Skip to content

Influenza porcina

Imprimir Correo electrónico

Emergencia de salud pública de importancia internacional 
América Latina y el Caribe en alerta por “influenza porcina”


Sample ImageWashington, D. C., 29 de abril de 2009 (OPS/OMS) – Las autoridades de salud de América Latina y el Caribe están activando planes nacionales de preparación pandémica, incrementando la vigilancia de enfermedad y preparándose para posibles brotes del virus A/H1N1 de la influenza porcina A/H1N1 en sus territorios. Varios países en la Región están investigando un número pequeño de casos de enfermedades respiratorias como posibles casos sospechosos de gripe A/H1N1.

El martes, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) convocó vía teleconferencia a los ministros y ministras de salud de la Región para compartir información, abordar preguntas, y poner al corriente a los participantes sobre las acciones tomadas por la OPS y la Organización Mundial de la Salud (OMS). En la conferencia participaron ministros y altos funcionarios de hasta 26 países.

El Dr. Jarbas Barbosa, Gerente del Área de de la OPS de Vigilancia Sanitaria y Prevención y Control de Enfermedades, dijo que la OPS ha movilizado a expertos en epidemiología, análisis de laboratorio, control de infecciones y comunicación para asesorar a las autoridades mexicanas en investigaciones de casos confirmados y sospechosos y en otros aspectos de los brotes. La oficina central de la OMS en Ginebra así como los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos y la Agencia de Salud Pública de Canadá también han enviado expertos.

Barbosa dijo que debido a preocupaciones previas sobre el potencial pandémico de la influenza aviar H5N1, los países de las Américas están mejor preparados que hace cinco años para una posible pandemia.

“Todos hemos estado trabajando por varios años en preparación pandémica, y todo este trabajo y experiencia nos servirá para ayudarnos a responder y mitigar brotes limitados o incluso una posible pandemia”.

México notificó por primera vez el 16 de abril a la OPS/OMS un inusual incremento de casos de infecciones respiratorias agudas en dos estados, Oaxaca y Veracruz. El 18 de abril fueron confirmados en los Estados Unidos los primeros casos de influenza porcina A/H1N1, en California. El 21 de abril, México notificó a la OPS/OMS brotes de enfermedad respiratoria severa en estados adicionales. El 23 de abril, México notificó los primeros casos de influenza porcina A/H1N1 confirmados por laboratorio. También el 23 de abril se confirmaron casos en Texas, EE.UU. El 25 de abril, la Directora General de la OMS declaró una Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional y convocó a una reunión del Comité de Emergencias del Reglamento Internacional de Salud. Ese mismo día, un equipo de expertos de la OPS llegó a México para ayudar a las autoridades de salud. El 26 de abril se confirmaron casos en Nueva York y Ohio, Estados Unidos. El 27 de abril, la OMS elevó de Fase 3 a Fase 4 el nivel de alerta pandémica. Canadá notificó ese mismo día sus primeros casos confirmados de influenza porcina A/H1N1. Hoy, desde Ginebra, la directora general de la OMS anunció la elevación del nivel de alerta pandémica de Fase 4 a Fase 5.

En la teleconferencia con autoridades sanitarias del hemisferio el martes, Barbosa indicó que además de enviar a los expertos a México, la OPS/OMS está entregando guías a sus Estados Miembros sobre definición de casos, uso y obtención de antivirales, control de infecciones, y sobre el envío de muestras para análisis en laboratorio. La OPS/OMS y otros expertos internacionales están trabajando en el desarrollo de guías específicas para el manejo clínico de casos de influenza porcina A/H1N1. Orientaciones preliminares para el manejo de casos de gripe están disponibles en la dirección de la OPS en Internet (www.paho.org).

Con la cooperación técnica de la OPS, los países en la Región han desarrollado durante los últimos tres años planes de preparación pandémica y han trabajado en mejorar su habilidad para acatar el Reglamento Internacional de Salud, que establece requerimientos específicos sobre notificación de brotes e investigación de casos para los Estados Miembros de la OPS/OMS. Como parte de este proceso, la OPS ha asesorado a los países para fortalecer su capacidad de laboratorio y sus sistemas de notificación temprana para brotes de enfermedad. Más de 750 profesionales de la salud de América Latina y el Caribe han sido capacitados por la OPS para mejorar los sistemas nacionales de vigilancia, y unos 120 profesionales han recibido capacitacion de la OPS como miembros de equipos nacionales e internacionales de respuesta rápida.

Barbosa puntualizó que los planes nacionales de preparación pandémica de cada país identifican el laboratorio más cercano para analizar muestras para poder proceder a su confirmación como posibles casos de influenza porcina A/H1N1. Las guías para la preparación y envío de muestras de laboratorio están disponibles en la página de la OPS, en inglés y español. La OPS está actualmente también enviando reactivos para que los Estados Miembros puedan realizar análisis preliminares de casos sospechosos. Como parte de su trabajo en el Reglamento Internacional de Salud, la OPS ha ayudado a varios países para la obtención de microscopios immunofluorescences, estuches de diagnóstico y reactivos, y ha dado capacitación en el uso de la técnica de reacción en cadena de la polimerasa con objeto de identificar diferentes tipos de gripe.

En la teleconferencia del martes, Barbosa urgió a las autoridades de salud en la Región a que fortalezcan la vigilancia, se mantengan en contacto y den seguimiento a las guías de la OPS/OMS para notificación y respuesta a brotes.

 

Última actualización el Jueves 30 de Abril de 2009 12:32

Fuentes de información