Skip to content



El niño voluntario de Duvergé volvió al servicio en su primer día de vacaciones

Imprimir Correo electrónico

Sample ImageRicky Clemente, el niño traductor voluntario que impresionó a los cirujanos y otros cooperantes que acudieron a Jimaní ante la magnitud del desastre, se presentó a servir este pasado jueves, el primer día en que se iniciaron sus vacaciones.

“Vine a ver si todavía ustedes estaban aquí”, explicó Ricky poco después de llegar desde Duvergé, cuando se reunió con el personal técnico y de servicio del Centro de Operaciones de Emergencia establecido por OPS/OMS en esta ciudad fronteriza.

La ingeniera Ana Quan y otros de los directivos de la OPS que recibieron la sorpresa de ver de nuevo a Ricky en Jimaní, se han mantenido en contacto con él vía email, ya que tiene dos cuentas en las que ha recibido hasta videos de sus días iniciales de servicio humanitario.

El servicio voluntario de Ricky se inició dos días después del terremoto del 12 de enero, cuando se enteró por la televisión de la gravedad de la tragedia, y cuando pudo observar los primeros heridos que llegaron a Duvergé referidos desde Jimaní ante el influjo masivo de víctimas heridas y traumatizadas del fenómeno.

“Yo me di cuenta que las personas heridas y los médicos tenían problemas porque no hablaban el mismo idioma, y como yo sabía los dos pude ayudarlos”, recuerda Ricky, y agrega que de inmediato se dio cuenta que podría ser de más ayuda en Jimaní, donde habían mucho más heridos, y consiguió trasladarse a esa ciudad.

Ricky nació en Puerto Príncipe, hijo de Oxene Clemente y Christa Saidi. Tiene seis hermanos, dos hembras y cuatro varones. Cursa el octavo grado y tiene una hermana que está en la secundaria. Entre otras actividades participa en un grupo coral que se presenta en las escuelas e iglesias de Duvergé.

Quiere ver al Dr. Beng
 
El interés de Ricky era encontrarse con el Dr. Rafael Beng, un cirujano ortopeda que labora en el hospital Padre Billini de Santo Domingo, al que acompañó como traductor durante más de tres semanas hasta que se impuso el retorno a clases. Recuerda que hacían diariamente juntos las rondas, curaban las heridas y decidían las operaciones.

Es difícil imaginarse un futuro para Ricky que no pase por la profesión médica, y contará desde antes de comenzar a estudiar la carrera con la mejor visión de lo que es servir a la humanidad.

Última actualización el Martes 30 de Marzo de 2010 11:24

Edificio Cruz Roja y OPS/OMS, Calle Pepillo Salcedo - Recta Final,
Plaza de la Salud, Ensanche La Fé, Santo Domingo, República Dominicana
Apartado Postal 1464 Santo Domingo, República Dominicana
Tel.: +1-(809)-562-1519; Fax:+1(809)-544-0322
www.paho.org/dor emailemail@dor.ops-oms.org