Skip to content

Abril 25, 2012

AddThis Social Bookmark Button

EL UNIVERSO

Paludismo disminuye, pero es muy difícil erradicarlo

Hoy se recuerda el día mundial de la lucha contra este mal, designado en el 2007 por la OMS.

Desde el 2000 hasta el 2011 se redujeron en un 99% los casos de paludismo en el Ecuador, sin embargo, aún se ve lejana su erradicación, según el Servicio Nacional de Control de Enfermedades Transmitidas por Vectores Artrópodos (SNEM).

El epidemiólogo de la institución, José Dávila, explica que aún falta más organización intersectorial, que los gobiernos locales mejoren la infraestructura sanitaria y que la población cambie sus hábitos de higiene.

Pues los mosquitos Anopheles, que transmiten el paludismo, se crían en agua dulce de poca profundidad como los charcos, campos de arroz o en las huellas que dejan los animales y los vehículos pesados.

También es indispensable la cobertura de servicios básicos. En Guayaquil, la red de alcantarillado llega al 85% de la población, según la concesionaria Interagua, y el 85,43% de los ciudadanos tiene cobertura de agua potable, según el último Censo de Población y Vivienda, elaborado en el 2010 por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), aunque Ecapag, ente fiscalizador de la concesión en el cantón, asegura que esa cifra es del 96,5%.

Además –dice Dávila– el hecho de que el país tenga un clima subtropical contribuye a la proliferación del mosquito que transmite los parásitos del género Plasmodium (de tipo falciparum y vivax). En el organismo los parásitos se multiplican en el hígado e infectan los glóbulos rojos alterando el aporte de sangre a los órganos. Esto produce fiebre, dolores de cabeza y vómitos, que aparecen de 10 a 15 días después de la picadura del mosquito.

No obstante, la reducción de casos ha sido significativa y no solo en el país, sino también en el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que entre el 2000 y 2010, en 43 de los 99 países con transmisión de paludismo la disminución ha sido de más del 50%, mientras que en otros 8 países se han visto tendencias a la baja del 25% al 50%. Se calcula que en el 2010 se produjeron unos 216 millones de casos, de los que aproximadamente el 81% (174 millones de casos) se registró en la región de África.

Nueva muerte de un menor por el dengue en Manta

Un niño de 8 años se sumó ayer en Manta a las cifras de las víctimas mortales por dengue en el país. Con él ya serían nueve los fallecidos a causa de esta enfermedad, mientras que hasta la semana anterior el Ministerio de Salud reportaba 5.066 casos de dengue clásico y 81 del hemorrágico, denominado grave por las autoridades.

El menor había sido llevado a una casa de salud de Guayaquil en estado comatoso luego de que, según familiares, no lo quisieran recibir en el hospital Rafael Rodríguez Zambrano del puerto manabita, el lunes pasado. Sin embargo, por su gravedad (presentaba sangrado severo), no pudo ser salvado y falleció ese día a las 21:30, poco antes de haber sido ingresado.

“Nos dijeron que esperáramos cinco días para ver si era dengue. Qué gente más inhumana”, expresó Blanca Villamar, abuela del menor. Otros familiares dijeron que en el hospital no lo quisieron ingresar ni siquiera porque el niño sangraba por la nariz.

Villamar denunció la contaminación que hay en el río Burro, que pasa por el sector donde está su residencia. “Nadie se hace presente al menos para que fumiguen, ya que ese es un foco de infección que está latente”, relató.

Un epidemiólogo del hospital de Manta recién ayer informó que el pasado 31 de marzo hubo otro muerto por dengue hemorrágico. Se trata de Cándida Zambrano Vásquez (38 años), procedente de Jaramijó y cuyo caso ya fue reportado al Ministerio, según el epidemiólogo.

Con ella serían tres los muertos por dengue procedentes de Manta, pues el pasado 8 de abril un niño de 7 años que presentaba un cuadro comatoso murió por la misma causa.

En Manabí ya son cinco los fallecidos por dengue. Mientras, en Guayas, el Ministerio de Salud registra otros tres muertos por esta causa. A ellos se suma la de un menor de 4 años de Santo Domingo que falleció el 12 de abril mientras era trasladado a Guayaquil. Este caso no fue incluido en el último reporte del Ministerio, con fecha 19 de abril.

En tanto, el organismo informó que debido a la rigurosidad de la estación invernal se espera que en las próximas semanas se presenten condiciones extraordinarias favorables para la transmisión del dengue, por lo que pide a la ciudadanía tomar medidas de prevención respectivas para evitar más casos.

Bebés fallecen seguido por causa de ‘sufrimiento fetal’

Tres casos se registraron en menos de 24 horas, en una maternidad de Esmeraldas.

Se ha denunciado la muerte de tres neonatos en un solo día, ocurridas en la maternidad Virgen de la Buena Esperanza, en el sur de la ciudad. Funcionarios no hablan del tema.

“Yo vi cuando sacaron dos cuerpos”, dijo un habitante del barrio Propicia 1 al referirse a la muerte de por lo menos tres neonatos, en menos de 24 horas del pasado lunes, supuestamente en la maternidad Virgen de la Buena Esperanza, en el sur de la ciudad de Esmeraldas.

Ninguna autoridad de salud confirmó o desmintió la versión de usuarios de esta maternidad, donde funciona la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatología y de Obstetricia del hospital Delfina Torres de Concha, que se remodela.

El médico Freddy Briones, director de la maternidad, dijo no tener autorización del director de Salud de Esmeraldas, César Díaz, para emitir declaraciones. Este a su vez se encontraba en reuniones, por lo que tampoco se obtuvo su versión.

En la sala de Neonatología de esta maternidad, médicos y usuarios dijeron que nadie había fallecido en las últimas 48 horas. No obstante, se confirmaron por lo menos dos decesos en la sala de partos. “Conozco el caso de una paciente que llegó de San Lorenzo (...), vino con sufrimiento fetal (problemas en el embarazo que originan inconvenientes al nacer)”, dijo Briones sobre uno de los casos de menores fallecidos. Dijo que necesita permiso para entregar copias del área de Estadística sobre cuántos fallecimientos ha habido en esta maternidad en los últimos días.

Jackeline Preciado Estacio contó que llevó a María Araceli Ortiz Ortiz a la maternidad para que alumbrara, luego de que le dieron el pase desde San Lorenzo. Afirmó que la gestante previamente se hizo un eco en una clínica privada y se comprobó que su bebé estaba con vida. “No me dejaron entrar a la maternidad; después me entregaron el cadáver dentro de una caja de cartón y dijeron que el niño nació muerto. No hubo explicación de lo que pasó”, dijo mientras veló por una hora el cuerpo del bebé afuera de la casa asistencial, antes de llevarlo a sepultar en San Lorenzo.

Av. Amazonas 2889 y la Granja, Quito, Ecuador
Apartado Postal 17-07-8982, Quito, Ecuador
Tel.: +593-2 2460-330; +593-2 2460-332; +593-2 2460-296; +593-2 2460-215 Fax:+593-2  2460-325
www.paho.org/ecu