Skip to content

Prensa Nacional

Abril 15, 2014

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

EL COMERCIO

 

Los niveles bajos de azúcar dañan la paz en los hogares

Los niveles bajos de azúcar en la sangre hacen que, en un matrimonio, cada integrante sienta más ira hacia el otro, y también aumentan el riesgo de agresividad, según un estudio publicado este lunes en Estados Unidos.

El estudio demuestra como el simple hecho de tener hambre, resultado de bajos niveles de glucosa, puede ser un factor de tensión en las parejas, provocando discusiones e incluso violencia, explicó Brad Bushman, psicólogo de la Universidad de Ohio (norte) y principal autor del trabajo publicado en las Actas de la Academia de Ciencias de Estados Unidos (PNAS) del 14 al 18 de abril.

La investigación fue realizada entre 107 parejas casadas durante 21 días. Para medir la ira, los investigadores dieron a cada participante un muñeco vudú -que se supone representaba al cónyuge- y 51 alfileres.

Al final del día, cada uno de los cónyuges clavaba un cierto número de alfileres en su muñeco, según el grado de cólera que sintiera hacia su pareja. Al mismo tiempo, cada cónyuge debe medir su nivel de glucosa en la sangre antes del desayuno y antes de ir a la cama.

Los resultados mostraron que, cuanto menor era el nivel de azúcar, mayor era la cantidad de alfileres clavados en el muñeco.

El vínculo entre glicemia y cólera persistió incluso entre las parejas que se declaraban satisfechas de su unión.

Al final de los 21 días, se les pidió a las parejas que se sometieran a una segunda prueba: presionar un botón tan fuerte como les fuera posible cuando un punto rojo apareciera en la pantalla de un ordenador.

El ganador de cada pareja tuvo la oportunidad de someter entonces a su cónyuge a un ruido fuerte, y decidir la intensidad y duración.

Los resultados mostraron que quienes tenían un grado de glucosa más bajo, se inclinaban por sonidos más fuertes y duraderos.

Un tercer análisis reveló que aquellos que clavaron más agujas son quienes sometieron a sus parejas a los peores ruidos.

Este fenómeno se explica por el hecho de que la glucosa es el principal combustible del cerebro y el autocontrol necesario para manejar la ira y los impulsos agresivos requiere mucha energía, según los autores.

"El cerebro representa el 2% de nuestro peso, pero consume el 20% de las calorías", sostuvo Bushman, recomendando a las parejas que, antes de una discusión difícil, estén seguros de que no tienen hambre.

1.        

2.       Noticia: Comer siete porciones de frutas y verduras al día puede salvar vidas

3.       Noticia: El cerebro sí distingue entre edulcorantes y azúcar

 

Deborah Hines: 'La meta es bajar la desnutrición crónica en menores de 2 años'

Deborah Hines/ Representante en Ecuador del PMA de la ONU

Hace 15 días, la FAO publicó un informe de la cantidad de alimentos que se desperdicia a escala mundial y dijo que cada persona bota 300 kg de comida al año.

¿Cómo se podría aprovechar al máximo los alimentos que disponemos?

La idea es comprar lo que se pueda comer en una semana. También se debe mejorar la producción con alimentos nutritivos y sanos y bajar el gasto de alimentos. En nuestras capacitaciones este es un tema importante y lo difundimos con mucha frecuencia entre las personas.

¿En esas capacitaciones se enseña cómo administrar los alimentos que se tiene en el refrigerador? Le pregunto esto porque los especialistas dicen que una de las causas del desperdicio es no planificar las compras.
El problema es que mucha gente no tiene refrigeradora. Lo que se debe hacer es comprar lo que se puede consumir en uno o dos días y después ir otra vez al supermercado. Pero eso no es fácil, porque implica un costo de transporte para la gente.

En Ecuador se trabaja el tema del semáforo nutricional. Las autoridades han fijado esto para re­ducir el consumo de las grasas, azúcar y sal ¿Cómo ve este proceso?

Es muy importante porque el conocimiento ayuda a cambiar los hábitos y eso es lo que queremos hacer en nuestro programa. La idea es mejorar el consumo. Sin el conocimiento es muy difícil cambiar los hábitos.

También se hace alusión a que los productos deben especificar si tienen transgénicos. ¿Este tipo de políticas ayudan de cierta manera a mejorar la alimentación?
Lo que queremos promover es la producción y consumo locales. Queremos promover los patrones de consumo y producción sostenible.

Ahora mismo, en Quito usted participa en un evento del Programa Mundial de Alimentos (PMA) para analizar la asistencia mundial en este tema. ¿Cómo lograrlo?

En el caso de Ecuador trabajamos con personas de recursos bajos, entregamos una tarjeta electrónicas en las poblaciones de la frontera norte. Estas tarjetas sirven para que las personas puedan comprar alimentos de primera necesidad y eso cubre el PMA.

¿Qué resultados ha dado este tipo de programas?

Nuestros resultados muestran que sí queremos lograr un objetivo nutricional como por ejemplo diversificar la dieta o promover un mejor estatus nutricional.

A más de la alimentación, ¿qué incluyen estas transferencias?

Se trata de una forma de dar un beneficio a una persona. Por ejemplo, en Ecuador, el Bono de Desarrollo Humano es una transferencia en efectivo para lograr un objetivo. En este caso es mejorar y diversifica la dieta.

 

Menos personas con discapacidad mantienen los beneficios de ley

Las ventajas tributarias y laborales se reacomodan para las personas con discapacidad, tras la entrada en vigencia del reglamento a la Ley de Discapacidades, de finales del año pasado.

Hoy, cuatro meses después, los efectos de esas disposiciones generan inconvenientes, ya que el universo de beneficiarios se recortará, debido a que los porcentajes de discapacidad se incrementaron y muchas personas quedarán sin acceso a estas oportunidades.

Al interior del Servicio de Rentas Internas (SRI), el mecanismo de beneficios tributarios (exoneración del Impuesto a la Renta y devolución del Impuesto al Valor Agregado) continúa afinándose.

En el caso del IVA, de las aproximadamente 362 000 personas -según cifras del Consejo Nacional de Igualdad de Discapacidades (Conadis)-, quienes registraban una discapacidad del 30% podían pedir la devolución. Con esta norma, que elevó el techo al 40%, se restringe el acceso a un número de personas que en estos momentos la autoridad tributaria se encuentra evaluando.

Aunque, el Conadis ha estimado que alrededor de 25 000 personas se encuentran en el rango que está entre el 30 y 40% de discapacidad y que posiblemente ya no perciban estos beneficios tributarios.

Esto aplica también para la exoneración del Impuesto a la Renta, algo que empezará a regir desde el próximo año, ya que el ejercicio fiscal actual ya se cumplió. Por ello, hasta el próximo 15 de enero, la persona deberá entregar a su empleador el certificado que acredite su porcentaje de discapacidad.

En materia laboral, la situación es similar. La legislación establece que las personas que tengan del 30 al 39% únicamente podrán acceder a un empleo en las empresas que tengan más de 25 empleados. Por esa razón, hay menos probabilidades de acceso laboral de este grupo de 25 000 personas.

Conforme han señalado las autoridades del ramo, la razón es que las personas con menor porcentaje de discapacidad tienen mayor posibilidad de reinsertarse laboralmente, mientras que las de mayor grado deben ser más protegidos.

·          

·         Noticia: Más personas con discapacidad montan negocios

·         Noticia: Más de 3 000 personas con discapacidad tienen empleo en la Sierra centro

·         Noticia: El IESS aumenta el aporte del afiliado

 

EL TELÉGRAFO

 

80 menores serán sometidos a cirugías traumatológicas

En el Hospital General de Santa Elena Dr. Liborio Panchana Sotomayor, el servicio estará habilitado hasta el 22 de abril. El 13 iniciaron las valoraciones.

Las operaciones resolverán problemas ortopédicos y deformidades de los niños.

Alrededor de 80 niños y niñas de 2 a 14 años se beneficiarán con las jornadas de cirugías traumatológicas y ortopédicas que se realizan en el Hospital General de Santa Elena Dr. Liborio Panchana Sotomayor como parte de un convenio entre el Ministerio de Salud Pública (MSP) y la fundación El Cielo para los Niños del Ecuador.

El servicio, que estará habilitado hasta el próximo 22 de abril, resolverá problemas ortopédicos y deformidades o infecciones de las extremidades superiores (brazos, manos) e inferiores (rodilla, cadera, pie, pierna).

Desde el pasado 13 de abril iniciaron en el centro hospitalario las valoraciones a los pacientes para determinar quiénes necesitan cirugía.

Ricardo Beltrán, director provincial de Salud de Santa Elena, aseguró que para esta cartera de Estado constituye una prioridad mejorar la calidad de vida de todos los ecuatorianos. “Hemos aceptado gustosamente colaborar con los modernos quirófanos del hospital Liborio Panchana para las cirugías que hará esta misión médica, en beneficio de los niños y niñas que padecen problemas en sus extremidades”, expresó.

Según el Ministerio de Salud, en el procedimiento quirúrgico participa un equipo de 23 profesionales estadounidenses liderado por el especialista David Shaw, quien es representante de la fundación Un Niño a la Vez, de Salem, Oregón. Este equipo de médicos lo integran anestesiólogos, cirujanos, además de especialistas en traumatología y ortopedia.

Última actualización el Martes 29 de Abril de 2014 16:50
<< Inicio < Anterior 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 Siguiente > Fin >>

Página 199 de 863
Facebook OPS Ecuador
Twitter
Youtube OPS Ecuador
Flickr
Linkedin
RSS Feed

Comunidades OPS

Av. Amazonas 2889 y la Granja, Quito, Ecuador
Apartado Postal 17-07-8982, Quito, Ecuador
Tel.: +593-2 2460-330; +593-2 2460-332; +593-2 2460-296; +593-2 2460-215 Fax:+593-2  2460-325
www.paho.org/ecu