Skip to content

Prensa Nacional

Enero 12, 13 y 14, 2013

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

EL COMERCIO

 

13 de enero de 2013

Salud cierra clínica privada por sospecha de infección

La Clínica Cotocollao, ubicada en las calles 25 de Mayo y Lizardo Ruiz, fue clausurada ayer por las autoridades sanitarias. Los motivos: cinco neonatos se contaminaron posiblemente con una bacteria y uno de ellos falleció.

Gabriela Mangandi es la madre del bebé fallecido. Se trataba de una de sus hijas gemelas que nacieron el 23 de diciembre. La otra bebé fue trasladada al Hospital Baca Ortiz donde le confirmaron que tenía una infección provocada por una bacteria.

Los otros recién nacidos infectados tenían similares síntomas: vómito, sangrado, estómago hinchado y piel verdosa. Por lo que también fueron trasladados al Hospital Baca Ortiz, según la información de la Dirección Provincial de Salud de Pichincha.

Los propietarios de la clínica se defienden diciendo que dos de los cinco neonatos ya recibieron el alta médica y que no fueron a ninguna casa de salud, aunque sí se los llevaron en ambulancias. Reclaman también que la Dirección Provincial de Salud les haya acusado de no tener permiso para manejar un área de neonatología cuando pasaron varias inspecciones sanitarias y tenían sus camas dispuestas para recibir a los pacientes de la red pública de salud.

La clínica Cotocollao, que tiene una trayectoria de casi 20 años, mantenía un convenio con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) para recibir a los pacientes de esta entidad. El abogado de la entidad, Vicente Izquierdo, señaló que en los últimos seis meses, cuando se abrió la sala de neonatología, se han atendido a 170 bebés y que no ha habido ninguna complicación.

Al momento del desalojo, aparte de los cinco neonatos, solamente había dos pacientes adultos que llegaron a la clínica por otras dolencias. Una de las propietarias asegura que no querían marcharse y que fue doloroso el traslado.

Es la primera clausura que se hace en Pichincha este año. En el 2012 el caso más mediático fue el cierre de la Clínica Gastromed, en el norte de Quito, donde murió una paciente que acudió a hacerse una reducción de estómago. Esto ocurrió el 21 de mayo y actualmente dos galenos fueron acusados por un supuesto error médico en la cirugía laparoscópica que debían practicarle a la mujer.

14 de enero

Abogado pide que clínica sea abierta

Los cuatro neonatos que el sábado pasado fueron evacuados de la Clínica Cotocollao, ubicada en el norte de Quito, no tienen ninguna infección. Así lo dio a conocer el abogado de esta casa de salud, Vicente Izquierdo.

Así lo dio a conocer el abogado de esta casa de salud, Vicente Izquierdo: “Tenemos conocimiento de los informes, ninguno de los cuatro niños adolece de ninguna enfermedad ni tiene ninguna bacteria, por eso alego que el cierre de la clínica es ilegal”.

Esta clínica del norte de Quito fue clausurada por la Dirección Provincial de Salud de Pichincha como medida de prevención, ante un posible riesgo epidemiológico, dada la alerta médica remitida por el Hospital Baca Ortiz, adonde llegó uno de los pacientes.

El bebé que fue atendido en el hospital pediátrico era hermano de un neonato que murió con un paro respiratorio producido por la inmadurez pulmonar con la que nació, según la Clínica Cotocollao. Su madre, Gabriela Mangandi, alumbró el 23 de diciembre y tuvo un embarazo gemelar complicado.

Por eso Izquierdo reclama que en el oficio de clausura se señale que la clínica no tenía condiciones de salubridad en la sala de Neonatología. ¿Y quién ha mandado a los niños a la clínica?, se pregunta. El piso de Neonatología ha recibido todos los casos de prematurez remitidos por el Ministerio de Salud, incluso de lugares tan lejanos como San Lorenzo, en Esmeraldas. Se atendieron 170 casos en los últimos seis meses.

Las autoridades sanitarias dijeron en un comunicado que el cierre no significa que la clínica esté considerada un agente infeccioso y hacen énfasis en lo preventivo de la medida.

En el operativo participaron 11 ambulancias, pertenecientes a hospitales y áreas de Salud de la Dirección Provincial de Salud de Pichincha, 41 funcionarios del Ministerio de Salud (médicos, paramédicos, trabajadoras sociales, psicólogo/as, personal técnico) y personal policial.

El ojo seco es un mal común en Quito

Para que los ojos funcionen sin molestias necesitan estar lubricados o bañados con lágrimas. Esto se consigue a través del parpadeo, pues durante este acto involuntario la córnea se impregna de una capa de lágrimas.

Si los ojos no producen suficientes lágrimas, la superficie de esta zona se irrita y este problema se conoce como ‘ojo seco’, señala Delia Landázuri, oftalmóloga del hospital Metropolitano.

“Las lágrimas lubricantes fluyen desde unas glándulas situadas en el párpado superior y se dispersan sobre la superficie del ojo, y desde este se drenan por canales que desembocan en la nariz”, señala Galo Guerra, oftalmólogo del Instituto Oftalmológico Gustavo Moreno.

El síndrome del ojo seco es un daño de la película lagrimal, que se puede presentar por deficiencia de lágrimas o por su excesiva vaporación. Es una enfermedad multifactorial que tiene que ver con la edad. Por lo general se presenta pasado los 40 años y las mujeres son más propensas a padecerlo, además de personas que sufran de enfermedades autoinmunes (lupus, artritis, hipotiroidismo, etc.).

Tener rosácea, acné, caspa o el ingerir medicamentos para la hipertensión, antidepresivos, para la próstata, anticonceptivos orales u hormonas de reposición hormonal también predisponen a la persona a sufrirlo.

“En Quito, más del 80% de las personas sufre de algún grado de ojo seco, esto debido a la sequedad del clima, la altura, el sol, ya que en esta zona los rayos caen perpendicularmente y hay contaminación”, manifiesta Guerra.

EL UNIVERSO

13 de enero de 2013

Cierran clínica Cotocollao por muerte de neonato en Quito

Con un operativo que contó con apoyo policial, las autoridades de salud de Pichincha clausuraron ayer la clínica Cotocollao, ubicada en el norte de Quito. La medida se dio por la supuesta condición antihigiénica en las que se desarrollaban las actividades en ese establecimiento de salud, lo que habría provocado la muerte de un neonato, el pasado 8 de enero, por una infección bacteriana.

Cinco bebés que estuvieron internos en la clínica fueron llevados al hospital Baca Ortiz para hacerles varios exámenes con el objetivo de comprobar si también estaban infectados con esa bacteria.

El operativo de cierre, que se inició desde las 07:00 de ayer, se llevó a cabo con la participación de quince policías, varios funcionarios de la Dirección Nacional de Salud y el comisario Giovanni Flores, quien fue el encargado de emitir los sellos de clausura.

Ellos coordinaron el traslado en ambulancias de los trece pacientes, entre ellos, tres menores que estaban internados en la clínica en estado delicado, pero estable, a otras casas de salud públicas y privadas.

Los administradores de la clínica anunciaron que esperarán los resultados de estos análisis para pronunciarse. No obstante, una representante del centro, que no se identificó, advirtió que estos saldrían negativos. Señaló que desconocía la causa legal para el cierre.

Las autoridades de salud advirtieron que no darán ningún tipo de declaración. La clínica funciona desde hace dos décadas y tiene un convenio con el IESS para recibir pacientes.

 

Enero 11, 2013

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

EL COMERCIO

El ejercicio, aliado del adulto mayor

Sus tiempos de cancha no se han ido del todo. Sus fanáticos de viejas y nuevas generaciones lo rodean, le piden una foto.

A sus 76 años, Vicente Lecaro Coronel, el ex zaguero del Barcelona, reconocido ‘Ministro de Defensa’ y pieza clave en la ‘Cortina de Hierro’ de la Tricolor de los sesenta, no ha colgado los zapatos deportivos.

Él asiste al programa coadyuvante de patologías crónicas y degenerativas del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en Guayaquil. 15 minutos de pedaleo en la bicicleta estática son suficientes. Luego otros 15 de resistencia, con pequeñas pesas.

Esa es su rutina los lunes, miércoles y viernes desde hace dos meses. Una lesión en la cadera, por la que debieron colocarle prótesis, lo alejó del fútbol. Pero no del ejercicio.

El médico deportólogo Rafael Santelices supervisa el ‘entrenamiento’ de rehabilitación del ‘Ministro’, quien es uno de los 700 afiliados que acuden al programa desde abril. En su mayoría son jubilados, desde 60 hasta 90 años.

“El 60% sufre hipertensión o tiene diabetes mellitus. Son enfermedades que deterioran el organismo con pérdida de visión, problemas renales, dificultad para caminar. Con ejercicios adecuados variados hasta han dejado las medicinas”, dice el doctor. Lecaro, por ejemplo, bajó de peso y poco a poco se aleja de los bastones que lo acompañan desde la cirugía.

Es viernes en la mañana y el cuarto piso del Hospital del IESS es exclusivo para 200 pacientes, casi todos adultos mayores. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el mundo vive una revolución demográfica. Para el 2050, se calcula que 2 000 millones de personas -una de cada cuatro- serán mayores de 60 años.

Como recomendación, la OMS habla de planes de envejecimiento saludable, con el fin de mantener al adulto mayor activo, saludable, involucrado y prevenir o postergar enfermedades.

La música tecno y electrónica que retumba en los parlantes inquieta los pies de Lecaro. También de Blanca Jácome. Ella tiene 72 años y confiesa que le encantan los valses y los sanjuanitos.

Los viernes da paso a algo más moderno. Es una de las primeras en la clase de bailoterapia. “Derecha… izquierda… saltando… Otra vez”. Las instrucciones del terapista Xavier Párraga se oyen durante los 45 minutos de la sesión.

“Quiero estar delgadita, bajar esta barriga”, dice Blanquita al terminar la extenuante rutina. No luce cansada, tan solo se corrió un poco su maquillaje. El cambio no es solo físico. Párraga dice que también es una terapia psicológica. “Cuando se dice jubilación muchos caen en el sedentarismo hasta la depresión. Aquí cambian su estilo de vida”.

La camiseta que luce Luis Chancay, de 76 años, lo delata. Dice “Dulce Esperanza”, nombre del club de diabéticos al que asistía. “Pero aquí me siento bien. Ya no tomo tantas pastillas”.

Los adultos mayores representan el 9,3% de la población del país (fueron 1 341 664 personas mayores de 60 detectados en el censo del 2012). La osteoporosis (19%), diabetes (13%), problemas del corazón (13%) y enfermedades pulmonares (8%) son los males más comunes. Evitarlos o frenar sus efectos también depende de una alimentación balanceada.

La nutricionista Carla Rangel, del Hospital del IESS, recomienda fortalecer el desayuno, tener un almuerzo equilibrado -poco arroz y harinas, más proteínas- y una merienda ligera, con vegetales o frutas. Ella mide centímetro a centímetro la evolución de los pacientes a través de un examen computarizado de masa muscular.

El ‘Ministro’ Lecaro, por ejemplo, ha bajado algunas libritas. Se siente más ágil, alegre. “El fútbol no me dio plata, pero dejó amigos y amigas… Aquí hasta me quieren secuestrar, por eso ando con guardaespaldas”, bromea Lecaro.

 

Enero 10, 2013

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

EL COMERCIO

El biolarvicida cubano ya se reparte en los hogares

En sus tradicionales mochilas azules, los visitadores del Servicio Nacional de Control de Enfermedades Transmitidas por Vectores Artrópodos (Snem) ya no cargan kilos de abate. Tampoco la cuchara para la dosis exacta.

En reemplazo portan decenas de pequeños frascos, en presentaciones de 30 mililitros. Desde noviembre pasado, los brigadistas recorren la parroquia Tarqui, en el noroeste de Guayaquil.

En esa zona, solo en la última semana de diciembre, repartieron 2 104 frascos de Bactivec, el biolarvicida que el Gobierno compró a Cuba por un convenio de USD 75 millones para combatir al dengue en esta etapa invernal.

En sus charlas con los vecinos del sector Pancho Jácome, los trabajadores del Snem cambiaron su metodología. Ya no llegan cada dos meses, ahora visitan las viviendas al menos una vez por semana. Este biolarvicida, compuesto por un bacilo que destruye a las larvas del mosquito Aedes aegypti, debe aplicarse cada 15 días -dos gotas por cada litro de agua-.

A eso se suma un ingrediente adicional, quizá el más importante: la participación comunitaria, tal como destaca uno de los 49 técnicos cubanos que llegaron para promocionar el producto de la empresa estatal cubana Labiofam.

“Con este producto se va a capacitar a la gente. El visitador va a detectar con el morador las aguas que no son útiles, en tachos, floreros, limpiar las llantas donde están larvas”, dice uno de ellos. Pero no dar nombres. Su acento caribeño suena familiar en los callejones lodosos de la Pancho Jácome. Éricka Cabrera no duda en abrir la puerta al visitador del Snem, Jimmy Romero. “Él nos ha enseñado a identificar las larvas, sacó las que teníamos en unas llantas que botamos”.

Los cubanos aseguran que el Bactivec ha sido usado con éxito en América. “En Cuba puede haber casos, pero a niveles mínimos que no constituyen riesgo”, dicen.

En los informes sobre el dengue de la Organización Panamericana de la Salud, Cuba casi no reporta sus casos. La estadística del 2002 reveló que 3 011 personas tuvieron la enfermedad. En el 2007 reportaron 27 y de los años siguientes no hay registros.

No obstante, en el 2012 hubo focos en 98 de 169 municipios lo que obligó a movilizar un “ejército de activistas” contra el virus, según un reporte de agosto del Ministerio de Salud cubano. 15 municipios registraron una “situación más crítica”, pero tampoco hubo cifras.

En septiembre del 2012 Labiofam tuvo un congreso internacional. El periódico oficial Granma reportó que a pesar del aporte de Bactivec “en Cuba solo ha sido empleado en determinadas ocasiones y lugares puntuales”. Y que no está incluido en el programa de lucha contra el Aedes aegypti, en lo que se sigue usando productos químicos . “No es que no vamos a tener dengue, pero no va a haber epidemia”, asegura Efraín Beltrán, director del Snem.

Obreros del Snem reclaman

Unos USD 6 400 por trabajador es, en promedio, el monto que el Snem debe cancelar por concepto de retroactivo a 656 empleados fijos de la institución. “Tenemos el papel del ejecútese pero aún no nos pagan”, dijo un visitador que prefirió no dar su nombre. El pedido lo realizan desde el 2011.

En su mayoría son brigadistas de fumigación y visitadores. Al contar con un contrato estable, sus sueldos pasaron de USD 360 a 518, como establece la Ley Orgánica de Servicio Público (Losep).

El director del Snem, Efraín Beltrán, aseguró que el pedido está en trámite. “El 27 de diciembre hubo una reunión en Quito con el asesor jurídico de la Ministra (Carina Vance). Revisamos los papeles y se pidió otros que se adjuntaran”. Según el Director, el retroactivo (de 22 meses) se pagará en febrero.

El reclamo se reaviva tras la llegada de 80 cubanos para laborar, por dos años, en la campaña de prevención del dengue en el país.

Con la nueva estrategia de combate al Aedes aegypti, el Snem espera contratar, solo para Guayaquil, a 800 visitadores. Ellos recibirán talleres desde el 19 de enero. De preferencia el Snem contratará a personas que vivan en las zonas de fumigación y control vectorial.

Un larvicida cubano genera dudas en el control del dengue

Es la nueva estrategia del Ministerio de Salud contra el dengue este 2013. Bactivec, un biolarvicida creado por la estatal cubana Laboratorios Biológicos Farmacéuticos (Labiofan), fue presentado como el producto estrella para eliminar las larvas del mosquito Aedes aegypti, en siete ciudades.

Es ecológico, mata larvas en 24 horas, se usó en Taiwán y Brasil. Son los elogios de Efraín Beltrán Ayala, director del Servicio Nacional de Control de Enfermedades Transmitidas por Vectores (Snem).

Y para mostrar que es inofensivo para la salud humana no dudó en mezclar dos gotas del biolarvicida en agua y beberla. Tras 26 años de usar el abate (químico), el Snem apuesta por el producto cubano.

Ecuador firmó un convenio con Cuba por USD 75 millones para dos años. En 2012, el presupuesto del Snem fue de USD 7 millones.

Para este invierno ya están en Ecuador 24 contenedores para repartir el Bactivec a 4 millones de ecuatorianos este año.

El acuerdo incluye la visita de 80 técnicos cubanos que, por dos años, recorrerán Manta, Montecristi, Jaramijó, Guayaquil, Machala, Huaquillas y Santo Domingo.

Bactivec se creó en 1986. Contiene esporas de Bacillus thuringiensis israelensis serotipo H-14, según la web de Labiofam.

El Director del Snem explica que el bacilo entra al intestino de la larva (Aedes, Culex, Anopheles) la paraliza y la mata en 24 horas. Pero ese éxito no ha tenido eco.

Gustavo Bretas, consultor de la Organización Panamericana de la Salud, dice que hay pocos datos de efectividad. “No hay publicaciones en periódicos científicos. No ha sido muy usado en América, más en África. Esos son datos de Labiofam, no puedo decir si es bueno o malo, no tengo evidencias”.

En julio de 2012, el país africano de Ghana hizo un convenio similar con Cuba. Para dos años (USD 74 millones) compraron Bactivec y Griselesf contra la malaria.

El acuerdo coincidió con un reporte de la Organización Mundial de la Salud para África que indica que el uso de biolarvicidas tiene un rol “específico y limitado” y que para ser “eficaces deben estar adaptados a cada localidad”.

Para Beltrán, la poca confianza en Bactivec va por el lado económico. “Por qué no es tan efectivo, dice la OMS. ¿Un insecticida (abate) es mejor que algo ecológico? Es que el insecticida mueve plata”.

Entre febrero y abril de 2012 el Snem hizo pruebas con Bactivec en el cantón Pasaje (El Oro). “Ahí el índice vectorial (casas con larvas) era de 29 y bajó a 1,8”.

Pero poniendo en la balanza abate vs. biolarvicida no hay mucha diferencia. El estudio en Pasaje se hizo en 1 431 viviendas. En unas se usó 1 ml de Bactivec en 50 litros de agua. En otras, 5g de abate en 50 litros.

El tiempo de muerte de la larva fue similar (24-48 horas). El costo también (por casa USD 0,19 Bactivec, USD 0,21, abate). El Bactivec se aplica cada 15 días con monitoreo frecuente del Snem. El abate, cada dos meses.

Ese detalle, al parecer, incidió en los resultados en Pasaje. Las casas más visitadas tuvieron más participación comunitaria y hubo más destrucción de criaderos (tanques, llantas, pozos…).

Francisco Andino, ex ministro de Salud, coincide en que preparar a la comunidad es el arma más efectiva contra el dengue. “No por beneficiar a un país hermano (Cuba) tenemos que afectarnos sin que exista un debate”.

Pero el abate no desaparecerá. En el Snem aún hay 18 000 kilos que se usarán en el resto del país.

Sobre los laboratorios de Labiofam Labiofam tiene más de 20 años de creación. Provee el 98% de los productos veterinarios que necesita Cuba y ha llegado a 51 países, según su website.

En el 2009, el presidente Rafael Correa visitó Labiofam en Cuba. Hay ofertas para que Ecuador adquiera biofertilizantes y los bioplaguicidas.

El dengue no dio tregua en el país durante el 2012

Con lluvia o sin ella. A lo largo del 2012 el dengue sumó 16 769 casos en el país. Según estadísticas del Ministerio de Salud,hasta mediados de diciembre se reportaron 16 479 casos de dengue clásico, 290 de tipo grave y 23 fallecidos.

Manabí encabeza la lista con 5 355 de tipo clásico y 88 graves; seguido de Guayas con 3 029 casos de dengue clásico y 79 graves.

También hubo en el resto de la Costa, Galápagos, Pichincha, Santo Domingo… en todas las provincias, menos Imbabura, según la Dirección Nacional de Vigilancia Epidemiológica. La última semana de reporte (19 de diciembre) hubo 98 casos, según el boletín epidemiológico No. 45 de Salud.

En cuanto a los casos graves, el 65,9% de las personas afectadas con este tipo de dengue fueron menores de 14 años (191 niños). El estudio epidemiológico determinó la circulación de cuatro serotipos. En Guayas y Manabí se detectaron el 1, el 2 y el 4. La circulación simultánea de estos serotipos (en especial el tipo 2) aumentó las posibilidades de dengue grave.

El informe del Ministerio apunta que la enfermedad no dio tregua debido a factores sociales, económicos y ambientales que hacen vulnerable al 70% del territorio nacional. Es decir, unos 8 200 000 habitantes corren el riesgo de adquirir el virus, transmitido por el mosquito Aedes aegypti.

Efraín Beltrán, director del Servicio Nacional de Control de Enfermedades Transmitidas por Vectores Artrópodos (SNEM), espera que este año la incidencia baje. Para ello, asegura, el Gobierno adquirió un producto “estrella”, el biolarvicida Bactivec para exterminar las larvas de Aedes aegypti.

Este producto cubano reemplazará al tradicional abate, que se utilizó por 25 años desde que se detectaron los primeros casos en el país, en 1988. Hace dos semanas, la ministra de Salud, Carina Vance, presentó esta iniciativa de ‘control biológico’ en Manabí.

El Ministerio, a través de un convenio por USD 75 millones, adquirió frascos de Bactivec para dos años. Como complemento, 80 técnicos cubanos están en siete ciudades del país. Esperan llegar a 4 millones de habitantes.

Las pruebas se hicieron en febrero, en Pasaje (El Oro). Ahí, según explica Beltrán, el índice vectorial (número de casas en donde se detecta las larvas del mosquito por cada 100) era de 29 y bajaron a uno con el uso del biolarvicida cubano. En Ecuador el índice vectorial es de 20 por cada 100.

A fines de diciembre, solo en Guayaquil se repartieron 2 104 frascos en barrios del noroeste. 59 cubanos están en la urbe.

Examen de Papanicolau podría detectar cáncer de ovario y de útero

El examen de Papanicolau, una prueba de rutina a la que las mujeres se someten cada uno o dos años para detectar cáncer cervical, podría ayudar a identificar también otros cánceres, según una investigación divulgada esta semana.

Esta nueva prueba aprovecha el fluido extraído del cuello uterino para examinar la presencia de ciertas mutaciones específicas del cáncer.

Los científicos esperan identificar así casos de cáncer de ovario y de endometrio, dos de los cánceres más comunes y mortales que, hasta ahora, no podían detectarse con una prueba de rutina.

En el estudio piloto, la prueba logró detectar con precisión los 24 tipos de cáncer de endometrio, una tasa de éxito del 100%, según los resultados publicados el miércoles en la revista estadounidense “ Science Translational Medicine ” .

La prueba también halló nueve de 22 tipos de cáncer de ovario, una tasa de éxito de 41%, durante el estudio piloto. Y en ningún caso en el estudio mujeres sanas en el grupo de control fueron mal diagnosticadas con cáncer.

Los científicos advirtieron sin embargo que el nuevo estudio debe ser probado a una escala mucho mayor antes de ser puesto a disposición del público.

Pero consideran que la prueba podría ser una potente herramienta en la lucha contra el cáncer de ovario y de endometrio.

 

Enero 9, 2013

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

EL COMERCIO

Identifican un gen que posibilitará nuevas terapias para diabetes y obesidad

Un grupo de científicos internacionales identificó un gen que regula el metabolismo de las grasas y que posibilitará la creación de nuevos tratamientos contra la diabetes y la obesidad, según informó hoy la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en un comunicado.

La investigación en ratones, señala la nota, demostró que si se bloquea la expresión de este gen, llamado TRIP-Br2, los ratones reducen su obesidad, ya que almacenan menos grasa.

Según los investigadores, si se bloquea este gen aumenta la lipólisis, un proceso mediante el cual la grasa se transforma en lípidos que sirven para el consumo energético del cuerpo.

A este respecto, la investigadora de la UAB, Cristina Mallol, aseguró que los resultados "hacen pensar en una futura terapia para contrarrestar la obesidad, la resistencia a la insulina y el exceso de lípidos en la sangre".

La investigación, publicada en la edición digital de la revista "Nature Medicine" de esta semana, fue dirigida por investigadores de la Universidad Harvard y contó con la participación de la UAB y las universidades de Singapur (Singapur), California, Florida e Illinois (EE.UU.), la Universidad de Leipzig (Alemania) y el Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica (INSERM) de Toulousse (Francia).

Un especial que mide el impacto ambiental

¿Qué uso le está dando usted a la energía? ¿Al agua? Le invitamos a realizar un recorrido para conocer cuál es la huella que usted deja sobre este planeta. En este especial usted podrá ver alternativas para un mejor uso de sus recursos.

EL UNIVERSO

Cuatro guayaquileños con segunda oportunidad gracias a 2 donantes

En el hosp. Luis Vernaza se hicieron los trasplantes. Dos de los 4 receptores dan su testimonio.

Martha tenía cinco meses de gestación cuando le diagnosticaron insuficiencia renal. La semana siguiente, la mujer empezó a recibir las hemodiálisis. Esto ocurrió hace cuatro años.

“En ese momento solo me interesaba el bienestar de mis hijas mellizas. Pensé que al culminar el embarazo se me iba a quitar la enfermedad, pero no fue así. Ahí vino lo duro, el tiempo que le quitaba a mis bebés por estar en las diálisis me deprimía”, recuerda la mujer, quien hace tres semanas recibió el trasplante de uno de los dos riñones de un joven que falleció en un accidente de tránsito.

La intervención quirúrgica se efectuó en el hospital Luis Vernaza. “Me devolvió la esperanza de vivir y luchar por mi familia. Ahora ya no estaré atada a una máquina, ni al tiempo que dura cada sesión (diálisis) y que le quitaba a mis hijos”, expresa Martha, quien permaneció más de dos años en lista de espera.

El 12 de diciembre recibió la noticia de que había un posible donante. “Estaba escéptica, no quería ilusionarme. Me dijeron que me haga unos exámenes y a las pocas horas me los hice. Luego me llamaron y me dijeron que tenía el 77% de compatibilidad... Cuando salí del quirófano, ahí supe que era real”, narra al ver a su hijo.

Y aunque desconoce el nombre de su donador, Martha da gracias a esa familia, “aunque un pariente fallece, un pedacito de esa persona va a seguir vivo en otra persona y va a llenar de felicidad a su familia”.

Mitos y realidades de los consejos para amamantar

Hojas de col (repollo) para los pezones, fenogreco para mejorar la producción de leche, bolsas de té para aliviar el dolor. Estos son algunos de los consejos que en muchos países, durante generaciones, han pasado las madres a sus hijas cuando están lactando.

Bebé lactando
Hay muchos consejos para "amamantar mejor" pero no hay evidencia científica que los apoye.

Pero ¿qué tan útiles son estos remedios "caseros"?

Los expertos de salud en muchos países continúan destacando la importancia del amamantamiento entre las nuevas madres.

Pero es cierto que la lactancia puede presentar dificultades para muchas madres y sus bebés. Por ejemplo, se puede presentar inflamación o irritación en los pezones, dolor de senos y poca producción de leche que no parece satisfacer al bebé.

Y hay una lista larga de consejos para aliviar estos malestares. Por ejemplo, que comer avena o beber cerveza incrementa la producción de leche.

Muy usados pero poco útiles

Un equipo investigadores en Estados Unidos, decidió realizar una encuesta entre expertos en lactancia para analizar si estos consejos realmente funcionan.

El doctor Jonathan Schaffir y su equipo del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, realizaron un sondeo entre expertos en lactancia preguntándoles qué tan a menudo hacían una de estas recomendaciones a las madres lactantes, a pesar de que no existe evidencia científica que las respalde.

El estudio, publicado en la revista Breastfeeding Medicine, incluyó a 124 especialistas en lactancia afiliados a centros médicos en 29 estados del país.

La encuesta pedía a los especialistas que ofrecieran ejemplos de los consejos que habían escuchado y, si ellos los utilizaban con sus pacientes, cuáles eran las recomendaciones que ellos daban.

La Fundación Theodora visita con payasos y magos a niños hospitalizado...

Payasos, magos, actores y cuentacuentos de la Fundación Theodora visitan como Doctores Sonrisa a cientos de niños hospitalizados para llevarles un momento de dispersión y alegría en medio de su enfermedad.

Durante todo el año estos peculiares médicos tienen una misión principal: sacar una sonrisa a los niños enfermos de diferentes hospitales infantiles.

La Fundación creada en Suiza también trabaja en España con un equipo de más de 25 Doctores Sonrisa que ayudan con su terapia de risas a la recuperación de los pequeños que, según expertos, hace que los niños se recuperen mejor.

 

Enero 8, 2013

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

EL COMERCIO

Las expropiaciones, en el plan para ampliar red de salud pública

El Ministerio de Salud prevé continuar con el camino de la expropiación de clínicas privadas para ampliar su red de servicios. La Clínica San Francisco, ubicada frente al Hospital Baca Ortiz, pasó a manos del Estado el 27 de diciembre.

Su gerente, Patricio Canelos, confirma que ese día se firmó un convenio con la Secretaría de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar) y aunque no revela el monto de la negociación dice que se hizo un segundo avalúo catastral, ya que el primero, que era de USD 730 000, no estaba acorde con la realidad.

“Aceptamos la expropiación como una contribución que hacemos desde la Clínica San Francisco para conseguir el bienestar de la salud pública. Jamás estuvo en nuestro pensamiento crear conflicto, obtener un beneficio excesivo, o perjudicar a nuestros trabajadores”, dice Canelos y añade que la clínica, que tiene una trayectoria médica de 50 años, continuará en otras instalaciones en el norte.

Las palabras del gerente de la clínica tienen correspondencia con sus actos pues en el último período que apoyó al pediátrico, a finales de 2011 e inicios de 2012, se encargó de los análisis radiológicos de más de 2 000 niños y hasta ahora no ha recibido el pago por sus servicios y los insumos que ocupó. Son más de USD 20 000.

El edificio de la Clínica San Francisco debe pasar a manos del Estado en dos meses, pero el gerente está pendiente de una reunión con las autoridades sanitarias para conseguir una prórroga de dos meses más. Está pendiente la reprogramación de las más de 100 cirugías que tenían planificadas y el traslado de zonas sensibles como el área de terapia intensiva neonatal, que tiene 12 camas y una ocupación del 100%.

“Hay cuatro o cinco niños que están en etapa de maduración o esperando cirugías importantes que no van a poder ser manejados desaprensivamente”, dice.

Los cuatros pisos del edificio de la Clínica San Francisco se convertirán en una unidad de diagnóstico del pediátrico Baca Ortiz, según Andrés Cadena, asesor de talento humano del Ministerio de Salud. La expectativa era empezar el equipamiento y la readecuación del espacio en este mes, pero se retrasará hasta que se haga la entrega efectiva del inmueble. La Cartera de Salud, sin embargo, no ha indicado el monto de la inversión que hará en esta nueva unidad.

La expropiación de esta clínica obedeció a un pedido del presidente Rafael Correa, que visitó el Hospital Baca Ortiz en enero del 2012, después de que una niña de siete años cayera por el ducto de un ascensor. Allí se enteró de que la entidad de enfrente prestaba servicios médicos al pediátrico. Por eso, pidió que el inmueble fuese declarado en utilidad pública.

Para Fernando Salazar, médico especialista en administración e investigación médica, el crecimiento de la red pública de salud, a través de las expropiaciones, se justifica porque la infraestructura está deteriorada y data de los años del ‘boom’ petrolero de hace 40 años. Pero su crítica es que nuevamente todo se construye en función de la curación. “El Ministerio solo genera oferta para la atención de la morbilidad y no hace nada para la prevención y promoción de la salud”.

En el portal de esa Cartera de Estado aparece de manera escueta el detalle de un proyecto que lleva como título: “Fortalecimiento de la Red de Servicios de Salud y Mejoramiento de la Calidad” y se lee en los apartados de misión y visión que el primer nivel de atención contará con todo lo necesario para la promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

Pese al pedido que hizo este Diario para ampliar esta información no hubo respuesta de la autoridad sanitaria. En el documento, colgado en el portal, solo hay un detalle estadístico de las unidades con las cuales contará el país hasta 2021 (ver nota compartida).

Patch Adams regaló sonrisas en el Hospital Baca Ortiz de Quito

El médico reconocido por promover la risoterapia con fines médicos visitó este centro de salud para niños. Fue recibido con mucha alegría.

Entre el sueño y la vigilia, Emiliano de la Cruz espera sentado en el área de Consulta Externa del Hospital Baca Ortiz. Desparramado en el asiento, revela que está preocupado porque a su hija, de 14 años, le están haciendo una endoscopia y teme por los resultados. De un momento a otro, Emiliano se yergue por unos ruidos que llaman su atención. Son pitos y maracas tocados por jóvenes vestidos de colores sin combinar. Cada uno tiene su estilo: una peluca grande, unos lentes redondos enormes... todos tienen algo en común: la nariz roja.

En medio de tanto color, resalta una cabeza más alta que lleva un gorro en forma de peluche de gallina. De bigote blanco y pelo -mitad blanco mitad azul- que le llega hasta la cintura, sonríe a quienes lo miran. Es Patch Adams, el doctor estadounidense que inventó la risoterapia con fines médicos y que se popularizó tras la película que lleva su nombre, protagonizada por Robin Williams.

Ayer, a las 08:53, llegó hasta este hospital de niños junto con 10 ‘clowns’ (payasos) de la agrupación Clowns Célula Roja.

Una nariz plástica roja, unos zapatos varias tallas más grandes, una pantaloneta al estilo hippie y una camisa colorida. Su atuendo atrae numerosas miradas. El ‘Doctor de la risa’, como también es conocido, se acerca a un pequeño de gorro azul que espera el turno para ser atendido junto a su madre. Se aproxima aún más y el niño ríe tímidamente. Patch aplasta la nariz del pequeño y luego la suya –grande, roja y plástica– haciéndola sonar. Un sonido circense despierta la risa del niño cuyo rostro revela cicatrices de quemaduras. Patch observa a su madre, se sienta al lado y la imita: cruza la pierna y alza la mirada meditabunda. Los tres ríen. Patch abraza al pequeño y sigue su recorrido.

Junto a ellos está Emiliano, cuyo semblante es ahora diferente. Sonríe y no despega su mirada de este médico de 68 años. Patch se le acerca y saca de su pantaloneta un pescado de hule que aplasta y emite otro sonido. Ambos sonríen. El doctor se va y este quiteño confiesa que le hizo bien el momento, que estaba bastante estresado, que a veces se olvida de la importancia de reír, que ese doctor lo ayudó a recordarlo.

 

<< Inicio < Anterior 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 Siguiente > Fin >>

Página 69 de 145

Av. Amazonas 2889 y la Granja, Quito, Ecuador
Apartado Postal 17-07-8982, Quito, Ecuador
Tel.: +593-2 2460-330; +593-2 2460-332; +593-2 2460-296; +593-2 2460-215 Fax:+593-2  2460-325
www.paho.org/ecu