Skip to content



Hechos Clave:

  • El tabaco mata hasta la mitad de sus usuarios.
  • Las más de cinco millones de muertes anuales podrían subir a más de ocho millones para el 2030 a menos que se tomen medidas urgentes para controlar la epidemia de tabaquismo.
  • Más de 80% de los mil millones de fumadores del mundo viven en los países deingresos bajos y medianos.
  • El consumo total de los productos de tabaco está aumentando a nivel mundial, aunque está disminuyendo en algunos países de ingresos altos y mediano-altos.

Principal causa de muerte, enfermedad y empobrecimiento

El consumo de tabaco es una de las mayores amenazas de salud pública a las que el  mundo se ha enfrentado.   Mata más de cinco millones de personas por año – un promedio de una persona cada seis segundos – y da cuenta de una decada diez defunciones en adultos.   Hasta la mitad de los usuarios actuales eventualmente morirán de una enfermedad relacionada con el tabaco.  

Más de 80% de los mil millones de fumadores mundiales viven en los países de ingresos bajos y medianos, donde la mortalidad y  la carga de la enfermedad relacionada con el tabaco son más pesadas.  

Los usuarios del tabaco que mueren prematuramente privan a sus familias de ingresos, aumentan los costos de la atención de salud y obstaculizan el desarrollo económico.  

En algunos países, los niños de las familias pobres son empleados con frecuencia en el cultivo de tabaco para proporcionar ingresos a la familia.   Estos niños son especialmente vulnerables a la "enfermedad del tabaco verde", que es causada por la absorción de la  nicotina a través de la piel durante la manipulación de las hojas de tabaco húmedas.  

Un asesino imperceptible

Dado que hay un retraso de varios años entre el momento en que las personas comienzan a consumir tabaco y la aparición de problemas de salud, la epidemia de enfermedad y muerte relacionada con el tabaco acaba de empezar.

  • El tabaco causó 100 millones de defunciones en el siglo XX. Si siguen las tendencias actuales, causará hasta mil millones de defunciones en el siglo XXI.
  • Si no se controla, las defunciones relacionadas con el tabaco aumentarán a más de ocho millones por año para el 2030. Más del 80% de esas defunciones ocurrirán en los países de ingresos bajos y medianos.

La vigilancia es clave:

Un buen monitoreo permite hacer un correcto seguimiento del tamaño y el carácter de la epidemia, e indica cuál es la mejor manera de adecuar las políticas.   Dos terceras partes de los países – más de cuatro de cada cinco de ellos de ingresos bajos y medianos – no tienen ni siquiera información mínima acerca del consumo de tabaco.  

El humo de tabaco ajeno mata:

El humo de tabaco ajeno es el humo que llenalos restaurantes, las oficinas u otros espacios cerrados cuando las personas encienden productos de tabaco tales como: los cigarrillos, los bidis y las pipas deagua.   No hay ningún nivel seguro de exposición al humo de tabaco ajeno.

Todas las personas deben poder respirar aire sin humo de  tabaco. Las leyes de ambientes 100% libres de humo de tabaco  protegen la salud de no fumadores, son populares, no dañan los negocios y alientan a los fumadores a abandonar el consumo de tabaco.

  • Sólo el 5.4% de las personas a nivel mundial está protegido por leyes nacionales integrales de ambientes libres de humo de tabaco.
  • En el 2008, el número de personas protegidas de la exposición al humo de tabaco ajeno ha aumentado un 74%. Actualmente son 362 millones de personas en comparación con los 208 millones que lo estaban en el 2007.
  • De las 100 ciudades más populosas, 22 son libres de humo de tabaco.
  • En 2004, los niños y niñas representaron el 28% de las muertes atribuibles al humo de tabaco ajeno.
  • Más de 40% de los niños tienen al menos un padre fumador.
  • El humo de tabaco ajeno causa 600.000 defunciones prematuras por año.
  • En el 2004, los niños representaban 28% del total de las defunciones atribuibles al humo de tabaco ajeno.
  • Hay más de 4.000 productos químicos en el humo del tabaco, de los cuales al menos 250 son perjudiciales y más de 50 causan cáncer.
  • En los adultos, la exposición al humo de tabaco ajeno causa enfermedades graves cardiovasculares y respiratorias, incluidas la cardiopatía coronaria y el cncer de pulmón. En los lactantes, causa muerte súbita. En las embarazadas, causa el nacimiento de niños de bajo peso.

Los consumidores de tabaco necesitan ayuda para abandonarlo:  

Los estudios muestran que pocas personas comprenden los riesgos específicos para la salud que implica el consumo de tabaco.   Por ejemplo, una encuesta delaño 2009 en China reveló que sólo el 37% de los fumadores sabía que el tabaquismo es causa de cardiopatía coronaria y sólo el 17% sabía que es causa de accidente cerebro-vascular.

La mayoría de los fumadores que son conscientes de los peligros del tabaco quieren abandonar el consumo. La consejería y la medicación pueden más que duplicar las oportunidades de que un fumador deje el tabaco con éxito.  

  • Solo 17 países, representando 8.2% de la población mundial, cuenta con servicios de atención a la salud con cobertura nacional para apoyar la cesación.
  • El 29% de los países de bajos ingresos y el 8% de los países de ingreso mediano no tienen disponibilidad alguna de ayuda para la cesación.

Las advertencias mediante imágenes funcionan:

Una publicidad anti-tabaco dura y advertencias sanitarias gráficas en el empaquetado – especialmente aquellas que incluyen imágenes –  reducen la cantidad de niños que empiezan a fumar y aumentan el número de los fumadores que dejan el consumo.  

Los estudios llevados a cabo después de la implementación de las advertencias sanitarias con imágenes en Brasil, Canadá, Singapur y Tailandia sistemáticamente revelan que dichas advertencias aumentan significativamente la conciencia de la población sobre los daños del consumo de tabaco.  

  • Aunque las imágenes en las advertencias del empaquetado del tabaco son un desincentivo más potente que las palabras, solo 19 países, representando el 24% de poblacin del mundo, obligan a incluir este tipo de advertencias gráficas.
  • Solamente 15 países, representando el 7.6% de población del mundo, cumplen las estándares más altos para las advertencias gráficas, que incluyen que las mismas sean a color y cubran al menos la mitad tanto del frente como del dorso de los paquetes de productos de tabaco.

Las prohibiciones de la publicidad bajan en consumo:

Las prohibiciones de la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco pueden reducir su consumo.  

  • Sólo 26 países, representando el 8.8% de población mundial, tienen prohibiciones integrales nacionales de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco.
  • El 27% de la población del mundo vive en países que no prohíben la distribución gratuita de productos de tabaco.

Los impuestos desalientan el consumo de tabaco:

Los impuestos a los productos de tabaco son lamanera más eficaz para reducir el consumo, especialmente entre los jóvenes y las personas pobres.   Un aumento de los impuestos que incremente el precio del tabaco en un 10% disminuirá el consumo cerca del 4% en los países de ingresos altos y hasta 8% en los países de ingresos bajos y medianos.  

  • Sólo 21 países, representando el 6.2% de población mundial, tienen una tasa impositiva al tabaco mayor del 75% del precio de la venta al por menor.
  • En los países con información disponible, los ingresos tributarios provenientes del tabaco son 173 veces mayores que el gasto en control del tabaco en dichos países.

La respuesta de la OMS:

La OMS está comprometida a combatir la epidemia de tabaquismo a nivel mundial.  El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco entró en vigor en febrerodel 2005.   Desde entonces, se haconvertido en uno de los tratados más ampliamente apoyados en la historia delas Naciones Unidas, con casi 170 Partes que cubren al 86% de población mundial.  

El Convenio Marco de la OMS es la herramienta de control del tabaco más importante de la OMS y es un hito en la promoción dela salud pública.   Es un tratado basado en datos probatorios que reafirma el derecho de las personas al estándar más alto de salud, proporciona las dimensiones legales para la cooperación internacional en salud y fija altos estándares para el cumplimiento.  

En el 2008, la OMS introdujo el paquete de medidas de control de tabaco MPOWER para contrarrestar aun más la epidemia y para ayudar a los países a implementar el Convenio Marco de la OMS. Las seis medidas MPOWER son:  

•  M (Monitor)      Vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención

•  P  (Protect)      Protegera las personas del humo de tabaco ajeno

•  O  (Offer)         Ofrecer ayuda para dejar del consumo de tabaco

•  W (Warn)         Advertir acerca de los peligros del tabaco

•  E  (Enforce)      Hacer cumplir las prohibiciones de la publicidad,

                               promoción y patrocinio del tabaco

 •  R (Raise)         Aumentarlos impuestos sobre el tabaco.  

 



Última actualización el Viernes 08 de Abril de 2011 06:59

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.