El déficit de sangre en el país es de 188,522 unidades

Imprimir Correo electrónico

Día Mundial del Donante de SangreLa doctora Cristina Nogueira dice que mejorar el sistema de sangre puede hacer más efectiva la atención a los pacientes.

El Director Nacional de Bancos de Sangre favorece la creación del Hemocentro Nacional.

Al conmemorarse el Día Mundial del Donante de Sangre, la Organización Panamericana de la Salud resaltó la necesidad de alcanzar el acceso universal a sangre segura en base a sangre donada, y pidió al gobierno que encamine acciones para ampliar los programas de donantes y extracción de sangre y reducir el déficit de 188,522 unidades que hay en el país.

Entretanto, el Director Nacional de Bancos de Sangre, doctor Sócrates Sosa, favoreció la creación del Hemocentro Nacional para dar respuesta a la problemática asociada a la donación y transfusión de sangre.

La doctora Cristina Nogueira, representante de OPS, afirmó que los problemas que aquejan el sistema de donación de sangre afectan sensiblemente el desempeño del sistema de salud en la parte de la atención.

El Día Mundial del Donante de Sangre se conmemora cada 14 de junio desde el año 2005, cuando fue instituido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la 58 Asamblea Mundial de la Salud.

Este año el lema de la conmemoración es Cien por ciento de donaciones voluntarias no remuneradas.

“Las transfusiones sanguíneas son un componente fundamental de la atención sanitaria, y la necesidad de un acceso equitativo a la sangre segura es universal”, indicó.

Según estimaciones, el último año se recolectaron 81,478 unidades de sangre, de una demanda de 270,000. En base a esos valores, el déficit es de 188,522 unidades.

En los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Internacional de la Cruz Roja, el número de unidades de sangre requeridas para satisfacer las necesidades debe corresponder al 3 o 5  por ciento de la población del país.

La representante de OPS puntualizó que cada segundo una persona en el mundo necesita transfusiones de sangre para sobrevivir, lo cual hace indispensable la necesidad de mejorar el sistema de donación.

“Cuando se mejoran los sistemas de donación de sangre, se mejoran también los sistemas de salud y se mejora la atención a los pacientes”, sostuvo la Dra. Nogueira.

Dijo que un buen sistema de donación de sangre debe apuntar a transfusiones seguras y de calidad.

“La seguridad es parte del plan de la OMS sobre el VIH/SIDA para acelerar la prevención de la infección por el VIH y lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de la Estrategia de Movilización Tolerancia Cero de la Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia Social (SESPAS).

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio asociados al tema de la sangre son los contemplados en los puntos 4, 5 y 6, atinentes a la reducción de la mortalidad infantil, mejorar la salud materna y combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.

En República Dominicana hay 63 bancos de sangre, de los cuales 31 pertenecen a la Secretaría de Salud Pública.

La doctora Cristina Nogueira hizo un llamado a los jóvenes a convertirse en donantes voluntarios de sangre, y dijo que la donación es un acto de solidaridad que debe ser estimulado.

“Donar sangre es un acto de amor, es un acto de solidaridad y, ante todo, un acto de responsabilidad ciudadana”, añadió.

De su lado, el Director Nacional de Bancos de Sangre de la SESPAS, doctor Sócrates Sosa, advirtió que es crónica la falta de sangre en el país, y favoreció la creación de un Hemocentro Nacional para enfrentar la problemática asociada a la donación y transfusión de sangre.

“Cada año disminuyen las cifras de la donación de sangre, creando una crisis que está afectando a todo el sistema de salud”, observó.

Según el funcionario, la creación del Hemocentro Nacional puede sentar las bases para la solución de los problemas en esa área.

“La creación del Hemocentro Nacional garantizaría el abastecimiento de sangre con calidad y oportunidad, y sería la manera de lograr que la sangre espere por los pacientes en los centros de salud y no que los pacientes tengan que esperar por la sangre para suplir sus necesidades”, indicó el funcionario.

Sosa afirmó que el sistema de sangre debe evolucionar a un nivel en que las donaciones sean cien por ciento voluntarias para garantizar la calidad.

Dijo que en el país sólo el 20 por ciento de las unidades recabadas son de donantes voluntarios y no remunerados.

Entre los grupos que demandan transfusiones de sangre, la doctora Nogueira cito a los niños menores de cinco años que padecen anemia, muchas veces a consecuencia de la malaria o la malnutrición, las personas afectadas con traumatismos causados por accidentes de tránsito y las parturientas, entre otros.