Haití, saldos del terremoto y la epidemia de cólera

Imprimir
PDF

Haiti: moving from emergency to a fragile recoveryLa emergencia decretada en Haití a nivel nacional -tanto en términos de actividades post-terremoto y de la respuesta al cólera- está punto de finalizar. Esto ha llevado a muchas organizaciones no gubernamentales tanto nacionales como internacionales a reducir personal y a poner fin a sus operaciones.

Por un lado, esta transición representa un punto positivo para el país, en la medida en que el trabajo de las agencias pasa a la fase de reconstrucción y recuperación temprana. Por otra parte, la situación actual es extremadamente volátil ante la posibilidad de que ocurran nuevos desastres tanto a nivel local como nacional.

Cerca de 800,000 personas aún viven en tiendas de campaña y refugios y las principales amenazas van desde la falta de agua segura, condiciones de vida antihigiénicas, inseguridad hasta un sistema educativo débil.

Los servicios médicos, por su parte, permanecen igual y, en algunos casos, la situación es peor que antes del terremoto. El acceso a los servicios médicos continuará disminuyendo en la medida en que los socios nacionales e internacionales reduzcan sus recursos. La escasez de recursos para responder a nuevas emergencias continúa siendo una preocupación latente en la fase de recuperación y reconstrucción.

Ante esa realidad, la OPS/OMS seguirá manteniendo la presencia de un equipo de emergencia en Haití para responder en el terreno. El objetivo es que este equipo pueda reforzar la respuesta nacional en emergencias futuras.
Para reducir el impacto de desastres futuros se requerirá de acción y el mantenimiento de los mecanismos de alerta y respuesta establecidos por la OPS/OMS y el Ministerio de Salud en 2011.

El cluster de salud también trabajará para apoyar la coordinación de la respuesta a emergencias, así como la ejecución de proyectos de reconstrucción. Otros socios del sector salud deben reconocer la frágil situación de Haití y deben asignar recursos humanos y materiales para responder a las emergencias que se presenten este año.

Respuesta

A raíz del terremoto se puso en marcha una operación humanitaria sin precedentes para apoyar al gobierno haitiano en sus esfuerzos de responder a la emergencia. Desde enero de 2010, prácticamente todos los recursos nacionales e internacionales se han dedicado a la respuesta de la emergencia. En el corto plazo, esto ha permitido llegar a más personas que antes del terremoto.

En términos de respuesta al cólera, el gobierno ha liderado el proceso desde el principio, lo que incluye el diseño de un plan nacional, con el apoyo de la OPS y la creación y puesta en marcha de un sistema de alerta y respuesta. Además, el Gobierno estaba en busca de mejorar su capacidad de respuesta, lo cual se ha materializado en la instalación del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional, bajo el liderazgo del Presidente del país.

La OPS ha movilizado a más de 100 expertos en respuesta para apoyar al personal de la oficina de país que ha proporcionado asistencia técnica al gobierno, a agencias de la ONU y a todos los miembros del cluster salud a nivel nacional y departamental.

La coordinación de más de 400 organizaciones para la respuesta del terremoto y del cólera fue responsabilidad del cluster de salud. La formación de subgrupos de salud permitió aprovechar los conocimientos especializados de las ONG líderes en áreas tales como clínicas móviles, salud mental, prótesis, entre otros.

 Los actores humanitarios colaboraron en importantes iniciativas como la evaluación de necesidades post-desastres, el llamamiento de ayuda internacional, movilización de fondos de salud e implementación del plan nacional de cólera.

Pese a los retos de seguridad, administrativos, logísticos no se ha interrumpido el suministro de medicamentos a través de PROMESS, la farmacia central creada a mediados de los 90 y administrada por el gobierno central con el apoyo de la OPS/OMS.

Situación actual

La situación sanitaria actual en Haití sigue siendo desequilibrada, caracterizada por mejoras en algunas áreas, persistentes amenazas de enfermedades como cólera, sarampión, entre otras y un posible deterioro en la cobertura para la mayoría de la población. Asegurar este financiamiento es esencial para la salud de la población haitiana, ya que la reconstrucción de los servicios de salud está a años de distancia.

Todo parece indicar que el número de casos de cólera y la tasa de mortalidad han alcanzado techo. Sin embargo, las condiciones que provocaron la propagación del cólera, y que aún podrían causar otras enfermedades, aún no se han abordado.

¿Qué sigue?

Aunque la epidemia de cólera se ha estabilizado, es urgente adoptar medidas para:

  • Establecer nuevos Centros Rehidratación Oral (ORP), especialmente áreas de difícil acceso.
  • Mejorar la calidad en la atención y manejo de casos para reducir la tasa de mortalidad.
  • Realizar campañas de movilización social haciendo énfasis en las actividades de prevención y respuesta.
  • Aumentar la presencia de profesionales de la salud en zonas remotas y marginadas.
  • Establecer un mecanismo de respuesta local a nivel central y departamental para proporcionar una capacidad de respuesta mínima en caso de nuevas catástrofes o epidemias.

En el futuro, los asuntos más urgentes son el restablecimiento de los programas tradicionales y acelerar los programas de reconstrucción, los cuales necesitan el apoyo de los organismos de las Naciones Unidas y los socios nacionales e internacionales. Estas áreas de acción son:

Provisión de agua potable, higiene, saneamiento y eliminación segura de residuos.

  • Acceso a servicios gratuitos de salud básicos para la población.
  • Fortalecimiento de los sistemas de vigilancia para poder identificar tendencias en la aparición de enfermedades y control de brotes.
  • Establecimiento de pequeños stocks para hacer frente a otros desastres naturales o epidemias que pudieran ocurrir en el futuro en este frágil entorno social, político y natural.
  • Mejoramiento en el manejo de casos de cólera para reducir la tasa de mortalidad
  • Re-establecimiento de programas de vacunación, VIH/SIDA, protección de grupos vulnerables, etc.
  • Programa de reconstrucción teniendo en cuenta las medidas de reducción del riesgo.

Para mayor información sobre este artículo, escriba a Sam Vigersky: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .

Para mayor información sobre la respuesta de la OPS/OMS en Haití escriba a la Dra. Dana Van Alphen a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .

Preparativos para Situaciones de Emergencia
y Socorro en Casos de Desastre

525 23rd Street, N.W. - Washington, D.C. 20037, U.S.A.
202.974.3399 - Fax 202.775.4578 - disaster@paho.org - www.paho.org/desastres