Skip to content

Día Mundial contra el Cáncer “Hagamos algo Unidos”

San Salvador, 4 de febrero 2012. La Unión Internacional para el Control del Cáncer (UICC) y sus organizaciones afiliadas con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), conmemoró el Día Mundial contra el Cáncer, cuyo lema para este año es “Hagamos algo Unidos”, que hace referencia a la importancia del trabajo en equipo, envolviendo diferentes sectores de la sociedad en general y transmitir el mensaje: «El cáncer también se puede prevenir», adoptando una serie de medidas sencillas que reducen sustancialmente el riesgo de desarrollar cáncer más adelante. 

El cáncer puede afectar a jóvenes y viejos, ricos y pobres, hombres, mujeres y niños- y representa una carga enorme para los pacientes, las familias y la sociedad. Es una de las principales causas de defunción en el mundo, sobre todo en los países en desarrollo.

Esta enfermedad es la causante de una de cada ocho muertes en todo el mundo, más que el Sida, la tuberculosis y la malaria juntos. Cada año se diagnostica cáncer a más de 12 millones de personas y 7,6 millones fallecen por esta enfermedad.


En la región de las Américas, es la segunda causa de muerte, donde se registran 2,5 millones de casos nuevos y 1,2 millones de muertes por cáncer en 2008.

Si no se adoptan medidas, se prevé que en el año 2030 la cifra total de nuevos casos de cáncer diagnosticados llegue hasta los 26 millones, y que la cifra de muertes alcance los 17 millones, presentándose el aumento más acelerado en los países de bajos y medianos recursos.

En El Salvador para el año 2011 el Ministerio de Salud reportaba 643 defunciones por diferentes tipos de tumores cancerosos considerándose la 13º causa de muerte a nivel hospitalario.

Sin embargo, muchas de esas muertes se pueden evitar. Más del 40% de los cánceres se pueden prevenir con un modo de vida sano o evitando el consumo de tabaco, reduciendo el consumo nocivo de alcohol, practicando hábitos saludables de alimentación y actividad física así como la  vacunación contra las infecciones que los causan como el virus de la hepatitis B o el virus del papiloma humano. Otros pueden ser detectados tempranamente, tratados y curados. Incluso cuando el cáncer se encuentra en fase terminal, es posible aliviar el sufrimiento del paciente con unos buenos cuidados paliativos.

El tabaco constituye actualmente la principal causa de cáncer que se puede prevenir en todo el mundo.  Fumar provoca entre el 80% y el 90% de todas las muertes por cáncer de pulmón y cerca de un tercio de todos los fallecimientos por esta enfermedad en los países en desarrollo, incluido el cáncer de boca, laringe, garganta y estómago.

El consumo de alcohol aumenta el riesgo de sufrir cáncer de boca, garganta y laringe, mama, intestino e hígado. El riesgo de padecer un cáncer del aparato digestivo superior es mayor a medida que aumenta la cantidad de alcohol que se consume por encima de 25 gr/día (unos 2,5 dl de vino o 5 dl de cerveza). Consumir 100 gr diarios de alcohol (aproximadamente 1 litro de vino o 2 litros de cerveza) supone un riesgo entre 4 y 6 veces mayor de padecer dichos cánceres en comparación con las personas que consumen alcohol de forma moderada o que no toman bebidas alcohólicas.

Aunque el cáncer no es una enfermedad infecciosa, hay una serie de infecciones que pueden provocar cáncer de forma directa o incrementar el riesgo de padecerlo. De hecho, casi un 22% de las muertes por cáncer en los países en vías de desarrollo y un 6% en los países industrializados están provocadas por infecciones crónicas, como el virus de la hepatitis B o C (que provoca cáncer de hígado), el virus del papiloma humano (que provoca cáncer cérvico uterino) y la bacteria helicobacter pylori (que aumenta el riesgo de cáncer de estómago).

Se estima que la falta de actividad física está detrás de un 25% de los casos de cáncer de mama y colon en todo el mundo. No obstante, existen pruebas convincentes de que practicar ejercicio físico de forma habitual reduce el riesgo de cáncer de mama y de colon. Este efecto positivo se produce independientemente del peso corporal.

Existen pruebas convincentes de que el sobrepeso o la obesidad (cuando el índice de masa corporal se sitúa entre 25 y 30) aumentan el riesgo de desarrollar cáncer cérvico uterino, riñón, esófago, estómago, colon y mama (en mujeres posmenopáusicas), próstata, vesícula biliar y páncreas.

 

 

Leer más...
 

Última actualización el Jueves 16 de Febrero de 2012 13:25
Síguenos!!

73 Avenida Sur No. 135, Colonia Escalón,
Apartado Postal 1072, San Salvador, El Salvador
PBX: (503) 2511-9500 Fax: (503) 2511-9555
http://www.paho.org/els 
E-mail: elsops@paho.org