Junio 16, 2011

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

 EL COMERCIO

Pacientes del Eugenio Espejo pagan por la medicina

No hay ibuprofeno, diclofenaco, ciprofloxacina, nafazolina ni perindopril. Una mujer con varices, una joven operada de la nariz, una niña con gripe, un obrero con conjuntivitis y un paciente hipertenso no encontraron estos medicamentos en la farmacia del Hospital Eugenio Espejo el pasado martes.

La opción fue comprar en las farmacias del sector. El gasto promedio por receta fue de USD 15. “Dicen que es gratuito y es mentira”, decía Olga Can, hija de la mujer con varices. Ella es una de las 1 200 personas que pasan a diario por consulta externa y luego salen con sus recetas de color verde a la farmacia del hospital. “En vano hacemos fila”, dice la madre de la niña con gripe, que también acude a farmacias privadas para comprar la medicina para su madre diabética. Al mes gasta unos USD 16. “Hace dos meses que compramos la medicina fuera. Solo en abril le dieron las pastillas en la farmacia del hospital”.

El gerente del Hospital, Víctor Hugo Sevilla, explicó: “Hemos recibido desde marzo al 3 de junio los medicamentos y tenemos cubierta una gran proporción de los requerimientos de nuestros pacientes”. El funcionario solamente reconoce que faltan medicinas para casos particulares. “No hay medicamentos para cosas de corte muy especial como casos de parkinson o de nefrología”.

Las obras de rehabilitación del Delfina Torres no se concretan

Una carpa hace las veces de consultorio médico. Está ubicada en las afueras del hospital Delfina Torres de Concha, en el centro norte del cantón Esmeraldas. La falta de espacio en la casa de salud obligó a las autoridades a instalarla, junto al área de Emergencias.

Los pacientes, especialmente mujeres con niños en brazos, esperan su turno en una larga fila. En la carpa, un médico y una enfermera atienden a los niños y adultos que no lograron conseguir un turno para consulta externa. En esta carpa se atienden unas 200 personas a diario.

EL UNIVERSO

Quejas porque antirretrovirales se entregan solo para dos días
 
Más de 200 personas que padecen de VIH esperaban ayer de pie e impacientes que les entreguen sus antirretrovirales en el hospital de Infectología. A ellos les informaron -en la oficina que funciona junto a Farmacia-que tenían que esperar porque no había algunas medicinas como Efaviris y Duovir.

Luis, de 21 años, fue el primero en la fila. Él llegó a las 02:30 y obtuvo el primer tique.

La emergencia, 30 días más

Por segunda vez, el Gobierno renovó la emergencia sanitaria, por 30 días más. El 10 de enero fue la primera vez que se declaró la emergencia. En ese entonces se anunció la inversión de $ 406 millones destinados para ocho hospitales. La segunda fue el 11 de abril pasado, cuando se extendió a todas las unidades operativas del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Según el comunicado del MSP, con la renovación se concluirá la etapa de construcción de 13 nuevos hospitales en 7 provincias, se intervendrá en infraestructura y equipamiento de decenas de unidades de salud y se adquirirán 90 nuevas ambulancias.

Familia gastó $ 6.000 en recetas de hospital estatal en Ambato

En el país rige una emergencia en la Salud, pero en el hospital de Ambato hay deficiencias

Los padres de José Luis Chata Hinojosa, de 13 años, viven un calvario por los gastos que demanda la enfermedad del menor, asilado en el Hospital Docente Ambato. Ellos reniegan porque no se han beneficiado de la atención y medicina gratuita que, según la Constitución, debe brindarse en las casas de salud estatales. Hasta ayer, los progenitores llevaban acumulados $ 6.000 en gastos, que significan deudas. Esta situación se presenta cuando en el país rige una emergencia hospitalaria, dos veces renovada, que en algunos casos ha significado mejor atención.

EXPRESO
 
Los antirretrovirales volvieron a escasear

Desde Vinces llegó ayer a Guayaquil Douglas N., un enfermo de sida que buscaba retirar sus medicinas en el Hospital de Infectología. Para su sorpresa, Douglas debió regresar a su ciudad de origen con las manos vacías.
La misma decepción vivieron decenas de pacientes provenientes de distintos cantones de la provincia y del país. A la hora de retirar sus medicinas, todos se quejaron de haber recibido tratamiento para un día. Otros, en cambio, obtuvieron un tiquete firmado por la Dirección de la Casa de Salud para que hoy las reciban.
Los miembros de Redogam (Red de Organizaciones y Ayuda Mutua del Ecuador) se reunieron ayer en la tarde para denunciar el poco interés de las autoridades de Salud en solucionar la escasez de medicinas. Desde febrero pasado, la situación afecta a más de 3.000 pacientes.