Skip to content

Guias Mortalidad Materna

Imprimir Correo electrónico
El Protocolo para la Vigilancia de la Mujer Embarazada  es una poderosa herramienta que puede contribuir a disminuir las muertes maternas

Guatemala, 17 de agosto de 2010. Como parte de los procesos implementados por el  Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) para mejorar la atención de las mujeres embarazadas y reducir las muertes maternas en el país, hoy fueron entregados cinco mil ejemplares del Protocolo para la Vigilancia de la Embarazada y de la Muerte de Mujeres en Edad Fértil (de 10 a 54 años).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada día pierden la vida 1,500 mujeres a causa de complicaciones durante el embarazo, parto y post parto. Según los registros del MSPAS, en Guatemala, en los últimos nueve años han muerte 2,431 mujeres a causa de complicaciones relacionadas con el parto, muchas de las cuales son prevenibles.

El Protocolo que fue distribuido a los trabajadores de la red de servicios de salud permite desarrollar una vigilancia activa de las señales de peligro en mujeres embarazadas para facilitar su referencia oportuna a un servicio de salud y evitar las muertes. Como parte de este proceso, el MSPAS capacitará al personal sanitario para poder aplicar los pasos que se establecen en la guía, y aplicará un sistema de verificación del uso de este Protocolo.

Esta guía técnica fue elaborada con los aportes del Centro Nacional de Epidemiología del MSPAS, Sistema Integral de Atención en Salud y con el apoyo técnico de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). El documento integra una ficha elaborada por la OMS que ayuda a identificar a las mujeres embarazadas en riesgo e identifica los puntos críticos para la atención de ésta,  desde el nivel comunitario hasta la red de servicios de salud.

“Decidimos vigilar también la oportunidad y no la fatalidad, tenemos que avanzar y ampliar el espectro de  vigilancia para  conocer las condiciones  de salud de las mujeres” - declaró Ludwig Ovalle, ministro de Salud Pública. El jefe de la cartera de salud destacó la importancia de vigilar a las mujeres adolescentes: “Tenemos embarazadas menores de 20 años, ese es un riesgo y necesitamos encontrar elementos para prevenirlo”.

Pier Paolo Balladelli, Representante de OPS/OMS en Guatemala, reconoció el trabajo del ministro y de su equipo por el impulso que se le ha dado a la reducción de la mortalidad materna. “La mortalidad materna nos preocupa a todos. Su reducción a la mitad es una meta del Milenio con la que el país se comprometió y es la prioridad para OPS/OMS. Para lograr esta Meta estamos sufriendo un serio atraso a nivel de toda America Latina, debemos realizar un manejo del tema diferencial y de tipo intercultural de la salud materna en Guatemala, realizando el análisis de las muertes por eslabones críticos, que estas guías ahora permiten. Solo así se podrá direccionar acciones a nivel comunitario como a nivel del sistema de salud institucional para maternidad segura”.

Toda mujer embaraza se considera de riesgo, no obstante, hay condiciones  que demandan una vigilancia oportuna, como en el caso de las madres adolescentes, o las mayores de 35 años,  con antecedentes de preclampsia o eclampsia, o cesáreas previas. Estas condiciones se ven agravadas si la persona está en áreas remotas, como ocurre en la mayoría de comunidades del país. Las mujeres más afectadas por las muertes maternas son pobres, viven en el área rural y son indígenas.

Última actualización el Domingo 14 de Noviembre de 2010 16:28

Representante de la OPS/OMS en Guatemala
Oficina Sanitaria Panamericana

Diagonal 6, 10-50 zona 10, Edificio Interamericas, torre norte, cuarto nível
Apartado Postal 383 Guatemala, Guatemala

Tel.:+502-2329-4200 Fax. +502-2329-4299

email:  pwrgut@paho.org