Skip to content

Prensa Nacional

Abril 21, 2014

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

EL COMERCIO

 

'En enfermedades tropicales se está pensando poco en los menos favorecidos'

ENTREVISTA 

Manuel Peña/ Representante de la Organización Panamericana de la Salud en Ecuador

Las alertas se lanzaron por el Día Mundial de la Salud y se habló de una preocupación generalizada por las enfermedades causadas por vectores. Incluso se dijo que el cambio climático había disparado estos males.

¿Cuáles son los principales problemas que afronta América Latina por las enfermedades tropicales?

Hay riesgos en la población y los hay por determinantes como la pobreza, falta de educación, condiciones del agua, estructuras de viviendas, problemas térmicos, precisamente como el cambio climático...

Pero, ¿cómo prevenir y tratar oportunamente?

Esto tiene que ser multisectorial. Por ejemplo, en educación, esa Cartera debe estar presente o si se habla de vivienda relacionada con estas enfermedades, la Secretaría enfocada a ello debe participar. Los líderes locales deben asumir esto con responsabilidad. Hay que incrementar educación y participación social.

¿Dónde recibió la OMS los primeros reportes de riesgo por cuadros tropicales?

Estas enfermedades, en realidad, forman parte de una agenda inconclusa que la sociedad tiene, porque si bien hay avances médicos y farmacológicos en estos problemas, se está pensando poco en los menos favorecidos. No hay justificación para que aumenten. El dengue se ha elevado, el paludismo y la malaria también en algunos sitios.

¿Qué enfermedades se ha prevenido en Ecuador?

El dengue, la malaria y la oncocercosis. Estamos contentos de que se haya podido hacer tantos avances contra el paludismo, aunque todavía falta. Pero este país será declarado el segundo, luego de Colombia, en eliminar la oncocercosis, que estaba en el río Esmeraldas. Se está reconociendo eso.

Y en cuanto al dengue…

Hay que seguir más recomendaciones. Se requiere más información, porque es otra de las enfermedades que ha mutado con el tiempo y hay que controlarlo ahora.

¿Por qué cree que en Ecuador se están controlando ­estas infecciones?

Creo que hay una política que está viendo la salud en un amplio espectro. No es un problema de comprar medicamentos o solo limitarse a dar atención en centros. Es un problema de educación y de liderazgo para convocar a otros sectores para que participen y que los jefes de Estado asuman esto de manera responsable. Está entre los países que marchan más a la vanguardia en ese sentido.

¿Cuáles son los países más afectados?

En América está Haití. Allí hay problemas de salud solo comparados con África. Luego de las pérdidas del terremoto han venido enfermedades y no se ha podido recuperar. Bolivia, Honduras y Nicaragua tienen problemas pero hacen esfuerzos para superarlos.

¿Cuáles son las sugerencias de la OMS a los Estados?

Primero, la información de los eventos complicados. Se deben tener sistemas estadísticos para medir, para comparar. Los promedios nacionales ayudan a conocer dónde está el problema y su distribución. Hay que crear una cultura de salud en donde intervengan los medios y las redes sociales. También la intervención del Gobierno nacional, provincial y local para que identifique como prioridad el desarrollo en cuanto a estos problemas.

¿Cómo afrontar las transmisiones de estas enfer­medades por el calentamiento global?

Dotando de información sobre el sistema de salud. Hay que cambiar los patrones de respuesta, por ejemplo, en pueblos donde antes no había mosquitos y que ahora los tienen por el calor. Deben saber adonde acudir, qué hacer. Posiblemente haya microbios que despierten por el cambio climático. Pero además se debe organizar un sistema de vigilancia y tratamiento.

Hoja de vida

Es representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Ecuador. Dice que para prevenir las enfermedades tropicales debe haber educación y participación social. Indica que en Haití hay problemas de salud solo comparados con África y que tras el terremoto han venido enfermedades y no se ha podido recuperar.

OMS presentó lineamientos para tratar hepatitis

Una nueva campaña se auspicia desde la página de la Organización Mundial de la Salud. Esta vez contra la hepatitis C, que según el ente afecta a entre 130 y 150 millones de personas en el mundo.

Uno de los datos más preocupantes es que la dolencia provoca entre 350 000 y 500 000 muertes al año. Por ello, la OMS decidió publicar lineamientos para la detección, el cuidado y el tratamiento de personas infectadas con hepatitis C.

La organización trabaja con los países para introducir estas guías como parte de los programas de tratamiento nacional.

En las Américas -informa la OMS- entre 8 y 11 millones de personas padecen infección crónica con el virus de la hepatitis B, y 7 millones hepatitis C.

Esta enfermedad supone una carga para los sistemas de salud, por los elevados costos que entraña su tratamiento, y que en muchos países es la principal causa de trasplantes de hígado. El apoyo de la organización incluye asistencia para hacer que los nuevos tratamientos estén disponibles, así como que sean asequibles para todos, entre otros puntos.

 

El trasplante de médula ósea ayuda a más niños con leucemia

Tiene sus diminutas uñas de pies y manos pintadas con esmaltes de alegres colores, que contrastan con el grisáceo camino que ha transitado. A Claudia, de casi 7 años, le tocó encarar desde que tenía 3 una leucemia, que ha afron­tado con ayuda de un programa estatal contra el cáncer en Perú: Plan Esperanza.

Como en el resto de América, el cáncer es la segunda causa de muerte en Perú, detrás de las enfermedades cardiovasculares. En este país de 30,5 millones de habitantes, cada año mueren por esta enfermedad 107 personas por cada 100 000 habitantes y se diagnostican 45 000 nuevos casos, según el Ministerio de Salud.

Se estima que 157 de cada 100 000 habitantes padecen de cáncer en el país. Para revertir estas cifras y el elevado costo del tratamiento de la enfermedad, Perú lanzó en noviembre de 2012 el Plan Esperanza, destinado a mejorar la atención integral del cáncer y a garantizar los servicios oncológicos, principalmente a las personas con menos recursos económicos.

La historia de resistencia de Claudia Alvarado se entrecruza con la creación del Plan Esperanza. A la pequeña le diagnosticaron el cáncer a la sangre o leucemia en junio del 2010.

Desde entonces soportó exámenes, tratamientos, dolores... La niña vivía en Santa Rosa, un poblado de agricultores de arroz. Desde ahí, describió su madre, Ivon Sánchez, hay que atravesar "tres pueblos muertos" para llegar en un viaje de una hora en bus a algún hospital de la ciudad de Chepén.

Claudia pasó a un hospital en Chiclayo, capital de otro departamento norteño, Lambayeque, y de allí a Lima, al Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas, todos de la sanidad pública.

En ese centro afrontó un tratamiento severo, cubierto totalmente por el estatal Fondo Intangible Solidario de Salud (Fissal), que financia la atención de enfermedades de alto costo, como el cáncer, de los afiliados al Seguro Integral de Salud (SIS).

 

·         Noticia: Los estudios no se detienen con el fin de dar respuesta al cáncer

·         Noticia: Investigador español logra avances en el tratamiento de la leucemia

·         Noticia: Las células madre del cordón umbilical pueden ayudar a pacientes con leucemia

 

Científicos clonaron por primera vez células adultas humanas

Científicos estadounidenses consiguieron por primera vez clonar células adultas humanas para crear células madre embrionarias cuyo ADN se corresponde con el donante, un avance para la medicina regeneradora y el tratamiento de patologías incurables.

En el marco de este estudio, los investigadores utilizaron la técnica desarrollada por el doctor Shoukhrat Mitalipov, el primero en crear en 2013 células madre embrionarias humanas a partir de células de la piel. Pero en estos ensayos de clonación utilizaron ADN de un bebé de ocho meses.

La nueva técnica, que fue publicada en la revista estadounidense Cell Stem Celle y llevada a cabo por el Advance Cell Technology, fue financiada en parte por el gobierno de Corea del Sur.

El equipo dirigido por Robert Lanza utilizó el núcleo de células de la piel de dos hombres que insertaron de dos ovocitos que generaron embriones primitivos. El ADN fue extraído de estos embriones.

"Hasta ahora no habíamos logrado clonar células adultas para crear células madre embrionarias", afirman los autores cuyo sistema tiene la ventaja de no utilizar embriones fertilizados, una técnica que genera dilemas éticos o fuertes oposiciones en la iglesia católica.

La comunidad científica ha puesto sus esperanzas en la clonación terapéutica que podría llegar a sustituir órganos dañados por el cáncer, la ceguera o la enfermedad de Alzheimer.

No ha sido el único descubrimiento sobre las células madre. En enero expertos japoneses descubrieron una manera de transformar por primera vez células madre en otro tipo de células a través de cambios en el entorno.

 

Más de doscientas millones de personas en el mundo padecen de enfermedad respiratoria

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), potencialmente mortal, afecta a cerca de 210 millones de personas en el mundo, calculó un simposio médico internacional desarrollado en Buenos Aires.

La EPOC es la tercera causa de muerte en Estados Unidos y será la quinta causa mayor de muerte en 2020 a nivel global, coincidieron los participantes en el seminario internacional.

Por lo general, la EPOC se diagnostica en personas de 40 o más años, pero en los últimos años ha dejado de verse como enfermedad exclusiva de los adultos mayores, alertó la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria. "Se debe tener en cuenta que el diagnóstico tardío es responsable de que los pacientes muchas veces hayan perdido hasta más del 50% la función pulmonar", publicó European Respiratory Society Journals.

Más de 12 millones de personas (7% de la población adulta) de Estados Unidos están diagnosticadas con EPOC, y otras 12 millones probablemente padecen la enfermedad pero no tienen diagnóstico, estimaron durante el simposio. En Europa se estima que entre 4 y 10% de los adultos están afectados de EPOC, según un informe de la European Respiratory Society.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pronosticó que las muertes totales por EPOC aumentarán más de 30% durante los próximos 10 años, "a menos que se tomen medidas urgentes para reducir los factores de riesgo".

 

 

DIARIO HOY

El hospital que estuvo en coma renació

El León Becerra de Guayaquil es un ejemplo de trabajo y constancia. En 2011, una auditoría técnica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomendó cerrarlo. Ahora está a punto de convertirse en el primer hospital ecológico de América Latina.

La empresa estadounidense Elite Green Compliance International entregó la primera certificación ambiental del hospital León Becerra de Guayaquil.

Ese es otro de los requisitos cumplidos con los que apuesta a convertirse en el primer hospital ecológico de América Latina. Para conseguir ese reconocimiento, implementó cambios operativos. Para ello contó con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En las últimas semanas, la casa de salud pasó a formar parte de la Red de Hospitales Verdes y Saludables de la región.

Eso convirtió a Ecuador en el segundo país en el mundo en transmitir -vía Internet para todo el mundo- intervenciones quirúrgicas a través del innovador sistema del Google Glasses.

El León Becerra no es privado ni público. Es el único regentado por la Sociedad Protectora de la Infancia de Guayaquil, entidad sin fines de lucro que dirige el argentino Ricardo Koening, radicado en Ecuador.

En 2008, el hospital, que fue creado hace 108 años, inició su proyecto ecológico para acceder a la certificación internacional. Cincuenta pasos deberá ejecutar para convertirse en el primer hospital ecológico de Latinoamérica.

Uno fue dado: la entrega de desechos férreos y equipos médicos electrónicos en desuso a la empresa de reciclaje Intercia para que sean transformados a través de un proceso de desensamblaje primario y luego enviados a Canadá, en donde serán triturados y luego reutilizados como materia prima. Hasta la fecha, ha depositado 16 250 kilogramos de esos materiales.

Someterse a diversas auditorías por intermedio de la certificadora estadounidense Ceti Fice Greem Partners, que avala y estandariza los sistemas de calidad de gestión ambiental para proteger el ambiente, es otro reto cumplido.

Los sistemas y procesos también fueron renovados para obtener el certificado, explica Gabriel Gutiérrez, del área de Gestión Ambiental del hospital.

Uno de ellos es el ahorro de energía eléctrica mediante la implementación de luces led en la Unidad de Cuidados Intensivos, que reemplazaron a las luminarias fluorescentes (consideradas como desecho peligroso contaminante). Luego se hizo lo mismo en las salas de quirófano y exteriores. En futuro próximo -dijo Gutiérrez-, se planea la implementación de paneles solares para las diferentes áreas.

Actualmente se trabaja en nuevos procedimientos para la eliminación de desechos peligrosos, especiales y comunes.

A esos se suma el control del consumo de agua potable, depapel certificado (proveniente de bosques sustentables), el cambio de los líquidos de limpieza para pisos por productos naturales como vinagre y la utilización de materiales de construcción reciclados como baldosas.

En cuanto a los desechos hospitalarios, el León Becerra los entrega en recipientes especiales a la empresa Gadere. Para ello capacitó al personal para que conozca esa normativa, que se ejecuta desde 2011.

El siguiente paso es la eliminación del mercurio y de las placas radiográficas. Las imágenes serán digitales; solo se imprimen en papel a pedido. La historia clínica también será electrónica.

Koening señala que los cambios no se dan de la noche a la mañana y explica que equipo que vayan reemplazando tiene que cumplir los requisitos ambientales.

Todas las innovaciones han permitido que la casa de salud sea parte de la Red de Hospitales Verdes y Saludables de Latinoamérica, certificación que llegará en dos meses. Hace tres años estaba a punto de cerrar. Gracias a donaciones de la empresa privada y del Gobierno hoy se proyecta como un ejemplo de autogestión bajo es eslogan hospital que cambia para servir.

Una operación binacional con Google Glasses

En marzo, el Ecuador se convirtió en el segundo país en el mundo en transmitir intervenciones quirúrgicas en directo a través del dispositivo Google Glasses. Es una técnica similar al Skype, pero de más movimiento. El primero fue El Salvador, que solo realizó una emisión de prueba. Las intervenciones beneficiaron a 50 niños de Guayaquil que padecían de paladar hendido y labio leporino.

Las intervenciones fueron transmitidas desde el hospital León Becerra por intermedio de los médicos de la fundación estadounidense Global Smile, que dirige el doctor Usama Hamdan.

El uso del Google Glasses permitió la transmisión en tiempo real de una intervención quirúrgica de labio leporino a un menor de tres meses de edad, hasta un hospital de Birmingham, Alabama (a una distancia de 3 600 km).

Mediante este innovador sistema, un cirujano de Estados Unidos estaba atento a la operación participaba con indicaciones y trazos virtuales en la pantalla. La operación, además, fue seguida por decenas de estudiantes de medicina de ese país.

Koening calificó esta operación como un logro importante para el hospital León Becerra y el país en general. "Lo interesante es que este hospital, con 108 años de vida, tenga la capacidad de estar haciendo hoy cosas de última tecnología”.

Adicionalmente, se ha capacitado a dos ortodoncistas en la Técnica NAM, que se aplica para colocar un dispositivo en la boca, a manera de placa dental, a un paciente de entre 15 días y 3 meses de edad, para moldear encías y cartílagos. Esto facilita que el procedimiento quirúrgico pueda ser completamente exitoso en el momento de corregir definitivamente el problema de paladar hendido y labio leporino.

Entrevista: Ricardo Koenig, presidente de la Sociedad Protectora de la Infancia de Guayaquil, entidad sin fines de lucro que administra el hospital León Becerra.

‘En 2011 una misión de la OPS nos recomendó el cierre del hospital...’

¿Qué desafíos implica trabajar para que el León Becerra se convierta en el primer hospital ecológico de América Latina?

Para nosotros fue un desafío muy grande. Cuando se construye un hospital nuevo, aplicas todas las técnicas para hacerlo ecológico de partida. En este caso, se trata de un hospital con más de 108 años de fundación, que en esa época no tenía ninguna de las técnicas que hoy existen.

¿Cuándo empezó este trabajo?

Cuando nos hicimos cargo de la institución, en 2011. Ese año el directorio de la Sociedad se planteó el desafío.

¿Con qué áreas empezaron?

Primero, empezamos con una esterilización de todo el hospital. Luego hicimos un acercamiento con la Oficina Panamericana de la Salud (OPS) y le pedimos que hicieran un diagnóstico del hospital. Cuando nos reunimos con la doctora Celia Viera, representante de la OPS para el Ecuador, le dijimos que el diagnóstico debía de ser con toda la crudeza

¿Cuánto costó el diagnóstico?

Fue gratis. Para el diagnóstico, la OPS trajo cinco técnicos, de España, Chile, México, Colombia y Estados Unidos. Cada uno en una especialidad. Estuvieron tres meses levantando la información. Al final nos recomendaron el cierre del hospital debido a que las condiciones en que estaba no eran las correctas.

¿Y qué hicieron?

Como nosotros no habíamos llegado a cerrar el hospital, preguntamos a esos mismos técnicos qué teníamos que hacer para sacarlo adelante. Entonces nos hicieron un programa.

¿Qué siguió después?

A los 8 meses llamamos a la doctora Riera y le dijimos que queríamos darle una placa por el informe y la recomendación sin costo. Luego, hicimos un recorrido por el hospital con ella y al finalizar nos felicitó porque nos comunicó que los cinco técnicos dijeron que estabilizar el hospital les llevaba dos años y nosotros lo hicimos en ocho meses. Desde ese momento, fuimos cumpliendo paso a paso con las recomendaciones.

¿En que momento llegó la idea de convertirlo en ecológico?

Cuando nos felicitaron a los 8 meses de trabajo, nos dijimos que por qué no nos atrevíamos a algo más grande. Hicimos una sesión del directorio de la Sociedad y nos animamos a asumir el reto de convertirlo en ecológico.

¿Quiénes los ayudaron?

Nos empezó a ayudar la empresa estadounidense Elite Green Compliance International, que nos asesoró para trabajar en el tema ecológico. Iniciamos con el cumplimiento de las normas nacionales e internacionales. Hoy somos miembros de la Red Latinoamericana de Hospitales Verdes. El Municipio nos aprobó el plan de trabajo para el proyecto ambiental.

¿En qué beneficia esto a un paciente del hospital?

En la certeza de que en su entorno no tendrá elementos contaminantes..

¿Cómo financia sus gastos el hospital?

Tenemos una asignación del Gobierno que estableció el Congreso. Es un aporte de $80 mil mensuales. En un principio se destinó al pago de salarios y capacitación. Ahora el hospital paga esa aportación con la atención de pacientes no afiliados.

Hace años, el défiti del hospital sumaba $1,4 millones. ¿Cómo lo revirtieron?

Fue en el tiempo en que el diario HOY tituló que el hospital estaba en coma, que por lo demás era la realidad de ese momento. Trabajamos muy duro y hoy hemos superado esos inconvenientes. Saneamos nuestras deudas. Estamos al día con nuestros proveedores. Tenemos abiertos nuestros créditos.

¿Han firmado alianzas con otros hospitales?

Efectivamente. Hemos firmado alianzas con hospitales del Ministerio de Salud, IESS y firmaremos con la Seguridad Social de la Policía.

¿Cuántas camas y qué presupuesto tiene el León Becerra?

Tenemos 160 camas, 40 para adultos y 120 para infantes. Atendemos 200 pacientes en emergencia.

 

EL UNIVERSO

·         El alcoholismo debilita los músculos, según estudio

·          

El impacto del alcoholismo en la fusión de las mitocondrias de las células, contribuye al debilitamiento de los músculos, según un estudio encabezado por la bioquímica chilena Verónica Eisner y publicado este lunes.

La debilidad muscular es un síntoma común tanto de las personas que han sido alcohólicas durante mucho tiempo como de los pacientes con enfermedad de las mitocondrias, los orgánulos celulares que suministran la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular.

En un artículo que publica hoy la revista Journal of Cell Biology, Eisner, de la Universidad Thomas Jefferson, y sus colegas describen un eslabón común en ambas condiciones: mitocondrias que no pueden repararse.

Las mitocondrias reparan sus componentes rotos fusionándose con otras mitocondrias e intercambiando sus contenidos. En este proceso las partes dañadas se separan para un reprocesamiento y son reemplazadas por proteínas de la mitocondria sana que funcionan de manera apropiada.

El tejido muscular depende constantemente de la energía que proveen las mitocondrias, lo cual hace que la labor de reparación sea una necesidad frecuente.

Pero como las mitocondrias están muy apretadas entre las fibras de células musculares, la mayoría de los científicos creía que la fusión de mitocondrias era imposible en estos tejidos.

Eisner creó un sistema para "etiquetar" las mitocondrias en los músculos de esqueleto de las ratas de laboratorio con dos colores diferentes y luego observó si se combinaban.

Según el artículo, Eisner primero creo un modelo de estudio con ratas cuyas mitocondrias expresaban el color rojo en todo momento, y también mediante ingeniería genética hizo que las mitocondrias en las células se tornaran verdes cuando eran alcanzadas por rayo láser.

De esta forma creó cuadrados de mitocondrias verdes brillantes sobre un fondo rojo.

 

EL TELEGRAFO

OMS propone como objetivo del Milenio para 2030 no defecar al aire libre

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto como uno de los objetivos de desarrollo sostenible del Milenio para 2030, en cuanto al acceso a agua potable, saneamiento e higiene, que no se defeque al aire libre, un problema fundamental en países como la India y China.

Esta es una de las propuestas de la OMS que avanzó hoy su directora general de Salud y Medio Ambiente, Maria Neira, en una jornada internacional sobre las herramientas para la mejora del agua de consumo, que se celebró en España.

Neira consideró necesaria la eliminación de la defecación al aire libre, porque se trata de un problema fundamental en algunos países menos beneficiados desde el punto de vista socioeconómico, como por ejemplo en la India.

Pero también en otros como China, que se ha desarrollado mucho económicamente, sin embargo el problema de la defecación, sin ningún tipo de medida sanitaria e higiénica, "sigue siendo un desafío de salud pública".

"Supondría eliminar algo que parece poco ambicioso, pero que sería un gran éxito", incidió Neira, quien explicó otros objetivos más genéricos que se plantea la OMS.

Entre ellos, el acceso universal al agua potable segura, al saneamiento y a la higiene; reducir a la mitad la proporción de la población que no tiene acceso en sus hogares al agua potable, ni es administrada de forma segura, y eliminar progresivamente la "importante desigualdad" que se produce a la hora del acceso.

Son algunos de los Objetivos del Milenio para 2030, pero los que se tienen que cumplir en breve son los de 2015, y según Neira los establecidos en cuanto al saneamiento no se van a poder conseguir.

La representante de la OMS avanzó algunos datos preliminares de un informe realizado con Unicef, que se dará a conocer en profundidad el próximo 8 de mayo, en el que se detalla el grado de cumplimiento actual de esos objetivos.

Y como los fijados para el saneamiento no se van a alcanzar, según Neira, serán necesarias más inversiones en este sentido.

Respecto al agua potable, la cobertura del objetivo es del 88 % y, según Neira, el numero de países que van a alcanzarlo serán aproximadamente 116.

En general, el acceso al agua potable ha mejorado y se pueden apreciar tres bloques de países: los del norte, que tienen un acceso del 91 al 100 %; otro grupo que tiene del 76 al 90 %, y un tercero, conformado por estados del sudeste asiático y del África sudsahariana, en los que menos del 50 % de la población puede acceder al agua potable.

Otra peculiaridad es que las mujeres y los niños, los que más se ocupan de recoger agua, son los que se ven más afectadas por la carga de mortalidad derivada de esa falta de acceso, y se ubican en poblaciones del medio rural.

La carga de morbilidad y de mortalidad por falta de agua potable es importante si tenemos en cuenta que más del 25 % de la carga total está vinculada a factores ambientales que se podrían corregir.

Además del agua, hay otros factores ambientales que causan numerosas enfermedades, como los relacionados con productos alimentarios y el aire. En concreto, siete millones de muertes prematuras están ligadas a la contaminación del aire, según datos de la OMS.

<< Inicio < Anterior 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 Siguiente > Fin >>

Página 133 de 799

Av. Amazonas 2889 y la Granja, Quito, Ecuador
Apartado Postal 17-07-8982, Quito, Ecuador
Tel.: +593-2 2460-330; +593-2 2460-332; +593-2 2460-296; +593-2 2460-215 Fax:+593-2  2460-325
www.paho.org/ecu