Semana Mundial de la Lactancia 2008

Imprimir Correo electrónico

Semana Mundial de la Lactancia 2008En las Américas
1-7 de agosto

OPS: Apoyo a las madres es fundamental y maximiza beneficios de la lactancia en las Américas y el mundo

Washington, D.C., 1 de agosto de 2008 (OPS) —
La lactancia materna, especialmente la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de la vida de un recién nacido, es la intervención más efectiva y costo-efectiva para mejorar la salud y las tasas de supervivencia infantil.

A principios de la presente década se calculó que más de la mitad de las defunciones de lactantes debidas a enfermedad diarreica e infecciones respiratorias agudas que ocurrían durante el primer año se podrían prevenir mediante la lactancia materna exclusiva.

Oficiales de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señalaron nuevamente este año la necesidad de apoyar a las madres, muy especialmente a la hora de empezar a dar de mamar a sus bebés en la primera hora de vida de los recién nacidos. Este apoyo a todos los niveles es igualmente necesario para mantener la alimentación por lactancia exclusiva durante los primeros seis meses, y para continuarla durante dos años o más en combinación con otros aportes alimentarios complementarios siempre que sean adecuados en su composición y administración, así como inocuos y nutritivos.

La Dra. Mirta Roses Periago, Directora de la OPS, reiteró que una nutrición adecuada en el primer año de vida y la primera infancia es fundamental para que el niño y la niña desarrollen plenamente su potencial humano. Por ello, dijo la Dra. Roses, es imperativo continuar trabajando para hacer todo lo que sea posible para estimular condiciones óptimas de apoyo a todas las madres, para concientizar al público en general sobre la necesidad y del valor que este apoyo conlleva, y para llevar información adecuada al mayor número de personas en relación a los irrefutables beneficios de la lactancia para la salud de las madres y de los recién nacidos.

Situación global

No obstante las mejoras que se están reportando en algunos países, los datos a nivel mundial indican que en la actualidad menos del 40% de los niños menores de 6 meses son alimentados exclusivamente con leche materna. Esto contribuye a la muerte prevenible de más de 1 millón de niños cada año, afirmó la Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Dra. Margaret Chan, con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2008.

La Dra. Chan matizó que todas estas vidas se podrían haber salvado si las madres y sus familias son sensibilizadas y apoyadas adecuadamente para facilitar la labor de amamantar a los recién nacidos.

“Se pueden alcanzar rápidas mejoras si permea nuevamente todos los niveles de la sociedad una cultura de lactancia”, asegura la Dra. Chan en una carta oficial en apoyo a la Semana Mundial.

La Semana tiene lugar del 1 al 7 de agosto, justo antes de que se declaren abiertos en China los Juegos Olímpicos del 2008. Dada esta cercanía con el evento deportivo, la Alianza Mundial para la Lactancia Materna (WABA), principal organizadora de la Semana Mundial, está promoviendo la idea de que, gracias al necesario apoyo a las madres, todos los países serán ganadores en la obtención de un Estándar de Oro en protección, promoción y apoyo a la lactancia materna a todo nivel.

Factor de riesgo

“No practicar la lactancia natural, y especialmente la lactancia natural exclusiva durante el primer medio año de vida, representa un factor de riesgo importante a efectos de morbilidad y mortalidad del lactante y del niño pequeño, que se agrava aún más por la alimentación complementaria inadecuada”, señalan los autores de la Estrategia Mundial para la Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño, elaborada en el 2002 por la OMS y por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Sus repercusiones, continua el documento, “duran toda la vida y son, entre otras, los malos resultados escolares, una productividad reducida y las dificultades de desarrollo intelectual y social”.

Para la Dra. Chessa Lutter, Asesora Regional en Nutrición y Alimentación de la OPS, destacó la importancia clave que tiene esta Semana Mundial de cara a la obtención real de logros y mejoras concretas para la salud en las Américas.

“Efectivamente es posible que entre todos logremos avanzar sustancialmente en incrementar los índices de alimentación exclusiva con leche materna. Pero para que ello ocurra -advirtió la Dra. Lutter-  debemos dar todo nuestro apoyo a las madres. Para ello, dijo, son particularmente importantes las visitas domiciliarias durante la primera semana de vida del bebé”.

Los organizadores de la Semana Mundial de la Lactancia Materna y todas las entidades de apoyo que a nivel nacional e internacional como la OPS/OMS trabajan a favor de la promoción de la lactancia materna y de apoyo a las madres de todo el mundo para facilitar esta práctica esencial para la salud y nutrición de la madre y del recién nacido, han creado un sitio especial en Internet donde sobre un mapa, una antorcha virtual es iluminada cada vez que cualquier persona en el mundo se compromete a la realización de un acto o evento de promoción de la lactancia materna y de los grandes objetivos de la Semana Mundial.

LACTANCIA MATERNA EN REPUBLICA DOMINICANA

Los últimos datos de lactancia materna registrados en ENDESA 2007 indican una tendencia en República Dominicana hacia el abandono de esta práctica. La lactancia materna se vincula estrechamente con el estado nutricional de los niños y las niñas, sus riesgos de enfermedad y muerte. A pesar de las recomendaciones de OMS y UNICEF sobre la lactancia  materna exclusiva (lactancia materna sin ningún otro alimento o líquido, ni siquiera agua) durante los primeros seis meses de vida, en el año 2007 solo el 7.8 % de los niños y niñas de 0 a 5 meses estaba recibiendo sus beneficios.

El abandono de la lactancia materna exclusiva ha sido notable en la última década, tal como se puede observar en la Gráfica. En términos generales, este tipo de alimentación no ha sido valorado en el país desde mucho tiempo atrás ya que en 1991, tan sólo el 15% de los niños y las niñas  menores de dos meses recibían lactancia materna exclusiva.

El 92% de los niños y niñas nacidos entre 2002 y 2007 lactó alguna vez pero, sólo el 65% lo hizo en la primera hora de nacido. Como la producción de leche materna propiamente dicha comienza entre las 24 y 48 horas después del parto, se recomienda que los niños y las niñas reciban, inmediatamente después del nacimiento, el calostro, líquido riquísimo en anticuerpos que protegen al recién nacido contra las enfermedades y ayuda a prevenir la hipoglicemia.  Estas cifras  señalan que el 35% de los y las recién nacidas no están recibiendo los beneficios de la lactancia temprana, porque les son ofrecidos otros alimentos antes de empezar a lactar por primera vez con la alimentación al seno materno.

Porcentaje de niños y niñas con lactancia materna exclusiva, según edad, 1991, 1996, 2002 y 2007
Active Image
Fuente: ENDESA 1991, 1996, 2002 y 2007

En la Gráfica  se observa que entre 1991 y 1996, fue posible mejorar considerablemente, la práctica de la lactancia materna exclusiva.  En un período de cinco años, esta práctica aumentó más del doble en los menores de dos meses, subió de casi cero a 25.3% en los menores de tres meses y en los menores de seis meses, aumentó 20 veces el valor de cinco años atrás.  En las encuestas sucesivas, nunca se volvieron a registrar cifras tan bajas como las de 1991 y tampoco más altas o iguales que las de 1996.

C
on estos datos es evidente que es posible revertir la tendencia al  abandono de la práctica de la lactancia materna exclusiva, si  se ejecutan y se mantienen las  intervenciones para su promoción.

 

Última actualización el Viernes 01 de Agosto de 2008 11:18