Skip to content

Mayo 18, 2011

AddThis Social Bookmark Button

 EL UNIVERSO

900 pacientes al día trata misión médica
 
Las aulas de la escuela Eloy Alfaro, en Montecristi, son –desde el domingo pasado– improvisados consultorios médicos donde centenares de personas son atendidas por médicos del
Las aulas de la escuela Eloy Alfaro, en Montecristi, son –desde el domingo pasado– improvisados consultorios médicos donde centenares de personas son atendidas por médicos del buque hospital Comfort de la Fuerza Naval de EE.UU., que llegó a Manta el día anterior.

En el plantel incluso se han instalado equipos para exámenes de optometría, mientras que los pasillos y el patio servirán como sala de espera de los pacientes hasta este sábado.

Mientras, desde el domingo hasta hoy se ofrece atención en la escuela Juan Bosco, de Rocafuerte. Del 21 al 24 de mayo habrá atención en la escuela Luis Chávez, en Jaramijó.

En la escuela Eloy Alfaro, los médicos estadounidenses colocaron ayer vendas en los pies de Luisa Solórzano, de 50 años, para evitar que la herida causada por la diabetes que padece hace 15 años se le infecte. Los militares estadounidenses le dieron medicinas y muletas; además se sometió a exámenes.

Dos meses en la pelea de subsistir con la escasez de antirretrovirales
 
Los antirretrovirales son fármacos que utilizan los pacientes con VIH para combatir este virus. Una lucha diaria viven 3.000 personas que reciben este tratamiento en el hospital de Infectología José Daniel Rodríguez Maridueña, donde desde marzo pasado la medicación no solo fue escasa sino que en ocasiones no hubo.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) aún no cumple la promesa de resolver el problema, pese a que anunció que para esta fecha los hospitales de Guayaquil estarían provistos al menos para seis meses.

Los pacientes, en tanto, si bien están cansados, esperan una pronta solución.

A veces no hay dinero para pagar el pasaje de ida y vuelta’

“Vivo en La Libertad para adentro, en Anconcito”, expresó una paciente con VIH de 40 años que acudió el viernes a retirar su dosis de antirretrovirales, pues la semana pasada no pudo porque no tenía dinero para pagar el pasaje, que le cuesta ida y vuelta $ 7,20.

Esta dificultad también la tiene otra paciente de 54 años, quien en cambio ha acudido al menos nueve veces desde marzo pasado para retirar la medicina de su hijo de 33.

‘Los médicos en ocasiones no atienden en la consulta’

Un pescador, de 40 años, debe abandonar su actividad cada vez que necesita retirar sus antirretrovirales en el hospital de Infectología.

Él viene de la isla El Bejucal, en Los Ríos, y baja su rostro al ver una cámara porque teme que alguien lo identifique.

Él está en tratamiento desde hace cinco años, pero ahora le preocupa la irregularidad con la que se entrega esta medicina desde marzo.

‘Marzo fue el mes más difícil ya que no había nada de medicina’
Enfermedad afecta economía
Dos figuras delgadas, casi idénticas, se observan arrimadas a la entrada de la puerta de farmacia del hospital de Infectología. Son dos hermanas de 42 y 40 años, respectivamente.

La mayor acompañó a su hermana, quien tiene discapacidad intelectual, a retirar los fármacos Kivesa y Lamiduvina, como cada semana en los dos últimos meses.

Su rostro refleja tranquilidad porque sabe que su familia hace todo lo posible por brindarle la mejor atención, luego de que los médicos confirmaron en diciembre pasado que su hermana tenía VIH, quien empezó el tratamiento en enero.

Av. Amazonas 2889 y la Granja, Quito, Ecuador
Apartado Postal 17-07-8982, Quito, Ecuador
Tel.: +593-2 2460-330; +593-2 2460-332; +593-2 2460-296; +593-2 2460-215 Fax:+593-2  2460-325
www.paho.org/ecu