Día Mundial de la Salud Mental: La depresión, una crisis global

Imprimir Correo electrónico

Ciudad de Guatemala, 9 de octubre de 2012. Los trastornos mentales tienen una alta prevalencia a nivel mundial y contribuyen de manera significativa a la morbilidad y discapacidad, así como a la mortalidad prematura. En los países con ingresos bajos y medios bajos se estima que la brecha en materia de tratamiento es superior al 75%, es decir que 3 de cada 4 personas con trastorno mental no reciben tratamiento adecuado.

Desde hace 20 años y por iniciativa de la Federación mundial de salud mental con la colaboración de la Organización Mundial de la Salud, se celebra cada 10 de octubre el Día mundial de la salud mental. Cada año se trabaja sobre un tema prioritario y este año la celebración se centra en el tema “Depresión: una crisis global”. La depresión es un trastorno mental muy común que puede tener consecuencias severas.  Sin embargo, puede ser tratado con éxito.  En los casos en los que no se recibe tratamiento, puede ser causa de  peligrosidad para si mismo o para terceros y llevar potencialmente al suicidio.

En Guatemala, la información disponible muestra que uno de cuatro guatemaltecos mayores de 18 años, ha padecido al menos un trastorno mental en su vida y en general, solamente el 2.3% de la población guatemalteca ha consultado con algún profesional en salud (según la Encuesta Nacional de Salud Mental, USAC, 2010) por emociones o problemas de salud mental. En términos generales los trastornos de ansiedad constituyen el grupo de trastornos más frecuente que afecta a la población guatemalteca,  mientras que los trastornos del humor ocupan el segundo lugar, afectando a un 8% de la población, siendo en este grupo los trastornos depresivos los más comunes.

Datos disponibles indican que para el 2020, la depresión será la segunda causa principal de causa de  discapacidad y para el 2030 será la principal responsable de carga de enfermedad.  La depresión contribuye de manera significativa a la carga global de enfermedad y afecta a todos sin distinción económica, étnica o de otro tipo. Constituye una de las causas principales  de discapacidad a nivel mundial y se estima que  afecta a 350 millones de personas. Para América Latina y el Caribe, el 21% de la carga total de enfermedad corresponde a trastornos neurológicos y mentales y de este porcentaje, el 45% corresponde  principalmente a dos problemas: depresión y trastornos vinculados al consumo de alcohol. En cuanto a los años de vida perdidos por discapacidad (YLD), el 39% corresponde a casos de neuropsiquiatría. Los trastornos depresivos pueden comenzar a temprana edad, reducen el funcionamiento y frecuentemente son recurrentes. 

La salud mental, es parte importante de la atención integral en salud.  La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) acompaña técnicamente al país para reducir la brecha en el tratamiento de los trastornos mentales, promoviendo la implementación de servicios de atención de salud mental en la atención primaria de salud, y favoreciendo la capacitación tanto de personal especializado, como no especializado de salud.

Se prioriza, además, la elaboración y fortalecimiento de políticas y estrategias integrales referentes a la promoción de la salud mental, la prevención de los trastornos mentales y la identificación temprana, atención,  apoyo, tratamiento y recuperación de las personas con trastornos mentales.

No hay salud, sin salud mental.

Enlaces para consulta:
 http://www.wfmh.org/index.html
http://www.who.int/mediacentre/events/annual/world_mental_health_day/en/index.html

Última actualización el Martes 09 de Octubre de 2012 14:14