Skip to content

Taller Políticas Públicas Agua y Saneamiento

Imprimir Correo electrónico

Guatemala busca incorporar el derecho humano en políticas públicas de Agua y Saneamiento

 Ciudad de Guatemala. El pasado 17 de junio, funcionarios de distintas instituciones y organizaciones del país participaron en el taller: “Por Políticas Públicas más Justas de Agua y Saneamiento: presentación y discusión de resumen de evidencias”, durante el cual se estableció un diálogo intersectorial y multidisciplinario que busca incorporar a las políticas de Agua y Saneamiento los aspectos de  derecho humano y equidad necesarios para la protección de la salud.

Durante la actividad se analizó  el documento “Agua Potable, Saneamiento y Derechos Humanos: El rol de las políticas públicas en la distribución equitativa y el logro de mejores resultados en salud  de conformidad con los instrumentos internacionales de derechos humanos” (un compilado de evidencias científicas en América Latina).

El evento se desarrollo con Paulo Texeira y Evelina Chapman, expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), personal el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Gabinete Específico del Agua, Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación, Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales organismos que integran el Programa Conjunto de Gobernabilidad Económica del Agua (OPS, FAO, UNFPA, PNUD, UNICEF), la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), la Escuela Regional de Ingeniería Sanitaria de la Universidad de San Carlos, el Instituto de Agricultura, Recursos Naturales y Ambiente (IARNA) de la Universidad Rafael Landivar, y el Observatorio de Salud Urbana de Municipalidad de Guatemala, entre otras instituciones.

"…El derecho al agua y al saneamiento es un derecho humano, igual a todos los demás derechos humanos, lo que implica que es justiciable y de obligado cumplimiento. Por lo tanto a partir de hoy en adelante tenemos una responsabilidad aún mayor para concentrar todos nuestros esfuerzos en la aplicación y el pleno ejercicio de este derecho fundamental…" Catarina de Albuquerque (experta independiente de ONU sobre agua y saneamiento), sobre la aprobación de la resolución de las Naciones Unidas (Septiembre, 2010.

Evelina Chapman, Consultora regional de Investigación de la Organización Panamericana de la Salud, explicó que el tema de Agua y Saneamiento es necesario transferirlo hacia un enfoque social y reconocerlo como una cuestión de derechos humanos. “Algunos problemas de salud aún no están resueltos, y esto se debe a que en muchos casos no se está haciendo investigación suficiente o no se están basando en los resultados de investigación científica y social para plantear las soluciones necesarias. Entonces surge el cuestionamiento de si estamos desarrollando investigaciones suficientes para responder a los problemas de salud de nuestra población?” expresó.

En América Latina y el Caribe, pocos países reconocen el derecho al agua en sus constituciones, en el sentido de asegurar la disponibilidad, calidad y accesibilidad de tan preciado recurso. Solamente, Ecuador, Bolivia y Uruguay reconocen el derecho al agua en su Constitución de manera explícita.  El reconocimiento del derecho al agua y saneamiento como un derecho humano en las constituciones de los países y en los instrumentos internacionales  de derechos humanos, son un paso fundamental para que los Estados otorguen garantías al cumplimiento de estos derechos, a esto se debe seguir la formulación de políticas públicas claras que respondan a las necesidades y capacidades de cada país.

Según la última actualización del reporte sobre Carga Mundial de Enfermedad del año 2004 (OMS), en el mundo ocurren, por año, aproximadamente 2.000.000 de muertes por diarrea relacionadas con agua, higiene y saneamiento. En América Latina y El Caribe, se estimaron 56.208 muertes. Si bien esta cifra es menor a la reportada en África y Asia, es 8 veces la cantidad de muertes por diarrea relacionada con agua, higiene y saneamiento reportada en países de alto ingreso.

La falta de acceso a agua, saneamiento e higiene incide negativamente en la salud, la seguridad, los medios de subsistencia y la calidad de vida de los niños. Los efectos de la falta de acceso al agua y saneamiento roza con la inequidad entre hombres y mujeres, porque afecta sobre todo a las mujeres y las niñas, ya que es mucho más probable que sean ellas las que tengan que cargar con el peso de ir en busca de agua potable.

Aunque Guatemala ha ratificado la mayoría de  Convenios internacionales ambientales son pocos los avances en su cumplimiento. Los Acuerdos de Paz señalan claramente los vínculos entre el manejo sostenible de los recursos naturales y el mejoramiento de la calidad de vida de la población y hacen énfasis en la gestión del agua, pues la falta de acceso al agua segura afecta más a la población pobre, mujeres y a los jóvenes que viven en el área rural.

Última actualización el Lunes 04 de Julio de 2011 13:00

Representante de la OPS/OMS en Guatemala
Oficina Sanitaria Panamericana

Diagonal 6, 10-50 zona 10, Edificio Interamericas, torre norte, cuarto nível
Apartado Postal 383 Guatemala, Guatemala

Tel.:+502-2329-4200 Fax. +502-2329-4299

email:  pwrgut@paho.org