Capacitación

Imprimir Correo electrónico

El país se capacita para conocer la prevalencia de tracoma, una enfermedad olvidada que conduce a la ceguera
 
 Guatemala, 14 de enero de 2011  — Hoy culminó  el taller de capacitación para determinar la presencia y prevalencia del tracoma en Guatemala. El curso fue impartido a personal sanitario del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de Sololá y Suchitepéquez, Unidad Nacional de Oftalmología, Comité Pro Ciegos de Guatemala, Instituto Panamericano Contra la Ceguera, Brigada Médica Cubana y las organizaciones Visualiza y Vivamos Mejor, entre otros.

El tracoma  es una conjuntivitis por clamidias y está considerada dentro del grupo de las enfermedades infecciosas postergadas, tales como: Enfermedad de Chagas, leishmaniasis,  oncocercosis y geohelmintiasis, entre otras. Al cabo de algunos años, esa patología puede conducir a la ceguera.

El taller fue impartido por especialistas de la Universidad John Hopkins  y de la oficina  regional de Salud Ocular de la OPS/OMS. El personal capacitado participará posteriormente en un trabajo de campo para adquirir habilidades y destrezas que les permitirán en los próximos meses determinar la situación actual  de tracoma, en los departamentos de Suchitepéquez y Sololá. Ante la eventualidad de encontrar enfermos, este trabajo permitirá desarrollar acciones encaminadas a la prevención y el tratamiento para que así, en pocos años, se pueda eliminar la enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen ocho millones de personas invidentes como resultado de esta enfermedad, lo que la convierte en una de las causas principales de la ceguera evitable.  El tracoma es endémico de las  zonas rurales más pobres y remotas de África, Asia, América Central y del Sur, Australia y el Oriente Medio.

“En la región de las Américas, se sabe de la existencia de focos de esta enfermedad en Brasil y México.  Sin embargo, se dispone de pocos datos sobre la prevalencia de la enfermedad. En México, el tracoma fue endémico en Chiapas pero se ha eliminado como causa de ceguera, mientras que Brasil ha empezado un programa de control de la enfermedad en la población indígena del Amazonas”, explicó Pier Paolo Balladelli durante la inauguración del taller que comenzó el lunes 10 de enero pasado.

“Este taller es una muestra de los esfuerzos que hace el Ministerio de Salud, a pesar de las grandes demandas que tiene y los pocos recursos asignados en su presupuesto para atender las enfermedades que muchas veces han sido olvidadas en su manejo, entre ellas: leishmaniasis o la Enfermedad de Chagas”, agregó Balladelli.

Para controlar el tracoma en las poblaciones, la OMS constituyó en 1997, la Alianza para la Eliminación Global del Tracoma para el 2020, más conocida como GET 2020 “Alliance for Global Elimination of Trachoma”. Las Asambleas Mundiales de la Salud de los años 2003 y 2006 instaron a los Estados Miembros a apoyar la Iniciativa Global para la eliminación de la ceguera prevenible o evitable, compromisos que posteriormente fueron ratificados  por los países en el año 2009. Luego se aprobó el Plan Regional y se establecieron acuerdos para crear comités nacionales y planes de acción para reducir la ceguera evitable.

En el año 2009 en Guatemala se conformó la Comisión Nacional para la Prevención de la Ceguera (denominada Comisión 2020)  y posteriormente se elaboró el Plan Nacional para la prevención de la Ceguera. 

Para la implementación del proyecto que permitirá generar evidencia sobre la presencia del tracoma en Guatemala, se cuenta con recursos  humanos internacionales y de país, así como aportes económicos de la Organización Panamericana de la Salud, de la Universidad de John Hopkins y de Organizaciones No Gubernamentales, como Christian Blinden Mission (CBM).

Además, para esta experiencia, una empresa farmacéutica se ha comprometido a donar el medicamento indicado para el tratamiento de la enfermedad, si se detecta una prevalencia  mayor del 10% de la enfermedad en el país.


Información Técnica sobre la Enfermedad:

El tracoma es  una enfermedad infecciosa del ojo que  conlleva a la ceguera provocada por la bacteria  Chlamydia Trachomatis, la cual se transmite del ojo de una persona infectada a otras personas a través de los dedos, moscas, y el contacto con ropas y toallas  que son compartidas. Evoluciona desde una inflamación folicular, una conjuntivitis ‘crónica’ hasta  producir finalmente ceguera irreversible. El tratamiento y prevención de la enfermedad consiste en tratamiento antibiótico, cirugía, educación en hábitos higiénicos, mejoras ambientales, y provisión de agua limpia.

Algunas enfermedades como leishmaniasis, Enfermedad de Chagas, geohelmintiasis, tracoma y oncocercosis se les llama “enfermedades olvidadas, desatendidas, o postergadas” debido a que reciben poca atención o ninguna por los medios y países, trayendo como consecuencia que no sean incluidas entre las prioridades de la salud pública. Estas enfermedades la sufren las poblaciones más pobres, residentes en zonas rurales remotas, barrios suburbanos marginales o zonas de conflicto.

Las enfermedades tropicales desatendidas afectan a cerca de 1000 millones de personas, y en particular a las poblaciones pobres residentes en zonas de clima tropical y subtropical.

Última actualización el Miércoles 23 de Febrero de 2011 12:11