Junio 25, 2012

Imprimir Correo electrónico
AddThis Social Bookmark Button

 

EL COMERCIO

La capacitación apuntala al naciente banco de tejidos

Óscar Schwint, presidente de la Asociación Latinoamericana de Bancos de Tejidos (Alabat), es el padrino del Banco de Tejidos del Hospital Eugenio Espejo. Fruto de la cooperación sur-sur, el patólogo clínico argentino visitó por segunda ocasión el Ecuador, con la misión de capacitar a los técnicos nacionales encargados de preparar los tejidos para la donación.

El banco de tejidos de Quito es parte del Organismo Nacional de Trasplantes y Tejidos (Ontot) y oficialmente se inauguró en diciembre pasado. Las pequeñas conquistas que ha reportado hasta ahora se basan en la preparación de córneas para las personas que han recibido un trasplante (44 membranas se han procurado en el país y 74 de han importado, según la Ontot).

La capacidad de los bancos de tejidos es mayor y se puede procurar y almacenar piel, huesos, tendones y hasta válvulas de corazón, con una infinidad de usos quirúrgicos entre los que se destacan la recuperación de quemados, la reparación de huesos dañados por tumores, el reemplazo de válvulas cardiacas, etc.

Schwint explica que cuando los técnicos estén capacitados y se cuente con los recursos necesarios para tener tejidos seguros (que no transmitan ninguna enfermedad), el banco de tejidos del país será exitoso. Añade que se están cumpliendo las etapas correspondientes.

El patólogo argentino indica que el banco de tejidos que dirige en su país tiene 18 años de trabajo y que solo después de este tiempo, su equipo es capaz de procurar todo tipo de tejidos.

Con esta experiencia realizó varios cursos la pasada semana en Quito. En el Hospital Eugenio Espejo supervisó la extracción de tendones de una mujer que falleció en un accidente de tránsito; sus familiares aceptaron la donación de órganos y tejidos.

Un médico persa que sana el cáncer

Para la mayoría de sus pacientes en el Hospital Eugenio Espejo, el doctor Wali es un ecuatoriano más; de hecho sus documentos de identidad así lo indican. Pero cuando alguien repara en el nombre completo que lleva bordado en el delantal, Wali Mushtaq, le hace la pregunta de cajón. ¿De dónde es usted? Y el médico antes de responder bromea un poco. “Soy del oriente”, acostumbra a decir y solo ante las muecas de incredulidad de la gente termina confesando la verdad. “Vengo de oriente, pero de Medio Oriente, de Afganistán”.

Este médico afgano, que habla un español rápido y golpeado, quizás por la acentuación que tiene el persa nativo, es uno de los más ocupados del hospital de especialidades de Quito. Dirige el servicio de oncología y hematología, que recibe unos 180 pacientes por día entre los que llegan a la consulta externa y los que asisten a la quimioterapia ambulatoria.

Entre las 07:00 y las 09:00 de cada día visita a todas las personas hospitalizadas que ocupan las 14 camas asignadas a su servicio, y alguna más que él consigue con sus buenos oficios. Luego atiende la consulta externa y sobrepasa hasta la hora de su comida con tal de recibir a todas las personas que se arremolinan en su consultorio.

El exceso de vitaminas afecta al hígado

El consumo indiscriminado de vitaminas por el hecho de querer mejorar la condición física, nutricional o el rendimiento en la vida diaria, llega a tener efectos tóxicos, informó el experto mexicano Miguel Escalante Pulido, en declaraciones al diario El Universal de su país.

El titular del departamento de endocrinología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco detalló que, de hecho, el 99 % de la población en general no necesita de suplementos vitamínicos ya que los requerimientos diarios los consume en los alimentos de manera natural, sobre todo en las frutas y verduras.

Destacó que cuando se habla de las vitaminas A, B, C, D y E, los efectos nocivos de su consumo sin control pueden ir desde descamación de la piel, caída de uñas, hasta náuseas, vómitos, gastritis y daño hepático.

Añadió que el exceso de la vitamina C puede incrementar el riesgo de cáncer, en tanto que si se trata de vitamina D, su sobre ingesta puede propiciar incremento de calcio en la sangre y la fragilidad ósea. Pero también puede facilitar la calcificación de órganos vitales como riñones, además de propiciar posibles efectos a nivel de debilitamiento muscular.

El experto dijo que aunque es una práctica común, apenas entre el cinco y el siete por ciento de las personas que consultan al endocrinólogo lo hacen por malestares atribuibles a hipervitaminosis. Solo entonces los pacientes caen en cuenta de que consumir vitaminas en exceso no es tan inocuo como por lo general se cree.

USD 1,3 millones se desviaron ilegalmente del Hospital Carlos Andrade Marín

USD 1,3 millones se habrían desvíado ilegalmente del presupuesto del Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM) del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) a una cuenta privada, anunciaron autoridades de la institución la tarde de este viernes.

María Sol Larrea, Coordinadora Nacional de Gestión de Unidades Médicas del IESS, dijo que funcionarios del HCAM emitieron 137 boletines de pago sin sustento legal; es decir, sin facturas, informes u otro documento que respalden el egreso. De ellos, 60 boletines están desaparecidos del Departamento de Contabilidad.

Los pagos se habrían realizado aparentemente para cancelar compra de material como aluminio a favor del Hospital, pero esto en realidad nunca ocurrió. "Se emitieron los boletines, luego otra persona los firmaba y los bajaba a Tesorería sin tener el sustento legal y, pese a ello, era pagado a cuenta de un tercero, así de sencillo operaba este ilícito".

Los pagos se realizaron a la cuenta privada de un solo beneficiario que sería dueño de una vidriería en Chillogallo, al sur de Quito.

Hasta ahora se han detenido a cuatro sospechosos de haber cometido el ilícito, luego de que se presentara la denuncia el jueves de esta semana en la Fiscalía de Pichincha por “peculado” o abuso de bienes o dineros públicos. De ellos, tres son funcionarios del Hospital.

Según Larrea, el ilícito se cometió en 2011, aunque explicó que ya en 2009 se emitió un boletín de pago sin tener sustento por unos USD 900.

La funcionaria indicó que el ilícito fue detectado gracias a revisiones de informes de auditorías efectuadas como parte de la implementación de las Normas ISO 9001-2008 en el Hospital Carlos Andrade Marín. “Recién las auditorías se levantaron en el 2011 y, por eso, se puede determinar esto”, dijo la funcionaria.

EL UNIVERSO

 

Médicos practican con muñecos que reaccionan al dolor

En el Hosp. Roberto Gilbert se utilizan simuladores para la docencia. $ 120 mil costaron los equipos.

Su pequeño cuerpo desnudo permanece acostado en una camilla. El sutil movimiento de su pecho, que sube y baja, semeja la respiración. Su dedo índice conectado a un monitor controla su pulso y presión arterial. Y aunque no se mueve, puede llorar y mostrar los síntomas de las distintas enfermedades que afectan a los niños.

Se trata de un simulador pediátrico, un muñeco de unos tres meses de nacido que está revestido con un caucho especial de color crema y que servirá para la docencia de los médicos internos y residentes del hospital de niños Roberto Gilbert.

“El muñeco funciona como un ser humano, se le va a poder medir la presión arterial, frecuencia cardiaca y respiratoria. Va a simular que vomita, convulsiona, que tiene neumonía, edema de lengua, soplo de corazón, derrame pleural, es decir, el mismo panorama que tienen los niños enfermos”, señaló Enrique Valenzuela, director técnico del hospital, durante la inauguración de esta sala de docencia.

Con la adquisición de tres simuladores, dos iguales a recién nacidos y uno de edad escolar, se prevé minimizar errores médicos. “Se practicarán las habilidades médicas que antes se aprendían con el paciente y que ahora se aprenderán con la misma exactitud, pero sin agredirlos”, dijo Alfredo Robalino, jefe de Docencia del hospital.

En una semana aumentaron 1.070 enfermos con dengue

Casos pasaron de 9.982 a 11.052 hasta la semana 24. Cada 9,5 minutos hay un infectado.

De 9.982 subieron a 11.052 los casos de dengue en las 24 provincias del país, en el transcurso de una semana, según un informe del Ministerio de Salud Pública (MSP) difundido en las últimas horas del viernes.

Los 11.052 casos significan un incremento de 1.070 entre las semana 23 y 24 de este año, 152,8 cada día, 6,3 cada hora y 1 cada 9,5 minutos. Es también el alza más considerable en los últimos meses. En ese periodo, el número de personas confirmadas con dengue clásico fue mucho mayor porque pasó de 9.820 a 10.887, mientras que las reportadas con la enfermedad de tipo hemorrágico (denominado grave por las autoridades) subieron de 162 a 165.

No obstante, los casos hemorrágicos dejan un total de 20 muertos en el país en lo que va del año. La mayor cifra la tiene Manabí con 9 decesos, seguido de Guayas con 5, Santo Domingo de los Tsáchilas con 2, y Los Ríos, El Oro, Santa Elena y Pichincha con 1 cada una.

Las estadísticas del MSP demuestran que siete fueron las provincias, de la Costa y el Oriente, en donde se registró incremento de la enfermedad, entre las semana 23 y 24. Manabí pasó de 2.753 a 3.478, Los Ríos de 1.500 a 1.684, El Oro de 1.204 a 1.265, Esmeraldas de 305 a 357, Galápagos de 50 a 56, Morona Santiago de 29 a 31 y Orellana de 76 a 77.

Autoridades de salud estiman que el 70% de la extensión territorial del país tiene condiciones ambientales propicias para la reproducción del vector transmisor del dengue, que es el mosquito Aedes aegypti.