La entrevista: Dr. Luis Fernando Correa

Imprimir
PDF
Dr. Luis Fernando Correa

Más de 13 años como responsable del tema de emergencias y desastres en el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia, le permiten a Luis Fernando Correa afirmar que desde el año 1985 Colombia ha realizado importantes avances en preparativos y respuesta ante emergencias. Sin embargo, son muchos los retos que aún tienen por delante, más aún cuando el país es todavía vulnerable ante desastres y emergencias complejas.  

Han pasado casi tres años desde que la iniciativa sobre Hospitales Seguros fuera adoptada mediante la Resolución 976 de 2009 por Colombia. ¿Qué progresos se han tenido desde entonces y cuáles son los retos para el futuro?

Esta Resolución expresa de manera clara la decisión del gobierno de Colombia, y en particular del Ministerio de Salud y Protección Social (MSPS), de acogerse a esa iniciativa global pero quizás lo más importante que plantea son las responsabilidades y los retos a futuro:
En primer lugar, plantea la posibilidad de movilizar recursos con el propósito no sólo de hacer estudios, sino también de avanzar en el reforzamiento de la red hospitalaria.
En segundo lugar, el actual gobierno incluye en el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 el programa Nacional de Hospitales Seguros, por lo que se fomenta la integración de diferentes sectores y actores responsables de su implementación, fortaleciendo así la capacidad de respuesta de las instituciones ante los desastres. Esta decisión del gobierno de incluir el tema en el Plan Nacional de Desarrollo, obliga al MSPS a hacer un seguimiento estricto que contempla no sólo entender dónde están los hospitales y su evaluación frente al riesgo, sino también determinar plazos y planes de trabajo que permitan cumplir la meta planteada en la Conferencia Mundial de Hyogo para 2015.

La norma sismo resistente para los hospitales colombianos puede ser para muchos países de la región un buen ejemplo de este avance. ¿Podría explicar a los lectores del Boletín “Desastres” en qué consiste esta norma y cuáles son las novedades que incorpora?

A partir del año 2010 se adoptó una nueva norma de sismo resistencia “NSR10”, que  actualizó distintos aspectos de especial importancia, entre ellos, las decisiones para el reforzamiento en la infraestructura ya existente en el país y para la nueva. Esto es un reto no sólo para el sector de la salud, sino también para la ingeniería colombiana que ha hecho una revisión internacional para aprender de otros países con el propósito de poder dotar a Colombia de elementos técnicos que contribuyan a la implementación de la iniciativa y poder constituirse en un referente para la región.

Por ejemplo, se conoció recientemente lo que hacen en Perú en cuanto a la normatividad en temas relacionados con vulnerabilidad funcional y no estructural, que puede servir como referente una vez analizada la pertinencia y la aplicabilidad en nuestro país. De México hemos aprendido lo que están haciendo para establecer el Índice de Seguridad Hospitalaria (ISH) y, por supuesto, no podríamos dejar de lado la experiencia de Japón.

Sabemos que, a menudo, el aspecto financiero es uno de los retos más difíciles de enfrentar y, sobre todo, en los tiempos que corren, ¿cómo han conseguido ustedes encontrar el financiamiento necesario para conseguir estos logros y qué recomendaciones podría dar, desde su experiencia, en este tema?

El trabajo se viene adelantando en el país con recursos del propio MSPS, de la cooperación internacional y, específicamente con el apoyo que hace la Organización Panamericana de la Salud que ha reforzado temas como el Índice de Seguridad Hospitalaria. Este índice genera la información necesaria para trabajar en prevención del riesgo, motivo por el que administraciones regionales como las de Huila, Nariño, Cauca y Valle del Cauca, entre otros, han adoptado ya la iniciativa de Hospitales Seguros.

Además, se buscan incentivos para que el sector privado invierta en el tema de reforzamiento, como el caso del hospital San Vicente de Paul, en la ciudad de Medellín, donde toda la estructura de la institución está ya reforzada. Bogotá, por su parte adelanta también obras en infraestructura ya existente. 

En los últimos meses las intensas lluvias registradas en Colombia han ocasionado situaciones de emergencia de diversa magnitud. En este sentido, ¿cómo califica la respuesta del sistema hospitalario del país y qué se debe mejorar para el futuro?

El impacto que generó el fenómeno de La Niña en los años 2010-2011 afectó un porcentaje importante de la infraestructura sanitaria del país por lo que el gobierno nacional destinó recursos financieros cercanos a los 15 millones de dólares para recuperar esta infraestructura. Como parte de las decisiones de intervención se decidió reubicar algunas instituciones en sitios seguros frente a las inundaciones, considerado como el fenómeno de emergencia más frecuente que vive el país.

Hoy los retos son muchos. En el país hay un importante número de instituciones sanitarias de baja, mediana e incluso de alta complejidad que requieren ser reforzadas. Aproximadamente el 50% del territorio nacional es de mediano y alto riesgo sísmico, porcentaje donde se concentra cerca del 80% de la población colombiana, factor que se constituye en el mayor reto para la red pública y privada del sector de la salud.

América Latina y el Caribe están dando importantes pasos para conseguir alcanzar la meta de contar con Hospitales Seguros en la región. En su experiencia, ¿cómo ha sido la relación con otros países de la región y/o instituciones regionales? ¿Y cómo pueden todos estos actores avanzar hacia el objetivo común de tener preparado un plan de acción regional?

Eso se expresa en los esfuerzos que hace la Organización Panamericana de la Salud, al tener planes regionales de preparación y respuesta a desastres. Esos lineamientos de  política regional contribuyen para que en los niveles nacionales se consolide este tema.

¿Cómo ve el papel de la cooperación internacional en este tema? ¿Cuál ha sido el apoyo que han encontrado en esta área? y ¿cómo cree usted que podemos seguir avanzando juntos?

Se ha avanzado en la adaptación, adopción e implementación de todas las herramientas de capacitación dispuestas por la Organización Panamericana de la Salud, para entrenar no solo al recurso humano del sector de la salud, sino también a  ingenieros y arquitectos del nivel nacional, regional y local y, contribuir a la consolidación de la política para extenderla en todo el país. De tal forma que la transferencia de conocimiento es constante y constituye el activo más importante para el cumplimiento de las metas del decenio, encaminadas a consolidar la política de Hospitales Seguros en la región.

Y en un plano más personal, ¿de qué logro se siente más satisfecho y qué parte del trabajo siente que ha sido la más difícil y quizás más frustrante en este recorrido?

La mayor satisfacción es trabajar todos los días para transferir herramientas y conocimiento al nivel local para que puedan responder ante una emergencia. La parte más difícil es que Colombia es un país vulnerable y, por ello, requiere estar siempre en constante preparación.

Preparativos para Situaciones de Emergencia
y Socorro en Casos de Desastre

525 23rd Street, N.W. - Washington, D.C. 20037, U.S.A.
202.974.3399 - Fax 202.775.4578 - disaster@paho.org - www.paho.org/desastres