres de capacitación y ejercicios de simulación; 
  • aprenden sobre la recolección, análisis y manejo de información posdesastre;
  • entienden los procedimientos del Flash Appeal de Naciones Unidas y otros mecanismos de financiamiento;
  • se familiarizan con los procedimientos técnicos y administrativos.

Herramientas del Equipo de Respuesta

Guia de Campo: Esta guía práctica describe los procedimientos para la activación del Equipo Regional de Respuesta de la OPS/OMS, sus objetivos y responsabilidades en las diferentes etapas de una emergencia, brinda orientaciones para la movilización de recursos y facilita herramientas para el trabajo de campo. Además, contiene formularios de evaluación y listas de verificación para el registro cualitativo y cuantitativo de información que permita analizar las necesidades del sector salud para la toma de decisiones, que ayuden a dar respuesta rápida y eficiente a las víctimas de los desastres.

Guía de Comunicación: Esta guía es parte de un esfuerzo para construir capacidades técnicas en equipos de respuesta y se ha desarrollado a partir de las lecciones y la experiencia práctica obtenida en muchos desastres. Además, está pensada para orientar de una forma general las actividades de información y comunicación que pueden ser parte de los preparativos y la respuesta del sector salud a emergencias y desastres.

 
Spacer  

Guias de salud mental para ayudar a las personas afectadas por el huracán Katrina

Estas guías--en inglés--fueron recopiladas para ser usadas por organismos que trabajaron con las poblaciones afectadas por el huracán Katrina. Representan lecciones aprendidas en actividades de salud mental. Las guías fueron entregadas a los primeros en responder, voluntarios de socorro, y médicos primarios que ayudaron a las personas afectadas por Katrina. Se enfocan en la fase inmediata después del desastre y son principios básicos. (Guías completas)

 

Country Profile being developed

Traducción no disponible.

 
Spacer  

Country Profile being developed

Traducción no disponible.

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Final >>

Facebook Disasters Twitter Disasters You Tube Disasters

Información de Centroamérica

Salud y gestión del riesgo

 


 

Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Código de País/Ciudad: (202) Tel: 974-3000 Fax: 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.