Skip to content

Bookmark and Share



En 1990, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) desarrolló una iniciativa diseñada para reestructurar la atención psiquiátrica en todas las Américas. En el corazón de la iniciativa se encontraba la promoción y la protección de los derechos humanos de las personas con discapacidad mental. Poco tiempo después, la OPS reunió a legisladores, profesionales de la salud mental, líderes en derechos humanos y organizaciones de personas con discapacidad para avanzar la reforma de la atención psiquiátrica en toda la Región. Los participantes adoptaron la “Declaración de Caracas”.

Desde entonces, la OPS ha utilizado un enfoque de derechos humanos en su colaboración técnica con relación a distintas áreas.  Por ejemplo, la OPS ha realizado actividades de capacitación en colaboración con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para promocionar y proteger el derecho al goce del grado máximo de salud que se pueda lograr y otros derechos humanos relacionados de las personas que viven con el VIH, con discapacidad, con problemas de salud mental, en el contexto de la salud de los pueblos indígenas, de la salud de las personas mayores, de los (as) adolescentes y de las personas expuestas al humo de tabaco ajeno, entre otras.   Estas estrategias de OPS sobre derechos humanos y salud tienen como principal objetivo la diseminación y promoción de las normas y estándares internacionales de derechos humanos entre líderes comunitarios, usuarios de los servicios de salud, defensorías de derechos humanos, profesionales médicos, jueces y tomadores de decisiones gubernamentales, entre otros.

La OPS, como la agencia especializada para la salud en las Américas de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y de la OEA, tiene un papel central que desempeñar en la promoción y la protección del derecho al goce del grado máximo de salud que se pueda lograr y en la vinculación de este derecho con otros derechos humanos. La OPS promociona y protege la salud como un derecho humano de conformidad con la Constitución de la OMS, los tratados internacionales de derechos humanos y las Constituciones nacionales de sus Estados Miembros.    En 1946 la Constitución de la OMS reconoció que “el goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social”.

Última actualización el Lunes 20 de Julio de 2009 08:15

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.