Organización Panamericana de la Salud. Honduras

Skip to content



Destacados

Las noticias más recientes

Reunión de alto nivel de la Asamblea General de la ONU sobre Enfermedades Crónicas no Transmisibles (ENTS)

nullEste año por primera vez en la historia la atención mundial está centrada en las enfermedades crónicas no transmisibles (ENCT), debido al alarmante crecimiento de estas enfermedades en todo el mundo ya que para el 2001 se calcula que han causado aproximadamente un 60% del total de 56.5 millones  de muertes notificadas en el mundo, y un 46% de la carga mundial de enfermedad, se prevé que esta carga aumentará a un 57% para el 2020. 

La mitad de las ECNT son atribuibles a enfermedades  cardiovasculares, obesidad, diabetes, está ultima mostrando tendencias preocupantes, porque esta afectando no solo a una gran parte de la población,  sino porque ha comenzado a aparecer en etapas cada vez más tempranas de la vida.

Del 19 al 20 de Septiembre 2011, la oficina de las Naciones Unidas debatirá on los jefes de estado lo que se puede hacer para mejorar la prevención y control de las ECNT que de acuerdo al Secretario General de la ONU Ban –Ki-Moon, esta será una reunión que promoverá que el mundo actúe para controlar las ECNT.

Cuatro son los factores de riesgo que contribuyen a más de 36 millones de muertes cada año: consumo de tabaco, dieta poco saludable, inactividad física y consumo nocivo de alcohol, se agrega el sobrepeso y obesidad. De estás muertes, 9 millones  ocurren antes de los 60 años, mientras  otros muchos millones sufren de las consecuencias de estas enfermedades.

Las ECNT van más allá de la salud individual. Conforme los costos catastróficos están afectando a los hogares, los gastos sanitarios para la población y el creciente costo en medicamentos, hospitalizaciones y tecnología ya están teniendo un impacto devastador que resulta insoportable para cualquier sistema de salud y a nivel global, los progresos en la reducción de la pobreza y para los  Objetivos de Desarrollo del Milenio, se ven amenazados.

Esta es una epidemia global que afecta a todos y en todos los lugares. Hombres, mujeres, jóvenes y ancianos, ricos y pobres, todos están en riesgo.

Pero es en los países de bajos y medios ingresos donde la gente se ve más afectada, ya que la protección contra los riesgos y consecuencias de las ECNT son menores. Nueve de cada diez personas que mueren por enfermedades crónicas provienen de países con bajos y medios ingresos, esto conlleva serias consecuencias en la productividad y economía de un país.

Pero no todo son malas noticias, muchos de los riesgos y de las consecuencias de las ECNT son prevenibles. Medidas para la reducción de tabaco tal como lo plantea la ley Marco de Control de Tabaco recién aprobada en el país, así como prevención del uso nocivo de alcohol, reducción del contenido de  la sal en los alimentos para apoyar la disminución de la presión arterial, son medidas sencillas y realistas que pueden hacerse. Existen  esfuerzos institucionales para mejorar el acceso a tratamiento de diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo para tener éxito en este planteamiento se necesitará el compromiso de todos los sectores y de la sociedad como un todo, con el liderazgo de todos los gobiernos. El sector salud puede reunir evidencia sobre el daño incluyendo el costo social, pero el sector salud no puede hacerlo todo, depende de otros sectores para que se introduzcan políticas y legislaciones y se proteja a los ciudadanos del consumo activo y pasivo del tabaco, mejorar el régimen alimentario, formular políticas de comercio y del sector de educación. En Honduras existe  la necesidad de priorizar las ECNT en un programa político y de salud pública; que se considere a la vigilancia un elemento esencial; reorientar los sistemas de salud a fin de que respondan a las necesidades de las personas que padecen afecciones crónicas; y tomar nota de la función esencial que tiene la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades. Por esta razón, el Dr. Arturo Bendaña, Secretario de Salud ya confirmó la asistencia a la Reunión de Alto Nivel de Naciones Unidas.

Situación de los factores de riesgo proximales o individuales[1]

Tabaco: Aun cuando el uso de tabaco y sus subproductos está disminuyendo en países desarrollados, su uso se está incrementando mundialmente, con más de 80% de los fumadores viviendo ahora en países con ingresos bajos y medios. El uso de tabaco mata a 5.4 millones de personas al año, o sea, una de cada 10 muertes mundialmente, siendo más evidente que la exposición al humo de cigarrillo de segunda mano incrementa el riesgo cardiovascular.

Factores dietéticos: Según la OMS y FAO, los factores dietéticos más importantes para reducir el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular son: reducción del consumo de grasa saturada, la ingesta de ácidos grasos trans, los altos niveles de sodio, el sobrepeso y consumo excesivo de alcohol Por otro lado el incremento del consumo de ácido linoleico, pescado, aceite de pescado, verduras, frutas y potasio ayuda a prevenir estos riesgos.

Actividad Física: La OMS y FAO ha resaltado la importancia de la actividad física como factor determinante de obesidad, enfermedad cardíaca y diabetes. Además, se ha asociado con una disminución del riesgo de depresión y mejoría en la función cognitiva.

Obesidad y sobrepeso: En las últimas décadas ha habido un incremento dramático en la prevalencia de obesidad y sobrepeso en países desarrollados y en vías de desarrollo, aún donde la desnutrición continua siendo un problema. La OMS y FAO han concluido que la obesidad y sobrepeso confieren un alto riesgo cardiovascular y diabetes y esta asociación entre sobrepeso y obesidad.

Factores Psicosociales y Salud Mental: Los factores psicosociales, como la depresión, ansiedad, enojo, hostilidad, estresantes de vida agudos y crónicos y falta de apoyo social se han asociado consistentemente con el desarrollo y progreso de las enfermedades cardiacas. De todos los factores psicosociales identificados, la depresión es el que más se ha documentado y estudiado.

Urbanización: La urbanización es probablemente el segundo cambio demográfico más importante que está ocurriendo en el mundo, después del envejecimiento poblacional mostrando un incremento en las tendencias asociadas con un mayor riesgo cardiovascular.

Globalización: ha llevado a importantes avances en la calidad de vida para millones de personas y al mismo tiempo ha acarreado importantes consecuencias que han conducido a estilos de vida y patrones de consumo poco saludables como la rápida dispersión y adopción de la dieta “occidental”

Facebook: http://www.facebook.com/PAHONCDs

Facebook OPS-OMS Honduras

Video: OPS-UNete a la lucha contra las ENT

http://www.youtube.com/watch?v=L9IM6lpQlkw&feature=player_embedded



[1] Fuster, V. Risk factors of cardiovascular diseases en: “Promoting Cardiovascular Health in the Developing World” Institute of Medicine, 2010.

 

 

 
PALTEX Honduras
Guía para el diagnóstico, tratamiento, prevención y control del dengue

Edificio Imperial, 6o.y 7o.piso, Avenida República de Panamá, Frente a la Casa de Naciones Unidas,
Tegucigalpa, M.D.C., Honduras
Apartado Postal 728, Tegucigalpa MDC, Honduras
Tel.: +504 2221-6091; +504 2221-6098; 
Fax: +504 2221-6103   www.paho.org/hon    email e-mail@hon.ops-oms.org