¡Conéctate!

Suscripciones

¡Suscríbete!
Home

Prevención Tos ferina

Imprimir Correo electrónico

 

¿Qué debo saber sobre la Tos ferina?                                                                                     

¿Qué es la tos ferina?
La tos ferina es una enfermedad de las vías respiratorias, también conocida como tos convulsiva o Pertussis. Es causada por un tipo de bacteria llamada Bordetella pertussis y se caracteriza por ser muy contagiosa.

¿Cuál es la situación actual?
• La tos ferina continua siendo una importante causa de mortalidad infantil en todo el mundo y una enfermedad que causa grave preocupación en salud pública, aun en países que tienen altas coberturas de vacunación.
• En la Región de las Américas, la cobertura con DPT3 en menores de 1 año se mantiene superior al 90%, y el número anual de casos se ha mantenido entre 15.000 y 34.000 en los últimos 10 años, con aumentos importantes en algunos países.
• Las vacunas de la tos ferina son eficaces pero no son perfectas. Por lo general, ofrecen niveles altos de protección dentro de los 2 primeros años de recibir la vacuna, pero la protección se va perdiendo con el tiempo. Esto se conoce como inmunidad disminuida. De manera similar, la infección natural puede que sólo lo proteja por unos años.

¿Cómo se transmite la tos ferina?
• Las personas que tienen tos ferina por lo general transmiten la enfermedad cuando tosen o estornudan cerca de otras personas, quienes a su vez inhalan las bacterias que causan la enfermedad.
• Muchos de los bebés que contraen la tos ferina son infectados por sus hermanos mayores, padres o personas que los cuidan, quienes probablemente ni siquiera saben que padecen la enfermedad.

¿Cuáles son las manifestaciones de esta enfermedad?
• Esta afección suele comenzar con síntomas parecidos a los del resfriado que podrían estar acompañados de tos leve o fiebre. Después de 1 o 2 semanas, puede aparecer una fuerte tos. A diferencia del resfriado común, la tos ferina puede producir una serie de accesos de tos durante varias semanas.
• En los bebés, la tos puede ser mínima o incluso estar del todo ausente. En los bebés puede que se presente un síntoma conocido como "apnea", es decir, una pausa en la respiración normal del niño. La tos ferina es particularmente peligrosa en recién nacidos. Más de la mitad de los bebés menores de 1 año que contraen tos ferina deben ser hospitalizados.
• La tos ferina puede causar accesos de tos intensos, rápidos y repetidos, que hacen que los pulmones se queden sin aire, al punto que la persona afectada debe hacer un esfuerzo mayor para respirar, lo cual produce un fuerte silbido. Esta tos extrema puede causar vómito y mucho cansancio. Por lo general, en los adolescentes y adultos no se presenta el silbido y la infección es más leve, especialmente en aquellas personas que han sido vacunadas.
• Las manifestaciones se presentan, por lo general, 7 a 10 días después de que la persona ha estado expuesta a la bacteria, pero algunas veces pueden pasar hasta 6 semanas antes de que aparezcan los síntomas.

¿Debo vacunarme?
La vacunación es el método más importante para el control de la tos ferina. Por el momento la vacuna de la tos ferina de esta disponible en los establecimientos del Ministerio de Salud, y se administran 5 dosis a las siguientes edades: 2, 4, 6, 18 meses y 4 años de edad.

¿Qué debemos hacer si hay un caso en nuestra familia/lugar trabajo/comunidad?
Algunas de las acciones que podemos realizar son:
a) informar sobre el caso al personal del establecimiento del Ministerio de Salud Pública más cercano;
b) es probable que el establecimiento de salud recomiende la administración preventiva de antibióticos (medicamentos que ayudan a prevenir las enfermedades causadas por las bacterias) a las personas que están en contacto cercano con el paciente, como por ejemplo los familiares, independientemente de la edad y si han sido vacunados o no. Esto podría evitar o reducir su probabilidad de contraer la tos ferina. Un contacto cercano es cualquier persona que tiene una relación cara a cara con otra persona infectada o comparte con esa persona un espacio pequeño por un tiempo largo o tuvo un contacto directo con secreciones de las vías respiratorias (por tos o estornudo) de una persona con tos ferina.

¿Cuál es el tratamiento recomendado?
No es recomendable la automedicación. Debe consultar a un médico, quien evaluara el caso y determinará el tratamiento más adecuado.
Las personas que han estado en contacto con un paciente con tos ferina deben ser controladas de cerca por síntomas en las vías respiratorias durante los 21 días posteriores al último contacto con el paciente. Los contactos cercanos con tos deben ser evaluados y recibir tratamiento cuando corresponda.

 

Última actualización el Lunes 22 de Abril de 2013 12:42
 
 

  

Programa conjunto de cooperación


Suscribase

Boletin OPS/OMS Guatemala


Receive HTML?

Representante de la OPS/OMS en Guatemala
Oficina Sanitaria Panamericana
Edificio Etisa, Plazuela España 7a. Avenida 12-23, Zona 9
Apartado Postal 383 Guatemala, Guatemala

Tel.:+502-2329-4200 Fax. +502-2329-4299