Evaluación OMS

Imprimir Correo electrónico

Guatemala evalúa avances y desafíos en la  implementación del Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud

Guatemala, 12 de mayo de 2010. La Misión Evaluadora del cumplimiento del Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reúne hoy en Guatemala con entidades públicas,  organizaciones de la sociedad civil y la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) para monitorear los avances  y las brechas en la implementación de la regulación del tabaquismo.

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), ente rector para el control y prevención del tabaco,  ha solicitado el apoyo de la Misión para identificar brechas, así como la búsqueda de soluciones y recursos para implementar el Convenio Marco.

El Convenio Marco para el Control de Tabaco impulsado  por la Asamblea Mundial de Salud es el primer tratado internacional de salud pública. Su objetivo de reducir las muertes causadas por el tabaco, a partir de una evidencia científica que prueba que el consumo y la exposición al tabaco causan muerte, enfermedad y discapacidad en millones de personas en el mundo. 

Este convenio busca proteger a generaciones presentes y futuras de las consecuencias de salud, sociales, ambientales y económicas; establecer medidas para controlar la epidemia del tabaquismo, las cuales deben aplicar los Estados a fin de reducir la prevalencia del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco. Actualmente 168 países son signatarios de este Convenio Marco, entre ellos Guatemala, que ratificó su adhesión a este tratado mediante el Decreto 80-2005.

“Guatemala es uno de los cuatro países en la región de las Américas que ha consolidado avances importantes en la lucha a la epidemia de tabaco, estableciendo medidas a favor de ambientes libres humo de tabaco - manifestó Pier Paolo Balladelli, Representante de la Organización Panamericana de la Salud en Guatemala (OPS/OMS). Además, - destacó el funcionario - a través del compromiso de la sociedad civil, organizada en el Consejo Nacional para la Prevención y Control de Tabaco, se ha logrado defender y mantener vigentes estos instrumentos legales, a pesar de intentos de la industria tabacalera de acabar con ellos’’.

Los principales avances legales en Guatemala lo constituyen el Decreto 80-2005, que establece obligaciones a diferentes sectores de gobierno, y el Decreto 74-2008 Ley de Creación de los Ambientes Libres de Humo de Tabaco, una medida orientada a proteger la salud de fumadores pasivos, de  fumadores y jóvenes la cual indirectamente incide también en el consumo de tabaco. El Código de Salud contempla medidas parciales, como por ejemplo, las relacionadas con la  promoción y publicidad de productos de tabaco y venta a menores de edad. 

Actualmente se está estudiando propuestas para incluir en las cajetillas de cigarrillo imágenes y gráficas sobre los efectos del tabaco como medida de desincentivo. La OPS/OMS continuará con el acompañamiento técnico con el Ministerio de Salud y otras instituciones del Estado  para acelerar el paso en el cumplimiento del Convenio Marco para el Control del Tabaco, así también con la sociedad civil, quienes han mostrado liderazgo y compromiso para colocar en la agenda pública este tema; y entidades como la Universidad de San Carlos y el Colegio de Médicos.

Información técnica sobre el consumo de tabaco:

El informe Mundial de la OMS sobre la epidemia mundial del tabaquismo (2008) destaca el viraje del tabaquismo en países desarrollados hacia países en vías en desarrollo, en los que se prevé para 2030 un 80% del total de defunciones anuales, de una cifra de más de ocho millones por año. Lo más preocupante es que el aumento de consumo de tabaco se registra en los jóvenes.

Este informe también destaca que el 5% de la población mundial  vive en países que protegen plenamente a su población del tabaco,  aplicando algunas de las medidas decisivas que permiten reducir las tasas de tabaquismo, esto a través de una legislación completa sobre el humo de tabaco, y donde se ha adoptado una prohibición total de la publicidad y la promoción del tabaco a nivel nacional. Solo 15 países, que representan el 6% de la población mundial, exigen que los envases de tabaco lleven advertencias gráficas.

El tabaco, a pesar de ser un producto socialmente aceptable contiene más de 4000 sustancias tóxicas, al menos 40 de ellas son cancerígenas, contiene formol, utilizado para conservación de cadáveres; acetona, removedor esmalte de uñas; naftalina, veneno de cucarachas; amonio, desinfectante de pisos y baños; y nicotina, cuyo poder adictivo es tan grande como el de la cocaína o heroína.

Es la segunda causa principal de mortalidad en el mundo.  Según la OMS provoca uno de cada 10 defunciones de adultos en todo el mundo, es causa de 6 de las 8 principales de muerte a nivel mundial.  El 80-90% de los fumadores iniciaron antes de los 20 años.

Más información>>Iniciativa Liberarse del Tabaco


 

Última actualización el Jueves 17 de Junio de 2010 18:37