Skip to content

Encuesta Materno Infantil

Imprimir Correo electrónico

Indicadores de V Encuesta Materno Infantil reflejan avances en salud y reto de asignación de más recursos para el sector

Sample Image Guatemala, 19 de noviembre de 2009.  Los resultados preliminares de la V Encuesta Nacional de Salud Materno Infantil (ENSMI) 2008-2009 destacan una disminución de mortalidad infantil y una mejora en los servicios de salud reproductiva, con respecto a la última encuesta de 2002. Sin embargo, también demuestra que se han conservado brechas importantes entre la salud de la población indígena y la población no indígena y que la tendencia  en la desnutrición crónica se ha mantenido.

Hoy, al finalizar la presentación de los resultados preliminares de la V ENSMI, en el Palacio Nacional de la Cultura, el Doctor Pier Paolo Balladelli,  representante de la Organización Panamericana de la Salud OPS/OMS en  Guatemala, manifestó la necesidad de asignar más fondos para salud. “Se deben buscar los recursos para invertir y al mismo tiempo focalizar la intervención, como lo está haciendo el gobierno, en la población indígena, en educación, en la planificación familiar, en la  vigilancia activa y acciones para evitar la desnutrición crónica y aguda. Con eso, sí vamos a tener un desarrollo importante del país”, expresó

“Salud no es solo estar bien, es también desarrollo económico y desarrollo productivo” –dijo el representante de OPS/OMS-. “Ahí tenemos que aumentar la inversión”, recalcó a periodistas.

La ENSMI 2008-2009 revela que la mortalidad  infantil descendió a 30 muertos por cada mil niños nacidos vivos, antes era de 39; la planificación familiar en mujeres de 15-49 años (en edad fértil) subió de 43% a 54.1%; la utilización de métodos modernos de anticoncepción  pasó de 34% a 44.1%; en mujeres indígenas el uso del anticonceptivo  aumentó de 23.8%  a 40.2%; y los partos asistidos en centros de atención pública pasaron de 42.1% a 51.2%.

Sin embargo, aún hay cifras preocupantes que se deben mejorar, como la mortalidad  post neonatal, que solo pasó de 16 a 14 por cada mil nacidos vivos,  y la mortalidad neonatal que bajó de 22 a 17 muertos por cada mil nacidos vivos. Los rezagos se ven más en madres indígenas, del área rural y sin educación. De esa cuenta, “el reto para el Estado es aumentar el presupuesto al sistema de Salud y Educación, para garantizar el desarrollo pleno de la población”, señaló el Dr. Balladelli.

En este informe también destaca una ligera baja en la desnutrición crónica en niños de 3 a 59 meses, de 49.3% paso a 43.4%, lo que significa que en Guatemala se mantiene la tasa más alta de desnutrición de Centro América.

Las brechas entre la población indígena y no indígena se mantienen. Por ejemplo: si bien la Tasa Global de Fecundidad descendió en el país desde la ENSMI 2002 (4.4 hijos por mujer) ahora es de 3.6, la brecha entre las mujeres indígenas y no indígenas se mantiene, siendo las TGF de 4.5 y 3.1 respectivamente. También, en el uso actual de métodos anticonceptivos se observa una diferencia en la prevalencia, que va de 63.3% de uso en la mujeres no indígenas, frente a un 40.2% de uso en las indígenas. La demanda insatisfecha de planificación familiar es casi el doble entre las mujeres indígenas (29.6%) frente a las no indígenas (15.1%). La atención del parto por personal institucional también muestra una importante brecha, ya que el 70% de los partos de mujeres no indígenas son atendidos por médicos y/o enfermeras, frente a un modesto 29% de las mujeres indígenas.

Wayne Nielsen, director de la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID, por sus siglas en inglés), dijo que este informe es una fuente importante para la toma de decisiones del Gobierno en el sector salud, y los resultados dan cuenta que en el país es factible y posible reducir los índices. Agradeció a las instituciones y organismos que colaboraron con la elaboración del documento, entre ellos: OPS/OMS, Gobierno de Suecia, USAID, Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Banco Mundial y Universidad del Valle.

La Sra. Ewa Nunes Sorensen, directora de País de la Embajada del Reino de Suecia, habló en nombre de la cooperación internacional que apoyó técnica y financieramente la ENSMI 2008, y manifestó la satisfacción de contar con esta valiosa información, pero al mismo tiempo resaltó la necesidad imperiosa de utilizarla, para analizar y focalizar las acciones y presupuestos de salud, en aquellas poblaciones que más lo necesitan.
 
El Doctor Ludwig Ovalle, Ministro de Salud, declaró: “Nos sentimos emocionados y preocupados,  es importante señalar que entre más bajan los índices hay que hacer más acciones. El tema de salud es tema de Estado. Es indiscutible que el presupuesto de salud debe ser mejorado, sino tenemos más recursos podremos hacer muy poco  en la mejora de los servicios”.

Por su parte el presidente Álvaro Colom, manifestó  que con estos resultados puede verse un mejoramiento de los indicadores de salud. “Hay que celebrar los niños y las madres que no murieron, pero hay que preocuparse porque podemos hacer más como país, no tengo ninguna duda que estos indicadores se dispararán en los próximos dos años, porque se está haciendo un cambio en la población indígena y rural”, enfatizó.

Última actualización el Viernes 27 de Noviembre de 2009 17:49

Representante de la OPS/OMS en Guatemala
Oficina Sanitaria Panamericana

Diagonal 6, 10-50 zona 10, Edificio Interamericas, torre norte, cuarto nível
Apartado Postal 383 Guatemala, Guatemala

Tel.:+502-2329-4200 Fax. +502-2329-4299

email:  pwrgut@paho.org