Diciembre 21, 2012

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

 

EL COMERCIO

 

Licor y azúcar, fórmula explosiva

La mezcla de bebidas alcohólicas con gaseosas o jugos dulces perjudica a la glucosa. La absorción es mayor y el tiempo de inestabilidad es prolongado. Si en la reunión de Navidad toma vino, no se pase al ron y ni al whisky.

Las dos últimas semanas de diciembre suelen estar dedicadas a los compromisos sociales. Las fiestas con los amigos y las reuniones de compañeros del trabajo son comunes y, para estar con buen ánimo durante estas celebraciones, es habitual que se ingieran bebidas alcohólicas.

La mezcla de licores puede causar daños en el organismo, aunque depende de la cantidad de alcohol que se ingiera y del tipo de bebidas escogidas para la reunión, según Consuelo Meneses, doctora responsable del Centro de Información y Asesoría Toxicológica.

Hay que tener mayor atención a los azúcares combinados con los grados de alcohol etílico, que en exceso puede generar dolor de cabeza de alta intensidad e incluso derivar en una intoxicación.

Las mezclas de estas sustancias hacen que una persona absorba con mayor rapidez y por un tiempo prolongado el alcohol en el organismo. Meneses explica que cuando se ingieren diferentes bebidas como el whisky, el vino y aguardientes sin destilar (o pasar por un adecuado proceso de elaboración), se afecta directamente al sistema neurológico.

“El efecto de embriaguez es más rápido, se prolonga por más tiempo y, cuando está mezclado con bebidas con azúcar produce fuertes dolores de cabeza, mareos e incluso vómitos”.

En la mayoría de casos los licores se mezclan con bebidas dulces para que sean más agradables al gusto, pero el azúcar afecta a la glucosa en el organismo y, por ende, el efecto posterior es grave.

“Todo licor en exceso es malo para la salud y más cuando están mezclados, o no han sido bien elaborados o se consumen con bebidas dulces”, dice Galo Idrobo, profesor de posgrado de Medicina Interna y Emergencias en la Universidad Central.

Para este especialista en toxicología, es recomendable que la persona se mantenga con un solo tipo de bebida alcohólica durante toda la reunión social. “Es importante –señala el facultativo– que se cuide al organismo, si no se siguen estos consejos y se bebe en exceso, además de intoxicarse se puede originar una ceguera temporal o permanente, un desequilibrio en el sistema neurológico y se perjudica directamente al hígado”.

 

EL UNIVERSO

 

Grupo de mujeres con VIH/sida ayer recibió diplomas

 

La Asociación de Mujeres, Niñas y Adolescentes Viviendo con VIH/sida graduó ayer a 65 de sus integrantes después de tres meses de capacitación microempresarial.

El proyecto se llama ‘Mujeres emprendedoras’, las preparó en la elaboración de bisutería, adornos con globos y fómix. Contó con el financiamiento del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

Entre las graduadas estaba Rosario (nombre protegido), de 48 años, quien mostró orgullosa los collares, pulseras y aretes multicolores que aprendió a elaborar en pocas semanas.

Cada una de las mujeres recibió un diploma y materiales para iniciar sus actividades.

La agrupación prepara para mañana el evento ‘Regala una ilusión, comparte una sonrisa’, en el coliseo del colegio Dante Alighieri, situado en Cuenca y Guerrero Martínez.

En la jornada se presentarán varios artistas invitados. Además, las recién graduadas pondrán a la venta sus productos y artesanías que ahora elaboran.

Alexandra Villavicencio, directora ejecutiva de la asociación, indicó que el objetivo del evento es que cada asistente pueda donar un juguete, ropa, víveres o vitaminas para ser donados a los hijos de las integrantes del grupo.

La dirigente agregó que después de la capacitación hicieron una encuesta socio-económica entre las mujeres, con la que comprobaron que en algunos casos sus hijos no tienen una buena nutrición.

 

Fiesta para los pacientes más chicos de Solca

 

“Belén, campanas de Belén, que los ángeles tocan qué nueva me traéis” es el coro del villancico que entonó Samanta, de 6 años, junto a su mamá, Guisela Mero, durante el agasajo navideño que recibieron los pequeños pacientes de Solca.

La menor que padece de leucemia tomó la cámara de su mamá y aprovechó a tomarse una foto con uno de los animadores del evento. Al preguntarle sobre el regalo que desearía recibir por parte de Papá Noel, ella respondió rápidamente: “Un chichobelo para cuidarlo”.

Washington fue otro de los niños que disfrutó del show musical, concursos y juguetes que recibió por parte de la agrupación Musical al Corazón, conformada por padres de familia del Ecomundo Centro de Estudios y del colegio Americano, quienes organizaron el evento en el auditorio de la entidad, la mañana de ayer.

Allí, decenas de los pacientes de Consulta Externa disfrutaron de los concursos.

En el tercer piso de Solca, en el área de Pediatría, los menores hospitalizados también recibieron regalos por parte de las fundaciones.

Fernando Delgado, gerente de Operaciones de la fundación Malecón 2000, se disfrazó de Papá Noel para entregar los juguetes a los niños que fueron sorprendidos por este personaje mientras descansaban.

Asimismo, la fundación Manitos Guerreras regaló juguetes, productos de aseo, vitaminas y caramelos.

Los voluntarios de esa fundación se acercaron a cada uno de los pacientes, les regalaron globos y les desearon una feliz Navidad.