Skip to content

Mayo 26, 27 y 28, 2012

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

 

EL COMERCIO

28 de mayo

La laparoscopia es una técnica que tiene riesgo

La lesión de los vasos sanguíneos es una de las complicaciones que pueden surgir en las cirugías laparoscópicas. Los médicos deben actuar con rapidez

Incisiones mínimas, recuperación rápida y menor tiempo en el quirófano. Estas son algunas de las ventajas de las cirugías laparoscópicas sobre las tradicionales. En el país, donde se contabilizan 300 cirujanos dedicados a estas intervenciones, según la Sociedad Ecuatoriana de Cirugía Laparoscópica, se utiliza esta técnica para extirpar vesículas y apéndices, corregir hernias y en las cirugías bariátricas.

La laparoscopia, además de entrañar los riesgos de cualquier cirugía, tiene complicaciones inherentes a la exploración que se hace con una diminuta cámara y microaccesorios que son manejados desde fuera por los cirujanos. Entre los problemas se cuentan la perforación de intestinos o de los grandes vasos (aorta, vena cava e ilíacas) y las lesiones en las estructuras propias de la cavidad abdominal como el hígado.

En el inicio de la cirugía hay riesgo tanto si el cirujano introduce primero la aguja de Veress (que da paso al gas, generalmente dióxido de carbono, que hincha el abdomen) o si se introduce directamente el trocar (tubo que permite meter el laparoscopio y los otros artefactos necesarios para maniobrar dentro de la cavidad).

Los cirujanos que se dedican a la laparoscopia han aprendido técnicas y tienen herramientas para reducir el riesgo en el abordaje. “A veces es más seguro hacer la punción por el lado izquierdo del tórax, donde no está el hígado, o utilizar trocares con puntas automáticas que se detienen después de perforar la aponeurosis (una variedad de tendón que une los músculos) y el peritoneo (membrana que envuelve la mayor parte de los órganos del abdomen) y no dañan los órganos”. Esto lo explica Mercedes Almagro, cirujana con experiencia de 11 años en operaciones laparoscópicas y experta en corregir hernias con esta técnica quirúrgica.

Los médicos ganan experiencia en el día a día del Eugenio Espejo

La niña de apellido Payo y sus convulsiones son el centro de la discusión de un grupo de médicos del Hospital Eugenio Espejo. De la paciente solo se sabe que tiene 11 años y calcificaciones en el cerebro, según las tomografías.

La discusión se hace en una sala en penumbra, donde se proyectan las imágenes del cerebro de la niña. Parece una escena de la serie estadounidense ‘Dr. House’, en que cuatro médicos de Nueva Jersey discuten a puerta cerrada el diagnóstico de un paciente. Pero la diferencia en el Hospital Eugenio Espejo de Quito es que los médicos no se pueden dedicar a un solo enfermo.

La sala en penumbra está atiborrada de los residentes del hospital quienes, aunque ya dejaron la facultad y tienen el título de Médico General, permanecen tres o cuatro años en un hospital para alcanzar su título de especialidad. Estos médicos tienen treinta y pocos años y utilizan una letra y un número para identificarse: R, por residente, y 1, 2, 3 ó 4, según el año de especialización.

Mariela Mosquera, una R-2, es la que expone el caso de la niña Payo. Ella es una de los siete estudiantes de Radiología de la Universidad Central que rotan por el Eugenio Espejo y parte de su calificación dependerá de los casos clínicos que escoja para exponer.

60 pelucas se harán con la donación de cabello en Cuenca

El sonido de las tijeras no cesó la mañana y tarde de hoy, en el Parque El Paraíso de Cuenca. Allí se ubicaron dos carpas de tonalidad verde. Con el objetivo que las familias donen su cabello a favor de los enfermos de cáncer.

Lucía Lituma era una de las seis estilistas, que en forma voluntaria llegó apoyar esta iniciativa impulsada por la organización Familias Unidas por la Enfermedad (FUPEC). La agilidad de sus manos se revelaba en el movimiento de las tijeras, que cortaban la cabellera de Alexandra Neira de 27 años.

Ella fue una de las primeras cuencanas que a las 10:00 , se dio cita para donar su cabello. Neira tenía un brillo particular en sus ojos cafés “estoy emocionada que con mi contribución ayudaré, a que una niña o señora sonrían”.

Neira quien mira fijamente la bolsa de plástico en la que era guardado su cabello lacio de color castaño, dice que su motivación nació a raíz de que a su amiga Gabriela, le detectaron Cáncer.

Esta cuenca llegó con María José Escandón, quien lucía una cabellera de 35 centímetros de largo. Su objetivo fue que le corten la mayor cantidad de pelo, para que se beneficien las personas que padecen cáncer.

Según Silvia Zavala de FUPEC, el objetivo de la campaña de donación de cabello, busca realizar 60 pelucas, para niñas y señoras que padecen de Cáncer y reciben quimioterapia en el Hospital Regional Vicente Corral Moscoso.

Zavala explica que se requiere que cuatro personas donen su cabello para hacer una peluca. Por unos segundos ella se queda en silencio y se le escucha que su hermano Holger de 48 años, padece de cáncer de colón.

27 de mayo

Hospital Espejo garantiza tratamiento a pacientes con cáncer pese a robo de medicación

A USD 54 895 asciende el robo ocurrido el sábado en la farmacia institucional del Hospital de Especialidades Eugenio Espejo. Las autoridades de este nosocomio llegaron a un acuerdo con las casas farmacéuticas que distribuyen la medicación para el tratamiento del cáncer con la finalidad de cubrir el déficit inmediatamente, y evitar que los pacientes sufran las consecuencias de este reprochable hecho.

111 soluciones inyectables, 11 soluciones para infusión y 10 unidades de polvo para inyección se llevaron los delincuentes tras agredir al personal de servicio y seguridad. Sin embargo, la acción oportuna de la Policía Nacional y la propia seguridad del Hospital evitaron que el perjuicio fuera mayor, ya que los hampones alcanzaron a sacar una maleta pequeña de las cuatro en las que pensaban llevarse la medicación.

El hecho, así como la lista de medicamentos robados que son de difícil comercialización, ya están en conocimiento de las autoridades pertinentes. Incluso, la Sociedad de Oncología se ha sumado en este esfuerzo, que integra una red para detectar el intento de venta en el país. En ese sentido, pedimos también a la ciudadanía mantenerse alerta y denunciar alguna actividad relacionada con este ilícito.

Por otro lado, nuestros pacientes deben sentirse tranquilos pues sus tratamientos no serán interrumpidos gracias a un acuerdo al que llegaron los directivos del Hospital y las farmacéuticas. Los detalles se tratarán este lunes 28 de mayo, a las 09:00.

Un error dejó postrada a Mireya

Mientras desliza su mano por la pared se topa con la cama en donde reposa Mireya, su mamá. “Tengo 23 años”, dice casi balbuceando. La joven permanece inmóvil, con la mirada fija en el techo. No camina, no come por sí sola, usa pañales y olvidó cómo escribir.

Cuando Santos Ríos, su padre, recuerda el 1 de julio del 2009 tiene sentimientos divididos. Fue el día en que nació su primera nieta. Y fue cuando la vida de su hija mayor cambió drásticamente. “Fue por una cesárea y me la entregaron como un vegetal”.

Antes de la cirugía la vida de Mireya transcurría con normalidad. Cursaba el segundo año de Educación en la Universidad de Guayaquil y trabajaba en una fundación. Su padre prefiere recordarla sonriente, como en las viejas fotos que sostiene en su mano.

26 de mayo

Salud organiza visita a clínicas y a hospitales

La presunta falta de atención a Roberto Quimís, el joven que falleció el 27 de abril después de recorrer nueve centros médicos en Guayaquil, motivó un operativo de control a clínicas y hospitales públicos de la ciudad.

El primer sitio inspeccionado por las autoridades de Salud del Guayas fue la clínica San Gabriel, en el sur. El sitio fue clausurado el 16 de mayo, ya que según el informe de control se habría encontrado una medicina caducada en el quirófano. El caso ahora es investigado por la unidad de Procesos Especiales de la Dirección de Salud del Guayas.

Las autoridades también habrían detectado ciertas irregularidades en cuanto a la falta de equipos básicos para el funcionamiento del área de Emergencia. Ese fue uno de los centros por donde pasó Quimís.

La semana pasada, los propietarios de la clínica acudieron a una audiencia en la Comisaría de Salud. En la reunión presentaron varias pruebas que por ahora son analizadas, según el comisario Jack Dieb.

El funcionario explicó que se trata de verificar si el centro cumplió con lo establecido en la Ley Orgánica de Salud. “Los centros médicos deben cumplir con todo lo que dice la ley: quirófanos en buen estado, equipados, cumplir las normas sanitarias”.

Según el anuario de estadísticas hospitalarias del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), hasta el 2010 el país contaba con 780 establecimientos médicos (públicos y privados). Solo en la Costa funcionan 391 centros de este tipo.

 

EL UNIVERSO

28 de mayo

Tú también puedes salvar muchas vidas

Al recibir tu cédula no te niegues a donar.

El artículo 29 de la Ley Orgánica de Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células, aprobado en marzo del 2011, establece el principio de ‘Voluntad Presunta’, es decir, todos los ecuatorianos y extranjeros residentes en el país, mayores de 18 años, al fallecer serán considerados potenciales donantes a menos que en vida hubieran expresado su voluntad contraria.

La doctora Diana Almeida, directora del Organismo Nacional de Trasplante de Órganos y Tejidos (Ontot), revela que las cifras del Registro Civil dan cuenta que el 5% de personas que sacan la cédula muestran una voluntad negativa a la donación y el 95% ha aceptado ser donante.

“La gente ya empieza a hablar de este tema. El primer paso para acceder a la donación es que expresemos a nuestras familias que deseamos ser donantes”, menciona.

En lo que va del 2012 ya se han realizado 209 trasplantes gracias a la solidaridad de los ecuatorianos.

“La ley es solidaridad. Muchos de los que esperan un órgano sano son niños pequeños que nacen con daños renales”, explica Almeida.

La doctora Candela Cevallos, coordinadora de la Unidad de Trasplantes del hospital Luis Vernaza, señala que la donación es el mayor acto de solidaridad, sin embargo, no todos podemos hacerlo.

27 de mayo

Normas de salud y Constitución no garantizan atención médica

Aprieta con fuerza una estampita de Narcisa de Jesús en la mano. María Tapia Delgado, de 52 años, no se cansa de rezar y agradecer por hallar la atención médica que le salvara la vida el pasado viernes 11 de mayo, tras sufrir una crisis cardiaca.

Pero antes de ser atendida en la clínica Guayaquil había vivido un calvario de tres horas en busca de cama y un especialista. Escuchó negativas de hospitales públicos, supuestamente equipados para atender la emergencia, el Sagrado Corazón de Jesús en su natal Quevedo; el Martín Icaza, en Babahoyo; y el Abel Gilbert Pontón, también llamado Guayaquil, ubicado en esta ciudad.

Aún débil, sentada al lado de la cama 9 de la Unidad de Cuidados Coronarios de la clínica, María recuerda las excusas que le habían dado. “En el hospital de Quevedo solo me pusieron oxígeno y me derivaron al Guayaquil, porque no tenían equipos, en el camino, llamaron al hospital de Babahoyo y dijeron que no había camas y tampoco doctores porque era feriado (a un día del Día de la Madre)”, comenta aún admirada la paciente, para quien fue más sorpresa escuchar el mismo argumento en el hospital Abel Gilbert, donde ni siquiera la bajaron de la ambulancia; señala que en ese momento sintió que moriría.

Solo le ofreció una silla de ruedas para que espere hasta el lunes, para ver si hasta ese día se desocupaba alguna cama.

26 de mayo

Misión extranjera devolvió esperanzas a 23 menores

Usar zapatos es uno de los anhelos de Julexi Vera, de 3 años, quien por padecer pie equinovaro (malformación en pies y rodillas) desde su nacimiento no lo ha cumplido.

“Ella se desespera al ver zapatos, ve a sus hermanos que los usan y ella también quiere, pero el médico me recomendó que no le compre, porque no puede usarlos”, comentó su madre Consuelo Zurita, quien espera que su hija pueda hacerlo en los próximos días, luego de la operación que le practicó, el martes pasado, la delegación de médicos norteamericanos Project Perfect World, en el Hospital de Niños Roberto Gilbert Elizalde.

Los médicos extranjeros operaron gratuitamente, durante la semana pasada, a 23 menores. Cuatro de ellos de la columna vertebral; trece, de ortopedia (cadera, rodilla y pie equinovaro); y seis pacientes para cirugía de manos. Los profesionales trajeron equipos e instrumental médico para las cirugías.

Para la pequeña Julexi será su segunda intervención. Al año de nacida la misión le operó un pie y la rodilla. En esta visita, los médicos le operaron el otro pie. Su padre, José Vera, expresó que cuando nació su hija le cotizaron la cirugía en $ 5.000 en otras casas de salud. “No estaba en condiciones de cubrir esos gastos por mis bajos recursos”, comentó el oriundo de Naranjito, que labora como obrero.

Av. Amazonas 2889 y la Granja, Quito, Ecuador
Apartado Postal 17-07-8982, Quito, Ecuador
Tel.: +593-2 2460-330; +593-2 2460-332; +593-2 2460-296; +593-2 2460-215 Fax:+593-2  2460-325
www.paho.org/ecu