PROPUESTA

Imprimir Correo electrónico

El Módulo Sanitario Familiar de Rápida Instalación es una alternativa para mantener la higiene en las viviendas en casos de emergencias

 Guatemala, 23 de diciembre de 2010. La región de las Américas han sido sacudidas en los últimos meses por desastres naturales que han puesto en aprietos a las poblaciones más pobres, poniéndolas en riesgo de contraer enfermedades ante la falta de agua y saneamiento, como una alternativa para mantener la higiene en el hogar en casos de emergencia, hoy fue presentado en la Universidad de San Carlos el Módulo sanitario Familiar de Rápida Instalación.

Lo novedoso de este módulo es que integra todos los componentes de agua y saneamiento: abastecimiento de agua segura, disposición  adecuada de excretas y basura, facilidades para la higiene personal y de alimentos,   y material educativo para el usuario, entre otros. Es de bajo costo y la instalación de la infraestructura tarda dos días.

“Esta infraestructura de rápida instalación es una iniciativa de la Organización Panamericana de la Salud como un aporte para atender la emergencia sanitaria de Haití (derivada del terremoto y de la epidemia del Cólera), pero a futuro también se puede implementar en los países de Centro América”, explicó Pier Paolo Balladelli, Representante de la OPS/OMS en Guatemala.

El Modulo Sanitario Familiar es de material prefabricado y su instalación debe ser en viviendas que no cuentan con servicios básicos de agua y saneamiento o  en terrenos donde las familias han perdido sus casas. El objetivo de la Representación de la OPS/OMS en Guatemala es disponer  de los materiales a bajo costo y de fácil transporte, y para ello disminuir el riesgo de transmisión del Cólera en el país caribeño.

“Lo interesante es que esta infraestructura permite  en forma simultanea el abastecimiento de agua de lluvia, de carro cisterna,  agua subterránea y acueducto. Es una forma fácil para que la gente pueda bañarse, lavar su ropa y obtener agua segura para el consumo”, destacó Balladelli.

La propuesta de la implementación de esta infraestructura también permite acuerdos previos para disponer del material en casos de emergencia en cualquiera de los países de la región. La infraestructura consta de inodoro, lavamanos-lavadero, filtro de agua casero y comunitario, ducha, además las aguas usadas se disponen en forma ecológica in situ mediante la filtración en el terreno.

Según Guillermo Orozco, coordinador del Área de Incidencia en los Determinantes de la Salud, este módulo puede ser utilizado por una familia pero en casos de emergencia la infraestructura puede servir en promedio para 40 personas. El filtro comunitario puede servir de uso hasta para 100 personas. “Esta propuesta también incluye tres manuales  básicos para ser adaptados según las costumbres de cada región y país, los cuales se refieren a la instalación,  mantenimiento, y educación sanitaria familiar”.

La Escuela Regional de Ingeniería Sanitaria de la Universidad de San Carlos trabaja en conjunto con la OPS/OMS en la realización de estudios e investigaciones que permitan reforzar la propuesta.

Última actualización el Miércoles 12 de Enero de 2011 17:54