Skip to content

Día Mundial de la Tuberculosis

Imprimir Correo electrónico

La Tuberculosis es un mal que mata en silencio

Guatemala, 24 de marzo de 2010. La tuberculosis es una verdadera epidemia. En el mundo casa segundo una persona se infecta de esta enfermedad que mata en silencio. Guatemala no está alejada de esa realidad, ya que en el 2008 se detectaron 3,114 nuevos casos.

Coincidentemente con el Día Mundial de la Tuberculosis, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) logró obtener recursos por US$3.3 millones del Fondo Mundial para el fortalecer el programa de combate a esta epidemia “Alto a la Tuberculosis”, con la cual se busca revertir la prevalencia, incidencia y mortalidad a causa de esta epidemia.

El Convenio fue firmado por el Ministro de Salud, Ludwig Ovalle, la diputada Zury Ríos, Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, y Luis López de la Junta Mecanismo Coordinador de País. Con la firma de este documento el MSPAS recibirá recursos para ampliar la cobertura de tratamiento y fortalecer la red nacional de laboratorios para el diagnóstico. Gracias a la  acción oportuna del congreso de la República, apoyada por la diputada Zury Ríos, y al trabajo del Ministro de Salud, Ludwig Ovalle, se logró concretar los mecanismos para implementar los recursos donados por el Fondo Mundial.

El ministro de Salud declaró su compromiso para luchar contra este flagelo que afecta los muchos guatemaltecos y guatemaltecas. “La tuberculosis afecta principalmente a población pobre, personas privadas de libertad, indígenas y enfermos de VIH o Sida. Tenemos un plan estratégico para luchar contra esta enfermedad que estaba olvidada” comentó.

Pier Paolo Balladelli, Representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) explicó que para la lucha contra esta enfermedad se ha propuesto el Plan Mundial para  Detener la Tuberculosis (2006-2015). “Hoy es más que nunca, si queremos  alcanzar nuestras metas, debemos expandir los esfuerzos desplegados y seguir buscando fórmulas innovadoras para detener la tuberculosis”, destacó.

“La tuberculosis discrimina, no afecta igual a todas las personas, afecta más a las personas pobres, con problemas de malnutrición, indígenas y a aquellas que no tienen acceso a vivienda saludable. Nos enfermamos de Tuberculosis si tenemos una casa sin luz, sin ventanas, con humedad,  insalubre; como las encontramos en el área rural y en poblaciones indígenas”, añadió Balladelli. “No es un problema de médicos y de hospitales, es un problema  de justicia social”, enfatizó.

La tuberculosis es una enfermedad infectocontagiosa. Se transmite por vía aérea, al igual que el resfriado común. Sólo transmiten la infección las personas que padecen tuberculosis pulmonar, al toser, estornudar, hablar o escupir, expulsan al aire los gérmenes de la enfermedad, conocidos como bacilos tuberculosos.

La Tuberculosis sigue representando una causa importante de enfermedad, muerte y grandes costos económicos en las Américas.  En la región  en 2006, se notificaron 330 mil casos nuevos.  La mayor diferencia en número de casos nuevos no detectados de los estimados estuvo en los países con mayor carga de tuberculosis: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, Haití y Perú.

Última actualización el Jueves 25 de Marzo de 2010 20:22

Fuentes de información

Representante de la OPS/OMS en Guatemala
Oficina Sanitaria Panamericana

Diagonal 6, 10-50 zona 10, Edificio Interamericas, torre norte, cuarto nível
Apartado Postal 383 Guatemala, Guatemala

Tel.:+502-2329-4200 Fax. +502-2329-4299

email:  pwrgut@paho.org