Proyecto 3. Vigilancia de la Salud, Prevención y Control de Enfermedades

Imprimir Correo electrónico

3.1. VIGILANCIA EN SALUD PÚBLICA,  PREVENCIÓN Y CONTROL DE ENFERMEDADES TRANSMISIBLES

VIGILANCIA Y CONTROL DE ENFERMEDADES PRIORITARIAS EN SALUD PÚBLICA Y RESPUESTA A BROTES:

DENGUE: Del 2000 al 2005 se han reportado un total de 70,945 casos sospechosos de dengue, con un promedio de ingresos del 20% de los casos notificados por año, confirmándose por laboratorio más de 28.352 casos, de los cuales el 95% han sido catalogados como dengue clásico y 5% como hemorrágico. Para la semana epidemiológica 52 de 2010, se han registrado 22,406 casos sospechosos y 8,979 casos confirmados por dengue, siendo los departamentos de San Salvador y Santa Ana, los que más casos presentan. La letalidad ha disminuido, pasando de 26 muertes reportadas en el 2000 a 1 muerto reportado en el 2004. A la semana epidemiológica 52 de 2010 no han habido casos fallecidos por dengue.

INFLUENZA: hasta el momento el país ha reportado 838 casos y 31 fallecidos por la nueva influenza pandémica AH1N1. En la semana epidemiológica 29 de 2010, se procesan 84 muestras de hisopados nasal y faríngeo combinados de pacientes procedentes de 10departamentos del país. De estas muestras 25(30%) dieron positivas al menos a un virus respiratorio, 44(52%) tuvieron resultado negativo a virus respiratorios, 8(10%) no pudieron procesarse por problemas con la muestra y 7(8%) quedan pendientes de resultados. Esta problemática de salud pública debe de seguir abordándose durante el siguiente bienio.

MALARIA: En el 2008 el país reportó 33 casos, de los cuales 22 fueron autóctonos. En el año 2009 se han reportado 22 casos (19 autóctonos y 3 importados). Hasta la semana epidemiológica 52 se reportaron 12 casos sospechosos de malaria. El desafío es aplicar la estrategia integrada del vector en las zonas endémicas. Es necesario conocer la situación de resistencias a los antimaláricos en el país, sin embargo esta patología junto a otras como leishmaniasis, lepra, etc., deberían de integrarse en un abordaje integral, bajo en marco de intervenciones a enfermedades desatendidas y con una visión de eliminación de la enfermedad.

ENFERMEDADES DIARREICAS E INFECCIONES RESPIRATORIAS AGUDAS: En El Salvador, la diarrea continúa como una de las principales causas de morbilidad, contribuyendo grandemente al deterioro nutricional de los menores de 5 años y a una perdida de la velocidad de crecimiento, que si no es corregida oportunamente, conduce a cuadros progresivos de desnutrición.  Otra de las principales causas de directas de muerte en niños menores de 5 años es la infección respiratoria, principalmente aquellas que alcanzan el grado de neumonía. Estas afectan el apetito y causan desgastes que pueden asociarse directamente al inicio o empeoramiento de un proceso de desnutrición. Por ellos, además de ser causa de enfermedades y muerte, son factores desencadenantes y sostenedores de los procesos que conducen a la desnutrición.

RESISTENCIA ANTIMICROBIANA E INFECCIONES RELACIONADAS A LA ATENCIÓN EN SALUD
Por los altos costos que estas patologías presentan a nivel de hospitales es necesario trabajar una estrategia a nivel nacional que incluya actividades de vigilancia, prevención y control para disminuir la morbi mortalidad ocasionados por los mismos. El informe anual de la red de monitoreo/Vigilancia de la resistencia a los antibióticos en su informe de 2008, menciona que en El Salvador como resultado de la vigilancia comunitaria muestra a especies de Salmonella, y diferentes serovariedades resistentes en diferentes porcentajes que van del 23% a la ampicilina y amoxicilina- ácido clavulanico, un 15.4% a cefalotina y ceftazidima. Así mismo se evaluaron antibiogramas en el Staphylococcus aureus, mostrando un 58% de resistencia a la Oxacilina, en el caso de la Neisseria gonorrhoeae, se encontró una resistencia del 100% a la penicilina, en una evaluación de 8 muestras. El informe muestra para ese mismo año, una evaluación de desempeño de las instituciones que participan en la red de vigilancia, así mismo se realizaron visitas de seguimiento. Los resultados muestra en el diagnóstico microbiológico un 100% de concordancia, en la interpretación del resultado del antibiograma concordancias arriba del 80%, para las categorías, sensibre, resistente e intermedio

TUBERCULOSIS: La tendencia de las tasas de morbilidad y mortalidad es al descenso. La incidencia de tuberculosis disminuyó de 28.2 a 24.3/100,000 hab. Entre 1997 y 2006 y la mortalidad pasó de una tasa de 2.35/100.000 en 1997 a 1.06/100,000 en el 2005, es decir una disminución del 49%. El porcentaje de éxito del tratamiento es elevado y alcanzó el 89% en 2010, superando la meta de OPS/OMS (85% para 2005), con 3.1% de fracaso al tratamiento, 5.2% de fallecidos y 2.2% de abandono. De acuerdo a los datos del Programa Nacional de TB, se estima que el 100% de los casos se encuentra bajo un régimen TAES. El país viene reportando casos de MDR, a la actualidad solamente ha sido reportado un caso, así mismo el último estudio de MDR, muestra valores por abajo del 0.05%. Se tiene implementada estrategia como la coordinación Publica – Privada (APP), estrategia de salud pulmonar (PAL). Es notoria la coordinación que se tiene en el tema de coinfección TB/VIH, existiendo una normativa de manejo del paciente la cual ha sido consensuada con el Programa Nacional de VIH/SIDA.


CONTROL Y VIGILANCIA DE OTRAS ENFERMEDADES TRANSMISIBLES PREVALENTES EN EL PAÍS

CONTROL DE LEPRA: Se estima que El Salvador ha logrado la meta de eliminación (1 menos de un caso por cada 10,000 habitantes), ya que actualmente existen aproximadamente 40 casos bajo tratamiento, y anualmente se identifican aproximadamente un promedio de 6 casos por año. Para el junio de 2010, se reporta un total de 10 casos de Lepra multibacilar en adultos, en 9 municipios del país, de 7 departamentos.

CONTROL DE ENFERMEDAD DE CHAGAS: Los departamentos de  la zona occidental (Santa Ana, Ahuachapán y Sonsonate) y San Salvador, presentan una mayor incidencia, pues suman el 64% de los casos a nivel nacional, hasta la semana 37 de 2009, se han reportado un total de 42 casos, para este mismo año se ha conseguido la eliminación por R. prolixus, y la certificación por parte de OPS, se ha realizado en el 2010.

CONTROL DE RABIA: El número de casos de rabia animal en el año 2006 fue de 243, lo que representó un incremento de 36.9% con relación al año 2005. En el año 2006 y 2007 hubo 2 casos de rabia humana cada año. La distribución de los casos con respecto al área geográfica urbano/rural es de 44.9% y 55.1% respectivamente. Uno de los principales problemas que enfrenta el país es que la cantidad de vacuna que produce el laboratorio de vacuna antirrábica de El Salvador no alcanza a cubrir la totalidad de la población canina y felina estimada en 1,992,410 y 363,107 animales respectivamente. Durante 2010, no se han reportado casos de rabia humana.

OTRAS ENFERMEDADES DESATENDIDAS: De acuerdo con el Ministerio de Salud existen otras enfermedades desatendidas, que representan un problema de salud pública como la toxoplasmosis y la histoplasmosis. Según estudios serológicos realizados en el país hace algunos años, se encontró que en el 80% de las embarazadas eran positivas a toxoplasma y, junto a otras enfermedades, están involucrados en aproximadamente 5 mil abortos al año.

SISTEMAS DE VIGILANCIA E IMPLEMENTACIÓN DEL RSI (2005)
La existencia de sistemas de vigilancia en salud fragmentados dificultan la capacidad de medir el grado y avance de las actividades implementadas tanto a nivel nacional como local, basado en la implementación del RSI 2005, vigente desde junio de 2007. Sin embargo durante el año 2010, se ha desarrollado capacidad en el recurso humano de la dirección de vigilancia sanitaria, además se cuenta con un proyecto de fortalecimiento del Centro Nacional de Enlace, el cual  permitirá no solo el desarrollo de capacidades a nivel de laboratorio, sino en las mejoras en la infraestructura, así como en el equipamiento de los centros de enlace a nivel de las 5 regiones de salud.


{mospagebreak}

3.2. ANÁLISIS DE INFORMACIÓN, ESTADÍSTICAS VITALES Y SISTEMAS DE INFORMACIÓN EN SALUD

ESTADÍSTICAS VITALES
Los problemas relacionados con la calidad de las estadísticas vitales afectan la calidad de la información en salud, especialmente cuando se analiza la situación en los niveles locales. El Salvador declara una cobertura de más del 98% para nacimiento y apenas de alrededor de 71% para defunciones (información de la Dirección de Estadísticas y Censos). Sin embargo, el aumento de la cobertura de nacimientos respecto los años precedentes, que era del 72.2%, parece más bien asociado una sobreestimación de las proyecciones respecto a la rápida disminución de los mismos en el periodo precedente al censo del 2007. La no institucionalización de los hechos vitales, la extensión restringida de registros civiles en el territorio con personal a contrato con alto turn-over, el alto porcentaje de población que reside en áreas rurales (40%), la escasa consciencia de la población sobre la importancia y conveniencia de registrar los hechos, son factores que concurren, unidamente a la modalidad de operación del sistema de estadística vitales, a determinar ese escaso nivel de cobertura de estas estadísticas. A esta situación, se suman los problemas relativos a la calidad de los datos. Por ejemplo, los nacimientos mostraban una tendencia decreciente en los últimos años pero el año 2008 presenta un repentino aumento. En el caso de las defunciones, la variable “causa de muerte” tiene problemas de declaración que impide su correcta codificación. Esto, unido al 14.2% de defunciones con “causas de muerte mal definidas e ignoradas” (dato del 2006, fuente: Indicadores de Datos Básicos de OPS/OMS) genera distorsiones en el perfil epidemiológico de la mortalidad de la población, en particular de las poblaciones más excluidas y vulnerables. Para solventar estas dificultades, el Ministerio de Salud Pública está desarrollando un módulo informatizado que permita la inclusión de todas las muertes comunitarias en su Sistema de Morbi-Mortalidad en Web (SIMMOW).

SISTEMAS DE INFORMACIÓN EN SALUD
A nivel nacional, el actual Gobierno ha priorizado el rol de las estadísticas como instrumento esencial para el proceso de la toma de decisiones basado en evidencia y para ello se ha encomendado a la Secretaría Técnica de la Presidencia el fortalecimiento del sistema estadístico nacional a través de la creación de un Consejo Consultivo a nivel ministerial y un Comité Técnico cuya misión es diseñar y apoyar la puesta en funcionamiento el denominado Sistema de Información Geoespacial y Estadística (SIGE) como un primer paso para la conformación posterior de un ente autónomo que norme, coordine y promueva el desarrollo de los sistemas nacionales estadístico y de información geográfica.
El marco del proyecto de la Red Métrica de Salud, El Salvador llevó a cabo un diagnóstico sobre los sistemas de información en salud y acordó, en abril de 2010, un Plan Estratégico para el sector salud articulado en tres objetivos prioritarios: disponer de un Sistema integrado de vigilancia en salud, basado en  información estadística, epidemiológica y determinantes sociales a nivel del sector salud, fortalecer la calidad, confiabilidad y ampliar la cobertura de la información estadística generada por el sector salud y, por último, establecer un mecanismo, interinstitucional y en cada institución, para el análisis de información en salud que favorezca la toma de decisiones informada. En la Red participan los principales proveedores de información del sector y en el 2010 esas instituciones contribuyeron conjuntamente a la elaboración de un Boletín de Indicadores Básicos del Sector Salud de El Salvador, coordinado el Ministerio de Salud Pública y apoyado técnicamente por OPS/OMS.
Las Autoridades Sanitarias buscan crear un sistema único de información, que integre los actuales subsistemas públicos de información en salud existentes en una plataforma única de acceso libre. En dicho sistema deberá confluir, además, un conjunto de datos de otras instituciones proveedoras de información. En este ámbito, se ha estrechado una alianza con el Instituto Salvadoreño del Seguro Social que, a través de la recolección de datos comunes, permitirá una mayor comparabilidad e integración de datos.

ANÁLISIS DE INFORMACIÓN EN SALUD
Actualmente, se trabaja en el mejoramiento de los indicadores relativos a la medición de metas de los ODM´s, en particular, la razón de mortalidad materna, como trazadores de la calidad y cobertura del sistema de información.
En la actualidad se trabaja para establecer, por iniciativa del Ministerio de Salud Pública, un observatorio de desigualdades en salud y sus determinantes. Dicha iniciativa busca dar respuesta, inter-sectorial e inter-institucional, a la escasa disponibilidad de información sobre determinantes y factores de riesgo, con desagregación territorial y por grupos de población.

{mospagebreak}

3.3. PROMOCIÓN DE LA SALUD Y ATENCIÓN INTEGRAL A LAS ENFERMEDADES CRÓNICAS NO TRANSMISIBLES

PROMOCIÓN DE LA SALUD
La mayoría de políticas, planes y programas de salud carecen de un verdadero enfoque de promoción de la salud. El modelo de atención en salud se ha basado principalmente a un modelo centrado en la atención asistencial del individuo, con escasa participación social e intersectorial y limitadas estrategias que promuevan estilos de vida saludables para la prevención de enfermedades tanto transmisibles como no transmisibles. En este último bienio se dieron lugar algunas iniciativas, algunas desde el sector civil y otras del sector salud que han promovido intervenciones multisectoriales, participativas e integrales para adoptar estilos de vida saludables como lo son la actividad física (activación de caminatas y ciclo vías), reducción de consumo de grasas trans (foros públicos) y la promoción de espacios libres de humo de tabaco (coalición anti tabaco).

ENFERMEDADES CRÓNICAS Y NO TRANSMISIBLES
El 72.2% de todas las muertes reportadas en el 2010 corresponde al grupo de enfermedades no trasmisibles. Las lesiones de causa externa (agresiones) ocupan el primer lugar de mortalidad, seguidas por enfermedades cardiovasculares, cáncer, insuficiencia renal.  Existe la necesidad para la creación de un programa nacional para la vigilancia, prevención y control de estas enfermedades basándose en la mejora de la calidad de atención de los diferentes niveles de servicios de salud.

Según el estudio NEFROLEMPA 2009, la enfermedad renal crónica (ERC) se ha convertido en  un problema de salud pública de alta prioridad por   el alto costo de los tratamientos dialíticos y la saturación de los hospitales de tercer nivel. (representando hasta un 50% del presupuesto de los hospitales), se estima que en áreas de alta prevalencia como en la zona del Bajo Lempa hay una prevalencia de hasta un 18% en población mayor de 18 años, con un perfil epidemiológico característico de ser habitantes de zonas rurales costeras agricultores, prevalencia del 25.7% en el sexo masculino y  edades entre los  20 a 50 años, con riesgos comunes como altos niveles de exposición a productos agroquímicos, acceso a agua de mala calidad para el consumo, consumo de bebidas alcohólicas artesanales, entre otros. Por ello se habla de una doble carga de factores de riesgo para ERC, aquellos que son comunes a las enfermedades crónicas no transmisibles y las tóxico- ambientales como riesgos ocupacionales por ello constituye ser una enfermedad trazadora de las ECNT.

En cuanto a Diabetes se tiene una prevalencia a nivel nacional de un 11% y existe un carente acceso a medicamentos esenciales como insulina y otros como antihipertensivos así como un sistema de referencia y retorno poco eficiente.. Situación similar acontece con las enfermedades cardiovasculares que constituyen la segunda causa de muerte en población mayor de 25 años a nivel nacional y que urge la sistematización de la atención en el primer y segundo nivel a través de lineamientos y guías que favorezcan la atención de estos pacientes en red de manera estandarizada.
 
Con respecto a cáncer dando énfasis al cérvico-uterino por ser la primera causa de muerte por todos los tipos de cánceres a nivel nacional se está tratando de implementar nuevas tecnologías como lo son la inspección visual con ácido acético y la detección del virus del papiloma humano para mejorar el tamizaje y llevarlo por lo menos al 50% de la población en riesgo dado  que la cobertura actual con el PAP a nivel nacional es únicamente del 17%.

Es importante mencionar que la mayor carga de factores de riesgo para el surgimiento de las enfermedades crónicas no transmisibles como el consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias nocivas constituyen un enorme  problema en el país y necesitan un abordaje integral. De acuerdo a las encuestas realizadas el tabaquismo en adolescentes es de un 27% esto contrasta con que El Salvador es uno de los cuatro países del continente que no ha ratificado el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco CMCT y no cuenta con leyes que regulen su publicidad, venta y protejan a las personas que son víctimas del humo de segunda mano. De forma similar no se cuenta en el país con regulaciones sobre la producción de alimentos libres de grasas trans.  La obesidad y sobrepeso en niños/as menores de cinco años y sus madres ya se manifiestan como un problema que merece la atención de las autoridades sanitarias. Entre 2003 y el 2008 se dio un incremento de 3.6% a 4.2% en el sobrepeso de los (las) niños(as) menores de 5 años al nivel nacional. El sobrepeso en los/las niños/as menores de 5 años en el área urbana es 4.9%, esto es 1.4 veces más la prevalencia de sobrepeso que en el área rural. Para el año 2010 en zonas rurales como el Bajo Lempa la prevalencia del Sobrepeso es de un 34%; Obesidad: 22.4% y Síndrome Metabólico: 28.8%.

SALUD MENTAL
En los últimos cinco años se ha registrado un incremento de casos de depresión, suicidios, intentos suicidas, ansiedad y psicosis. Para el año 2009 la tasa de suicidios se cuantificaba en 10 por cada 100 mil habitantes, siendo un 50% de los casos en personas entre los 14 y 44 años y a predominio del sexo femenino en cuanto a intento suicida y masculino en suicidio consumado. Asimismo, se ha registrado un incremento del consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas por parte de la población joven a predominio del sexo masculino. Si bien existe una política de recaudación fiscal de impuestos directos a productos como el alcohol, el presupuesto asignado a la atención en salud mental es insuficiente y de todo ello el 1% se asigna a la prevención en el primer nivel de atención.;el 90% es asignado para el Hospital Nacional Psiquiátrico. Por lo tanto, ha surgido la prioridad de la descentralización de la atención en salud mental del hospital psiquiátrico a los hospitales generales y en la atención primaria y a nivel comunitario, para ello se implementa un Convenio de cooperación entre países: Cuba, Guatemala y El Salvador para desarrollar un plan que facilite este proceso y que pueda servir a la región como una experiencia a compartir.

DISCAPACIDAD
En El Salvador ha existido la tendencia a invisibilizar los derechos y las necesidades particulares  de esta población y por ende los esfuerzos por brindar la atención  en este campo se ven reducidas. El Registro Nacional de Personas Naturales cuantifica hasta Julio de 2010 más de 253 mil personas mayores de 18 años portadoras de alguna discapacidad, equivalente al 4% de la población total del país. El 41% son personas mayores de 65 años, y el 60% son hombres. El 66.3% de estas personas viven en zonas rurales. Estas personas no cuentan, a la fecha, con una política de rehabilitación integral que otorgue debida atención a sus derechos y necesidades. Las causas más frecuentes de discapacidad en una gran proporción son prevenibles y están vinculadas a la atención integral de las enfermedades no transmisibles tanto las crónicas degenerativas como las lesiones de causa externa. No se cuenta con datos precisos a cerca de la accesibilidad a servicios de rehabilitación integral de base comunitaria y el entorno sociocultural de las personas con discapacidad. La limitada accesibilidad urbanística, de oportunidades educativas y laborales y oferta  de los servicios de rehabilitación, de ortésis y prótesis para las personas con discapacidad han sido identificadas como prioridad con un enfoque de derechos humanos.
 

Última actualización el Miércoles 07 de Marzo de 2012 16:27