Plan Sismo de México: un ejemplo a seguir

Imprimir
PDF
alt

Áreas de ruptura (marcadas con óvalos de diversos colores) para diferentes sismos en el pasado reciente. Estas son superficies de contacto entre placas y de ahí parte la energía sísmica, tanto del evento principal como de sus réplicas. Su tamaño está directamente relacionado con la magnitud, es decir, la energía liberada del evento principal. Al centro la posible área de ruptura del sismo de la Brecha de Guerrero.

La probabilidad de que ocurran sismos de gran intensidad en México, particularmente en la llamada Brecha de Guerrero en la costa pacífica, es muy alta. Debido a la energía acumulada en esta región se espera uno o varios sismos de magnitud superior a 8 grados Richter en un periodo no muy largo de tiempo. Los sismos ocurridos las últimas semanas son una indicación de la alta actividad sísmica en esta zona geográfica.

México trabaja desde hace décadas en la reducción del riesgo de desastres y se prepara para enfrentar el impacto de los terremotos como el ocurrido en 1985 en el que fallecieron miles de personas y colapsaron importantes hospitales de la capital del país. Los sismos ocurridos en Haití y en Chile en 2010 reavivaron el interés de todos los países de las Américas para prepararse mejor frente a esos fenómenos.

Por disposición presidencial se elaboró en 2011 el Plan Federal de Preparación y Respuesta ante un Sismo y Tsunami de Gran Magnitud en México (el denominado Plan Sismo). En el marco del Sistema Nacional de Protección Civil, este plan fue elaborado con la participación destacada de más de 30 instituciones del nivel federal de México, el cual brinda apoyo y congruencia a la ejecución de todos los planes institucionales, así como a las iniciativas de la sociedad civil y el sector privado, para mejorar la capacidad de respuesta y ejecutar las acciones de asistencia en caso de terremoto.

En la zona de mayor peligro sísmico, se identificaron 40 hospitales en 8 estados del país que, por su nivel de complejidad y capacidad de resolución, es indispensable que sigan funcionando en caso de sismo, por lo que, en base a los resultados de la aplicación del ISH se priorizan las intervenciones para mejorar su seguridad. Asimismo, se evaluó la seguridad de otros 50 hospitales de 6 entidades federativas ubicadas dentro de una segunda franja de afectación determinada también con base en los postulados del Plan Sismo. De los 90 hospitales evaluados, 70% están en categoría A, 20% en categoría B y 10% en categoría C.

El resultado de la evaluación de la seguridad hospitalaria permite además elaborar planes de respuesta más reales que incluyen la movilización prioritaria de equipos de salud a las áreas donde los hospitales probablemente dejen de funcionar y cubrir los servicios de urgencia perdidos para salvar más vidas, reducir la discapacidad permanente y proteger la salud de la población en las zonas más afectadas.

México ha incorporado particularmente el nivel de seguridad de los hospitales en su denominado Sistema de Análisis y Visualización de Escenarios de Riesgos (por sus siglas SAVER) para el análisis de seguridad hospitalaria con mapas de amenazas, logrando así una valiosa herramienta para una mejor toma de decisiones en reducción de riesgo, preparativos y respuesta en casos de desastre.

El Gobierno de México trabaja con la OPS/OMS y otras agencias de Naciones Unidas, en la identificación de mecanismos de asistencia humanitaria internacional. Además, como parte de la implementación del Plan Sismo, se desarrolló un mega simulacro en el Estado de Chiapas en marzo de 2012 donde participaron dependencias de los tres niveles de Gobierno Mexicano, hospitales, áreas protección civil de varios países y población en general. Definitivamente un ejemplo a seguir.

Usted puede descargar el documento completo aqui (Plan sismo - Mexico).

Para mayor información contactar con Ciro Ugarte ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla ).

alt
 

 


Preparativos para Situaciones de Emergencia
y Socorro en Casos de Desastre

525 23rd Street, N.W. - Washington, D.C. 20037, U.S.A.
202.974.3399 - Fax 202.775.4578 - disaster@paho.org - www.paho.org/desastres