Skip to content

Junio 28, 2011

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

 EL COMERCIO

Hospital Eugenio Espejo con nuevo director

El Hospital Eugenio Espejo tiene un nuevo director médico. El doctor Livinov Lalama llegó a suplir a Romel Martínez, que estuvo aproximadamente un mes en el cargo.

El cambio se produjo el pasado jueves, justo después del escándalo que se suscitó por la suspensión de las cirugías el miércoles y jueves pasados. El departamento de prensa informó que todo estaba previsto.

El hospital canceló más de 20 cirugías la semana pasada por la falta del anestésico llamado Propofol y de medicamentos analgésicos como Tentanyl, Dormicum y Sevo.

El gerente del hospital, Víctor Hugo Sevilla, explicó que solo fue un retraso en la entrega de medicamentos. Para resolver la situación se hizo una compra emergente y se reprogramaron las cirugías suspendidas.

Martínez sigue vinculado al Eugenio Espejo y es un nexo entre la entidad y el Ministerio de Salud. No cumple ninguna función médica, sino meramente administrativa.

EL UNIVERSO

 ¿Quién induce a fumar? Plutarco Naranjo

Con plausible unanimidad (un solo voto en contra), la Asamblea Nacional aprobó la Ley para la Regulación y Control del Tabaco. Su artículo once dice: “La Autoridad Sanitaria Nacional, en el marco de la política pública en salud, definirá e implementará el programa para el control del tabaco y la desestimulación de su consumo, dando prioridad a niños y adolescentes”.

Para quien adquirió el hábito, dejar de fumar definitivamente es sobremanera difícil: se precisa de férrea voluntad y capacidad para tolerar días y semanas de profundo malestar. El síndrome de abstinencia de la nicotina es tan fuerte como el de potentes drogas. Apenas se puede exagerar cuánto han hecho en otros países psicólogos, educadores, programas y políticas de ayuda, para que el adicto deje su adicción pero los resultados han sido muy pobres. Por otro lado, adquirir el hábito es fácil, facilísimo. Bastan pocos días o semanas de fumar y ya la persona queda presa del cigarrillo.

Por todo esto, es esencial el aspecto de la prevención al cual se refiere el artículo once de la Ley. ¿Quiénes y cómo comienzan a fumar? Antaño, quienes comenzaban a hacerlo eran ya adultos. Ahora, y cada vez más, son los adolescentes y aun niños menores deBastan pocos días o semanas de fumar ya la persona queda presa del cigarrillo. 15 años. Salvo excepción, niños y adolescentes (chicos y chicas) no comienzan a fumar solos y por propia iniciativa. Hay algún amiguito que ya es víctima de la astuta promoción y que induce a que el otro también fume. Para el adolescente que afronta una edad crítica en la que tiende a consolidar su personalidad, la exigencia de asimilarse gregariamente compartiendo el uso del cigarrillo, hace su efecto. Se forman cadenas de uno a otro adolescente y con la repetición del fumar se desarrolla la temprana dependencia.

Av. Amazonas 2889 y la Granja, Quito, Ecuador
Apartado Postal 17-07-8982, Quito, Ecuador
Tel.: +593-2 2460-330; +593-2 2460-332; +593-2 2460-296; +593-2 2460-215 Fax:+593-2  2460-325
www.paho.org/ecu