Curso Andino en Clima y Salud sobre el Uso de Información de Clima para la Salud Pública

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

El cambio climático es reconocido como uno de los problemas ambientales globales más complejos y que mayores desafíos presenta a la sociedad, a la comunidad científica y técnica y a las autoridades políticas. El efecto invernadero, fenómeno natural benéfico que permite la vida sobre el planeta tal cual la conocemos, está siendo afectado por las actividades antrópicas, que, a través de las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero (GEI), está modificando el grado de concentración de dichos gases en la atmósfera y generando, en consecuencia, efectos sobre el clima.

Las principales categorías de efectos adversos a la salud por el cambio climático incluyen efectos directos e indirectos. Los efectos directos corresponden extremos climáticos e incluyen estrés térmico por el mal tiempo y desastres. Los efectos indirectos provienen de influencias mediadas por el clima sobre las enfermedades de transmisión vectorial, enfermedades transmitidas por agua y alimentos, y seguridad alimentaria y del agua. Los efectos indirectos provienen también como consecuencia de problemas socioeconómicos y desplazamientos de poblaciones.

En las Américas, los temas de especial preocupación son: el aumento de casos de clima extremo, cambios en el suministro de alimentos y seguridad nutricional, abastecimiento de agua, variedad y distribución de enfermedades transmitidas por vectores y ascenso del nivel del mar. Dada la creciente urbanización en las Américas, los temas de salud urbana tendrán una gran importancia.

En este contexto, del 19 al el 30 de Noviembre 2012, en Quito, Ecuador, se realizó el “Curso Andino en Clima y Salud sobre el Uso de Información de Clima para la Salud Pública”. Los organizadores de este curso fueron: el Ministerio de Salud Publica de Ecuador (MSP), el Instituto de Investigación Internacional para el Clima y la Sociedad (IRI) de la Universidad de Columbia y la  Organización Panamericana de la Salud (OPS), en colaboración con el Ministerio del Ambiente de Ecuador (MAE) a través del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), la Universidad Central del Ecuador, el Centro de Investigación sobre el Fenómeno del Niño (CIIFEN), la Organización Mundial de Meteorología (OMM) y el Instituto Interamericano para la Investigación del Cambio Global (IAI), 


Los participantes a este curso, profesionales relacionados con las áreas de clima, salud y ambiente de los seis países de la región andina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela se beneficiaron con una mejor comprensión, entendimiento y habilidad para manejar el control de los impactos del clima en la salud. El objetivo del curso  de contribuir y mejorar la capacidad local y regional para usar información del clima para intervenciones relacionadas al sector salud en los países andinos, se cumplió muy bien según la evaluación participativa de los participantes.  Los facilitadores y conferencistas, expertos nacionales e internacionales provenían  de 9 países.


Como producto concreto del curso, los  participantes desarrollaron cuatro  propuestas de proyectos multidisciplinarios, guiados por las conferencias y ejercicios que involucró el curso. Las propuestas responden al cómo van a aplicar los conocimientos y la formación obtenida en el Curso (por ejemplo, desarrollo de capacidades institucionales, proyectos de investigación, o proyectos que incidan en la
política pública, etc.), con foco en la adaptación en  salud, frente al cambio climático.
Dos de las propuestas ya cuentan con un fondo semilla para ser iniciadas a comienzos de 2013: “Creación de  una Red Binacional para la Vigilancia y Control del Dengue relacionando el  uso de información de clima y salud en la zona  fronteriza Peruano-Ecuatoriana” y “Relación entre enfermedades diarreicas y variables del clima en el cantón Eloy Alfaro  y Tumaco en la zona fronteriza de Ecuador y Colombia”.

Este curso hace seguimiento a las recomendaciones del Simposio Internacional “Cambio Climático y Salud: Una Visión desde la Mitad del Mundo” que organizó al Centro de Biomedicina de la Universidad Central del Ecuador, con apoyo de la Universidad de Emory de Estados Unidos de América, y contó con el apoyo de varias instituciones: Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Investigación - SENESCYT / Programa Prometeo, Ministerio del Ambiente – MAE, Ministerio de Salud Pública – MSP, Banco de Desarrollo de América Latina – CAF, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales – FLACSO, Organización Panamericana de la Salud, OPS/OMS Ecuador la OPS y varios socios mas,  del 3 al 5 de octubre de 2012, en la ciudad de Quito, Ecuador.

La Estrategia y Plan de Acción Sobre el Cambio Climático de OPS, aprobada por los Cuerpos Directivos en 2011, indica diversas medidas que el sector salud debería tomar en cuatro ejes: 1) Concientización que incluye información y capacitación del sector salud; 2) Datos probatorios que incluye la investigación; 3) Alianzas que promueve el trabajo intersectorial; y, 4) Adaptación como medida urgente debido a los cambios inevitables esperados.

El documento final de la Conferencia de Río+20, llamado “El futuro que queremos”, reafirma que “el cambio climático es uno de los mayores problemas de nuestro tiempo”, y hace un llamado a la adaptación como una prioridad mundial inmediata y urgente.

 

Última actualización el Viernes 11 de Enero de 2013 14:47